Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Lugares extraños que encontraron los famosos para guardar sus Óscar

6118
56k

Los Óscar son un reconocimiento invaluable para las celebridades que, tras un arduo esfuerzo, logran recibir un prestigioso premio que quedará en la memoria de los espectadores por años. Y aunque la mayoría de los mortales, si ganamos un premio importante, seríamos capaces de trasladarlo al sitio más visible de la casa para que todos lo vean o para que nosotros mismos podamos verlo a menudo, lo cierto es que hay algunas personas que son la excepción y, tras recibir un trofeo importante, conservan el recuerdo de una manera muy atípica.

Genial.guru ha escogido 17 casos de famosos que conservaron sus premios Óscar de formas tan extrañas que merecen una explicación.

1. Kate Winslet

Cuando Kate Winslet ganó el Óscar a mejor actriz por su actuación en la película de El lector, admitió en su discurso de agradecimiento que, cuando era pequeña, solía soñar frente al espejo con esa estatuilla: “Bueno, ¡ahora no será una botella de champú!”, dijo a modo de chiste. Pero, al parecer, estaba muy acostumbrada a soñar con ese momento en el baño, ya que decidió que el mejor sitio para guardar su galardón sería esa habitación. Al momento de justificar su decisión, afirma que en realidad es para otorgarle un momento de diversión a sus invitados: “El punto es que todo el que vaya al baño lo tome y diga ’Me gustaría agradecer a mi hijo y a mi padre’. Y siempre se puede saber cuando alguien lo ha hecho, porque se quedan allí un poco más y después salen con las mejillas ligeramente sonrosadas”. Bueno, si a ella le fue tan bien practicando por diversión, tal vez no sea una idea tan descabellada, ¿cierto?

2. Susan Sarandon

Otra actriz que no encontró mejor sitio que el baño en su modesta casa para guardar su Óscar por interpretar a una monja en la película Pena de muerte es Susan Sarandon, que hasta publica las fotos en su Twitter personal. Y no solo está su Óscar, sino también otros trofeos y certificados, los cuales se pueden mirar con detenimiento en una visita a su sanitario.

3. Carly Simon

¿Pero qué tendrán de bueno los baños para querer guardar una estatuilla de oro allí? Bueno, la cantante Carly Simon, quien ganó un Óscar a la mejor canción, respondió al misterio afirmando que: “El estante junto a mi bañera parecía el lugar perfecto porque no estaba demasiado escondido, demasiado disponible y era personal. Está con mi champú, piedras pómez, aceites de baño, una hermosa jabonera de plata y cualquier té que traiga cuando pueda bañarme. El Óscar parece que pertenece allí, como si pudiera quitarle la cabeza, verter su contenido sobre mi cabello y darme un buen lavado”.

4. Timothy Hutton

Tal vez el baño no sea el sitio en el que pensaron los creadores del galardón para guardarlo, pero ciertamente es mejor que el lugar que escogió Timonthy Hutton. Tras ganar la codiciada estatuilla por su actuación en Gente como uno, no encontró mejor lugar que el refrigerador, y la decisión no se debe a querer dejar el trofeo fresco e inalterable por el tiempo, sino a una broma de su hermana: “Hace unos años, mi hermana y yo estábamos celebrando una fiesta en mi casa en el norte de Nueva York. Pensó que sería divertido poner el Óscar en el refrigerador para que la gente lo viera al abrirlo para tomar algo. Todavía está allí”.

5. Jared Leto

Un sitio algo similar escogió Jared Leto, quien guarda su premio en la cocina. “¡El Óscar está sentado en mi cocina, custodiado por un poco de mantequilla vegana y una bolsa de palomitas de maíz! (...) Sabes, terminan en la cocina porque ese es el primer lugar al que voy cuando llego a casa. Bajas las llaves y te quitas la chaqueta... y pones tu Óscar en la cocina”. Bueno, si existen personas que prefieren mirar televisión mientras comen, algunos pueden mirar su estatuilla. ¿Por qué no?

6. Anna Paquin

Anna Paquin tenía once años cuando ganó un Óscar por su actuación en la película La lección de piano, y al no querer llamar la atención de sus amistades por su galardón, no encontró mejor lugar que guardarlo con sus zapatos. Cuando le preguntaron dónde lo conservaba, respondió con honestidad: “Lo guardo junto a mis botas en la parte de atrás de mi armario. No lo muestro porque mis amigos pensarían que tienen que halagarme y no quiero ese tipo de atención. Solo soy una adolescente que ama la música y la ropa vintage y quiere aprender a ser fotógrafa”. Sin dudas, fue un gesto muy humilde para alguien de su edad, pero esperamos que con el pasar de los años lo haya dejado en algún sitio más visible que en su armario escondido entre tantos calzados.

7. Whoopi Goldberg

Si entregaran un Óscar al peor sitio donde se conservó la estatuilla sería para la actriz que lo dejó en la basura. Pero tranquilos, fue un accidente. Según contó Whoopi, quien ganó un premio como mejor actriz de reparto en Ghost, la sombra del amor, guardó su premio con mucho cariño y lo envió a la Academia para que lo restauraran años después, pero su sorpresa fue inmensa cuando, al devolverle el correo la caja donde estaba el premio, supuestamente ¡estaba vacía! Por accidente, había sido arrojado a la basura en el aeropuerto de Canadá. Afortunadamente, un guardia lo vio y se lo regresó, la actriz afirma que su premio nunca, jamás, volverá a salir de su casa.

8. Tilda Swinton

Los actores antes mencionados por lo menos guardaron el trofeo en su casa, pero la actriz Tilda Swinton, desde el momento en que recibió el Óscar, avisó en su discurso que se lo regalaría a su agente, ya que tenía la misma cara y trasero que él. Y además de volver los atributos físicos de su agente mundialmente famosos por el discurso, también afirmó que, en su hogar, tener un Óscar no es la gran cosa: “En mi casa, ni siquiera reconocen su forma. Ni siquiera tenemos televisión. Estaban tan intrigados con él, como si se hubiesen encontrado con un pepino sobre la mesa y les dijeran: ’Esto es interesante’”.

9. Geena Davis

Tranquilos, algunas personas han rendido tributo a su trofeo de una manera muy honorífica, tal vez demasiado exagerada, como Geena Davis, quien al haberlo ganado tras su actuación en El turista accidental, admitió que “Lo he consagrado en una pagoda. Incluso lo he tenido detrás de cuerdas de terciopelo”.

10. Jennifer Hudson

Bueno, si consagrarlo a una pagoda puede sonar extremo, ¿qué tal conseguirle un pedestal? ¡Porque eso fue exactamente lo que hizo Jennifer Hudson al recibir un Óscar por Soñadoras! “Compré un pedestal para él. De donde vengo, nadie ha visto un Óscar, así que dejo que la gente se tome fotos con él, pero no les permito tocarlo. Lo siento por ellos, no se toca, es el máximo honor, y debo protegerlo”, contó orgullosa.

11. Goldie Hawn

La actriz, quien ganó un Óscar en 1970, contó que lo guarda en su sala de meditación. “Mi premio está en la sala donde estudio y practico meditación”, dijo. Lo que hace que una persona normal se pregunte, ¿y por qué simplemente no lo guarda en una estantería? Bueno, según explicó, la razón es muy sencilla: “Las salas de trofeos son lo opuesto a mí. Los premios son historia, esa es mi filosofía”.

12. Cuba Gooding Jr.

El actor se ganó un merecido Óscar por su interpretación en la película Jerry Maguire, seducción y desafío, donde dijo su icónica frase “Muéstrame el dinero”. Bueno, ahora lo que muestra es su trofeo en la sala de proyección de su hogar. Puede no ser la gran cosa, pero al principio, lo guardaba en su gabinete de vinos, en el que su buen mantenimiento dejó muy disconforme al actor:

“En nuestra antigua casa en Coldwater, teníamos un gabinete de vino, y lo pusimos allí, detrás del vidrio en uno de los estantes. El gabinete tenía temperatura controlada debido al vino, por lo que el Óscar se mantuvo completamente nuevo. Ahora que lo mantengo a la intemperie en mi sala de proyección, se ha empañado, lo cual es genial. Está empezando a envejecer y a tener carácter. Como yo”.

13. Emma Stone

Emma Stone no lo tiene en el baño ni llegó a consagrarlo a una pagoda, pero encontró un sitio muy especial donde guardar su Óscar, dárselo a alguien que lo cuidará como un tesoro mayor que cualquier cosa propia, su mamá: “Mi madre lo tiene”, contó.

14. Alicia Vikander

Otra celebridad que quiso prescindir de la responsabilidad de tener que cuidar de su propia estatuilla fue Alicia Vikander, quien, al ganarlo tras su actuación en La chica danesa, decidió dárselo a alguien más, pero no fue a su madre ni a algún familiar, sino ¡a la hija de un amigo!

“¡No he visto mi Óscar desde la noche en que lo recibí! Recientemente me mudé y, debido a que he estado trabajando tanto, lo entregué a un amigo en Los Ángeles (...) Su hija me ha estado enviando fotos para demostrar que lo está cuidando bien, ¡me encantan las pequeñas actualizaciones de su parte!”. Bueno, si ella está conforme con la relación a distancia con su estatuilla, está bien, pero esperamos que cuando su jornada laboral sea estable, se sienta capaz de sentar cabeza y llevar su estatuilla a vivir a su casa.

15. Jordan Peele

Está bien, no es un actor, sino el guionista de la película ¡Huye! que ganó un Óscar al mejor guion, y decidió conservar su trofeo frente a la icónica silla en la que el protagonista Chris es hipnotizado. Tal vez una persona normal lo pensaría dos veces antes de aceptar sentarse allí a tomar el té.

16. Olivia Colman

Cuando se le preguntó a la actriz dónde guardaría su Óscar, decidió conservarlo en un sitio que esté al alcance de sus sueños: “Lo pondré en la cama conmigo. Entre mi esposo y yo”. Vaya, esperamos que solo se haya tratado de una broma para hacer reír a su esposo (y esperamos también que él se haya reído).

17. Javier Bardem y Penélope Cruz

Javier Bardem y Penélope Cruz han querido hacer que la guarida de sus respectivas estatuillas sea un “secreto”. Pero al menos han dejado algunas pistas: “¿Dónde los guardamos? En un lugar que no es tan obvio, que podemos ver con el rabillo del ojo, así que es como si no estuvieran allí; y si los extrañas, vas allí en secreto, lo guardas, luego regresas a la sala de estar”. Y por todos los sitios compartidos en los ejemplos anteriores, podría estar desde en una pagoda hasta en un baño. ¡Las alternativas son infinitas y descabelladas!

Cuéntanos dónde guardarías un trofeo si ganaras uno. ¿O lo has ganado y ya le elegiste un lugar extraño?

6118
56k