20 Citas sinceras de Marilyn Monroe sobre las relaciones con los hombres

Muchas personas conocen a esta mujer como Marilyn Monroe, pese a que su nombre real responde a Norma Jeane Baker (al nacer, su apellido era Mortenson). Ella fue el estándar de belleza de la década de 1950, que sigue despertando admiración hoy en día, siempre rodeada de admiradores. Algunos de ellos conformaron las listas de los mártires por el amor no correspondido, mientras que unos pocos tuvieron la suerte de obtener la mano y el corazón de esta belleza ardiente, aunque no por mucho tiempo. Esta rubia no tenía miedo al divorcio y a volver a vivir una nueva relación.

En Genial.guru, admiramos la endereza y la fuerza del carácter de Marilyn. A pesar de su complicada infancia y juventud, esta extraordinaria mujer logró alcanzar el éxito.

Monroe fue la actriz más solicitada y la peor pagada de Hollywood al mismo tiempo. La razón de esto deriva de la desigualdad de género de aquella época. Millones de hombres amaban a esta estrella y las mujeres la admiraban y soñaban con parecerse a ella. Muchos consideraban a esta estadounidense una rubia tonta, pero ella simplemente se escondía debajo de esta máscara: así todo resultaba más sencillo para ella.

Marilyn se casó tres veces, pero, desafortunadamente, nunca tuvo hijos (algo que realmente anhelaba): todos sus embarazos terminaron en fracaso. Según afirmó la propia Monroe, algunos hombres la trataban como algo que se puede comprar y por eso la actriz odiaba aquella imagen que los productores y directores de cine le impusieron.

Durante mucho tiempo, Monroe colaboró ​​con el estudio 20th Century Fox y protagonizó más de 20 películas, las más exitosas de las cuales fueron Una Eva y dos Adanes (Algunos prefieren quemarse)Niágara (Torrente pasional), así como también recibió el premio Globo de Oro al mejor papel femenino.

En los últimos años de su vida, Marilyn retomó su relación con su segundo marido, Joe DiMaggio (en la imagen de abajo), con quien planeaba volver a casarse. Pero, por desgracia, la actriz falleció. La causa oficial de la muerte de Monroe reza como suicidio sobre la base de una atención en exceso a su vida y el hostigamiento de la prensa.

El símbolo sexual de la década de 1950 todavía sigue siendo imitado y las citas de Marilyn continúan hoy día siendo populares. La mayoría de sus frases estaban dedicadas al amor y a los hombres. Quizás ella sabía mucho de esto.

  • Un esposo es la persona que siempre olvida tu cumpleaños y nunca pierde la oportunidad de decir tu edad.
  • No me importa vivir en un mundo gobernado por hombres, siempre que pueda ser una mujer en él.
  • Los hombres están muy dispuestos a respetar todo lo que les aburre.
  • Un hombre fuerte no necesita afirmarse a costa de una mujer que tuvo la debilidad de haberlo amado. Él ya tiene donde demostrar su fuerza.
  • Una carrera es una cosa maravillosa, pero no sirve para acurrucarse dentro de ella en una noche fría.
  • Los hombres no me miran. Me echan un vistazo, pero eso es diferente.
  • No puedes dormir con un hombre y tomar su dinero sin intentar, al menos un poco, creer que lo amas.
  • A menudo pensaba que ser amada significa ser deseada. Ahora creo que ser amada significa hundir al otro en el polvo y tener todo el poder sobre él.
  • Las mujeres solo tienen dos armas: rímel y lágrimas. Pero no podemos usarlos al mismo tiempo.
  • Llegar tarde significa asegurarte de que te están esperando. Precisamente a ti y a nadie más. Es saber que eres insustituible.
  • El encanto femenino no se puede producir industrialmente, por mucho que algunos quisieran. La verdadera belleza nace de la feminidad. El atractivo de las mujeres es fuerte solo cuando es natural y espontáneo.

  • El sueño de millones no puede pertenecer a uno.
  • Una mujer sabia conoce sus límites. Una mujer inteligente sabe que no los tiene.
  • Es mejor estar sola que ser infeliz con alguien.
  • No logré ser una mujer. Los hombres, debido a mi imagen de símbolo sexual creado por ellos y por mí misma, esperan demasiado de mí: esperan que suenen las campanas y silbidos. Pero mi anatomía no es diferente a la de cualquier otra mujer. No cumplo con las expectativas.
  • Los maridos son estupendos como amantes cuando engañan a sus mujeres.
  • El cuerpo está destinado a ser visto, no a estar todo cubierto.
  • Si puedes hacer que una chica se ría, puedes hacer que haga cualquier cosa.
  • Los hombres que piensan que los intereses de amor anteriores ​​de la mujer reducen su amor por ellos, generalmente, son estúpidos y débiles.
  • El verdadero amante es el hombre que puede emocionar a la mujer con solo tocar su cabeza o sonreír mirándola a los ojos. O simplemente, mirando fijamente al vacío.

Y tú, ¿tienes alguna cita favorita de Marilyn Monroe? ¿Qué opinas de ella, por qué crees que se convirtió en todo un símbolo de la belleza femenina de la época?

Compartir este artículo