19 Razones por las cuales Diana se ganó el título de “la princesa del pueblo”

La princesa Diana es una de las figuras públicas más fascinantes que han vivido en este planeta. A casi 24 años de su muerte, todavía seguimos hablando de ella. Y es que la llamada “princesa del pueblo” tenía ángel y mucho carisma, además de ser una mujer muy comprometida con todo lo que creía con el corazón.

Genial.guru le rinde honor a la memoria de la princesa que rompió todos los protocolos y esquemas para demostrarnos que la verdadera nobleza viene del alma.

  • Una “plebeya” que se convirtió en princesa. Aunque técnicamente el padre de Diana tenía el título de octavo conde de Spencer, ella no tenía aspiraciones de continuar con el legado de la nobleza, a pesar de haber sido criada en la aristocracia.
  • Diana tuvo una infancia difícil. Marcada por el divorcio de sus padres, Diana asistió al internado para niñas de West Heath, donde no sobresalió académicamente, pues le gustaban los deportes y la música. De hecho, reprobó dos veces sus niveles O (el equivalente aproximado de la escuela secundaria) y dejó el internado a los 16 años.
  • Fue niñera y maestra de jardín. Cuando se mudó a Londres a los 18 años, tuvo algunos trabajos al cuidado de niños, pues era algo que disfrutaba.
  • La futura princesa eligió su anillo de compromiso de un catálogo. El azul zafiro de la princesa Diana puede ser una de las piezas de joyería más reconocibles de la historia, y ella lo eligió de un catálogo, lo que quería decir que cualquier persona podía comprarlo. Esto molestó a la familia real, pues era imposible que los plebeyos tuvieran el mismo acceso a las joyas dignas de la realeza.
  • Modernizó el concepto de la realeza. Diana Spencer tenía solo 20 años cuando se casó con el príncipe Carlos, heredero de la corona de Gran Bretaña. Su boda fue transmitida para aproximadamente 750 millones de espectadores, que vieron la ceremonia del 29 de julio de 1981 por la televisión.
  • No incluyó la palabra ‘obedecer’ en sus votos matrimoniales. No solo rompió la tradición real, sino que sentó precedentes para que sus futuras nueras, Kate Middleton y Meghan Markle, tampoco lo hicieran en sus respectivas bodas.
  • Instauró la tradición del beso real en el balcón. Compartir un beso en el balcón del Palacio de Buckingham fue algo totalmente de Diana y Carlos, que nadie en la familia real había hecho antes, pues se sale del usual y rígido protocolo que la realeza debe seguir. Este gesto luego también sería repetido por sus hijos.
  • Era sensible, carismática y soñadora. Pronto las personas comenzaron a darse cuenta de que Diana era una mujer sencilla y bastante cercana. Le gustaba el ballet y se la veía más cómoda en las reuniones con personas civiles que en los eventos de la realeza.
  • Fue la primera persona de la familia real en dar a luz en un hospital. El 21 de junio de 1982, la princesa Diana rompió con la tradición real cuando recibió al príncipe William en el St. Mary´s Hospital de Londres. La costumbre era que los miembros de la familia real dieran a luz en el palacio. Además, Diana se mostró tal cual con su figura posparto.
  • Diana mostró un lado humano. Mientras los otros miembros de la familia real parecían inalcanzables, en cuanto Diana obtuvo el título de princesa, revolucionó la sensación fría y distante de la corona. Mientras las cámaras la seguían, Diana hablaba con personas trabajadoras, incluso con quienes habían perdido su hogar, y comenzó a involucrarse en actividades humanitarias.
  • Fue el primer miembro de la realeza en quitarles el estigma a las personas con VIH. Al estrecharle la mano a un enfermo de sida sin guantes, Lady Di realizó un icónico gesto y consiguió que las personas que padecían esta enfermedad fueran vistas como personas enfermas y nada más. Fue el inicio de una lucha contra la enfermedad que se convirtió en global.
  • Una madre presente y comprometida. La princesa Diana quería que sus hijos tuvieran una vida normal pese a las estrictas normas del palacio. No solo los dio a luz en un hospital público, sino que conforme crecieron, los animó a hacer las mismas actividades que cualquier niño: desde comer en McDonald´s hasta ir a esquiar o, incluso, pasear por las calles de Londres luego del colegio. O como cuando la princesa de Gales no dudó ni un momento en participar en la celebración del Día del Deporte de la Escuela Wetherby.
  • Fue el ex primer ministro británico Tony Blair quien la llamó “la princesa del pueblo. Ella usó su fama para crear conciencia sobre una serie de causas, desde la lepra hasta la violencia doméstica y la salud mental.
  • No le importaba exponer su integridad con tal de defender una causa. Aunque eso significara aventurarse en situaciones muy peligrosas, como cuando caminó por un campo minado. Sus hijos han hecho hincapié en que su madre no se inclinaba por las causas populares, sino por las que necesitaban más difusión.
  • Apasionada por la moda, pero sin perder su lado humano y realista. Así como vestía prendas de diseñador, no tuvo reparos en portar los chalecos de la Cruz Roja.
  • Sus viajes tenían motivos altruistas. Viajó a Lahore para ayudar a recaudar dinero, que fue destinado a una clínica para tratar el cáncer de mama.
  • Diana se involucró en iniciativas humanitarias. Participó especialmente en una campaña contra las minas antipersonas, aunque esto le provocó más problemas con la familia real.
  • Donó 79 de sus vestidos en una subasta. Los recursos de dicha subasta fueron destinados a financiar la lucha contra el cáncer y el sida.
  • En una entrevista, William y Harry dijeron que una de las mejores cosas que su madre les enseñó fue el valor de hacer el bien cuando nadie está mirando. Ellos recuerdan que la princesa visitaba los hospitales a altas horas de la noche para consolar a los pacientes y pasaba horas escribiendo cartas para apoyar de forma privada el trabajo de otros. “Ella brillaba ante los focos, pero trabajaba duro cuando las cámaras se iban”.

¿Qué otras cualidades crees que tenía la princesa Diana que la han convertido en una personalidad difícil de olvidar?

Imagen de portada WireImage / Gettyimages
Compartir este artículo