Genial

9 Famosos de Hollywood que pasaron por muchas tragedias

9-45
366k

Muchos envidian a las celebridades, su fama, su fortuna y belleza. Pero si la gente común supiese por lo que tuvieron que atravesar antes de alcanzar la fama, la envidia desaparecería rápidamente. A nadie le gustaría estar en el lugar de, por ejemplo, Charlize Theron, quien presenció cómo su propia madre disparaba a su marido alcohólico. O en la piel de de Oprah Winfrey, que sufrió abusos en su infancia de sus propios primos y tío.

Genial.guru estudió las biografías de estrellas y descubrió que la vida de algunas de ellas, en realidad, bien podrían ser un guión escrito para rodar un drama emocionante.

Charlize Theron

Charlize Theron, de 43 años, es una de las actrices más famosas y hermosas de Hollywood, quien también ha ganado el Óscar, el Globo de Oro y otros premios. Pero, al verla, nunca pasaría por tu mente todo aquello que tuvo que soportar en su juventud. Su padre era alcohólico y con frecuencia golpeaba a su madre Gerda. Y cuando la futura estrella de cine tenía 15 años, durante una pelea, su padre comenzó a disparar una pistola al aire, amenazando a su esposa y también a Charlize. La paciencia de Gerda se terminó, agarró su propia pistola y le disparó a su esposo. El tiroteo se declaró como un acto en defensa propia, por lo que no se presentaron cargos contra la mujer.

A los 16 años, Theron se convirtió en la ganadora de un concurso de modelos, firmó un contrato de un año con una agencia y viajó por toda Europa. Más tarde, ingresó en la Escuela de coreografía de Joffrey, ya que soñaba con ser bailarina de ballet. Pero a los 19 años, una lesión en la rodilla puso fin a la carrera de baile de Charlize. Tras esto, se mudó a Los Ángeles, donde no conocía a nadie, vivió en un hotel barato durante varios meses, invadida por el hambre debido a la falta de ingresos.

Un día, en 1994, Theron llegó al banco para cobrar un cheque que le envió su madre por 500 USD. Cuando un empleado se negó a pagarlo, Charlize montó un escándalo tan grande por el que ya entonces podría haber ganado un Óscar. Pero el premio la esperaba más adelante, mientras que entonces el productor John Crossby se fijó en ella. Pudo percibir todo el talento que ella albergaba, la ayudó a ingresar en una escuela de interpretación y, tres años más tarde, participó en la película que le otorgó la fama mundial (“El Abogado del Diablo” con Keanu Reeves y Al Pacino).

Rose McGowan

La estrella de la serie “Hechiceras” nació en Florencia en una familia de estadounidenses, Daniel y Terry. Su padre dirigió la sede italiana de los Hijos de Dios. Él, su esposa y sus hijos eran miembros del grupo. La secta prohibía cualquier contacto con el mundo exterior, allí no había periódicos ni televisión, mientras que sus miembros debían permanecer en cuartos oscuros. Lo peor es que esta secta fomentaba las relaciones íntimas promiscuas entre sus miembros. Pero cuando el fundador del grupo, David Berg, comenzó a tratar de involucrar en esto a los niños, el padre de Rose se dio cuenta de que había llegado la hora de huir y, cuanto más lejos, mejor. Así fue como esta niña de 9 años, junto a su familia, llegó a Estados Unidos.

Allí, los padres se divorciaron y Rose se quedó a vivir con su madre. Un día, uno de sus amantes decidió deshacerse de la niña de 14 años y convenció a la mujer de que su hija era adicta a las drogas. Rose fue enviada a una clínica, pero la niña logró escapar e ir a la casa de su abuela.

A los 16 años, McGowan abandonó el hogar de su familia y comenzó a vivir con su novio. En este momento ella trabajaba como camarera, oficinista y cajera. Y cuando su novio falleció, Rose a veces tuvo que dormir a la intemperie.

A pesar de todos estos problemas en la vida, Rose se matriculó en una escuela de arte de Seattle cuando tenía 17 años. Y luego comenzó su exitosa carrera cinematográfica.

Es cierto que la mala suerte regresó a la vida de la actriz en 2007. Rose sufrió un terrible accidente y los fragmentos de los lentes que llevaba acabaron en los ojos y lastimaron su rostro. Los cirujanos lograron restaurar la visión y la cara de la estrella, pero la apariencia de McGowan cambió para siempre.

Jim Carrey

Ahora este actor canadiense-estadounidense es uno de los cómicos mejor pagados de Estados Unidos. Sin embargo, la juventud de Jim fue muy difícil. Cuando él estudiaba en la escuela, su familia atravesaba por serios problemas económicos. Cuando su padre, Percy, tras ser despedido de su trabajo, consiguió un empleo como guardia de seguridad en una fábrica de ruedas, toda la familia se vio obligada a trabajar allí. Jim y sus hermanos se encargaban de la limpieza, fregaban los pisos y los cuartos de baño. Todo esto provocó que el futuro cómico se convirtiera en un niño reservado.

Y cuando los padres decidieron dejar este trabajo, todos acabaron viviendo en una caravana. Y solo cuando Percy encontró un nuevo empleo, se mudaron a Burlington, donde vivieron durante 8 años.

Al mismo tiempo, la madre de Jim, Kathleen, a veces era considerada una loca, ya que sufría de una especie de neurosis, el síndrome hipocondríaco (se atribuía a sí misma los síntomas de diversas enfermedades).

Cuando Carrey tenía 15 años, su padre lo llevó al club de la comedia Yuk Yuk en Toronto. Pero su primera actuación resultó ser tan desastrosa que fue abucheado y casi le tiran huevos. El siguiente intento de mostrar su talento cómico lo protagonizó solo 2 años después. Fue entonces cuando Jim se topó con el éxito: comenzó a actuar de manera constante con stand up, mientras trataba de abrirse paso en el mundo de la televisión y el cine.

Demi Moore

El padre de la estrella de la película “Ghost: la sombra del amor” dejó a su madre antes de nacer su hija. Cuando Moore tenía solo 3 meses, su madre se casó con Dan Heins, un vendedor de anuncios en periódicos, que a menudo cambiaba de trabajo y perdía todo el dinero en juegos de azar. Como resultado, la familia se mudó muchas veces. Además, su madre y su padrastro tenían una adicción al alcohol.

Además, la futura estrella de cine llevaba brackets cuando era niña, y debido a que sufría de estrabismo, tuvo que usar lentes gruesos y soportar la burla constante de sus compañeros de clase. Afortunadamente, su madre pudo ahorrar dinero para la operación de corrección de este defecto.

Después del nacimiento de su hermano, la vida en familia se volvió insoportable, la niña a menudo escapaba de casa. Cuando tenía 15 años, sus padres se divorciaron y dos años más tarde su padrastro se suicidó. A los 16 años, Demi abandonó su casa de manera total e irrevocable. Ya con 17 años logró ganarse el corazón del popular músico de rock Freddy Moore, quien dejó a su esposa y dos hijos y se casó con ella. Fue Freddy quien le abrió las puertas del mundo del cine.

Por cierto, durante el resto de su vida, su madre continuó luchando contra el alcoholismo y fue arrestada varias veces por conducir ebria. Y esto sucedió en los años en que Moore ya era una actriz famosa. Al final, a su madre le diagnosticaron cáncer, debido al cual falleció unos meses después.

Michael Douglas

El actor y productor estadounidense de 74 años Michael Douglas también sufrió mucho durante su vida, tanto física como psíquicamente. Por ejemplo, en 1980, el actor tuvo un accidente en una estación de esquí. Debido al largo tratamiento, tuvo que abandonar su carrera de actor durante tres años.

En 2003–2004, Douglas y su esposa Catherine Zeta-Jones fueron perseguidos por una mujer llamada Donette Knight. Estaba enamorada del actor y le enviaba cartas amenazadoras a su esposa. Ya en los tribunales, Catherine dijo que el contenido de estos escritos le impactó tanto que por poco sufre una crisis nerviosa.

En 2010, un tribunal de Nueva York condenó al hijo de su primer matrimonio, Cameron Douglas, a 5 años de cárcel por tráfico de drogas.

Ese mismo año, al actor le diagnosticaron cáncer de laringe. Él relacionó su enfermedad con el estrés, el abuso del alcohol y el tabaquismo intenso. Afortunadamente, en menos de un año, Michael pudo recuperarse por completo.

En 2013, el actor contó que planeaba divorciarse de Catherine Zeta-Jones, con quien llevaba viviendo más de 13 años. Entre los motivos de esta decisión, citó la fatiga de una depresión global, que le invadió debido a la enfermedad de Catherine. Recordemos que la actriz en 2011 fue tratada por un trastorno afectivo bipolar, y dos años más tarde, del trastorno bipolar del segundo tipo. Sin embargo, ya al final de aquel año, los actores se reconciliaron y comenzaron a vivir juntos de nuevo.

Oprah Winfrey

La presentadora de televisión estadounidense, actriz, y productora de gran notoriedad pública, Oprah Winfrey, a menudo es considerada la celebridad más influyente del planeta. También es la primera mujer multimillonaria de origen africano de la historia. Pero la infancia de Oprah parece un terrible thriller. Su madre era criada y no tenía tiempo suficiente para educar a su hija. Por lo tanto, los primeros 6 años de su vida, Winfrey los pasó en un lugar rural muy olvidado y con su abuela. Luego su madre se la llevó y juntas se mudaron a la zona del antiguo gueto de Milwaukee.

Cuando Oprah tenía 9 años, a menudo, la acosaban sus primos, su tío y su novia.

A los 14 años, debido a problemas en la relación con su madre, la joven se escapó de casa. Luego se quedó embarazada y dio a luz prematuramente a un niño que falleció pronto. Después de eso, la madre, preocupada, envió a Oprah a vivir con su padre. Este no escatimó en una buena educación para su hija y a la edad de 17 años esta ganó una competencia de elocuencia, se convirtió en estudiante de la Universidad de Tennessee, donde aprendió comunicación. A la misma edad, logró un trabajo de reportera en el canal de televisión CBS, desde donde comenzó su carrera como la presentadora de televisión más famosa.

Woody Harrelson

Woody nació en una familia pobre que vivía solo con el salario de su madre, quien trabajaba como secretaria. Cuando el futuro actor tenía solo 3 años, sus padres se divorciaron. Cuatro años más tarde, su padre, Charles, acabó siendo encarcelado por asesinato. Tras su liberación, Charles volvió a las andadas involucrándose en asuntos turbios asociados con el tráfico de drogas. Y en 1979, cuando Woody ya tenía 18 años, su padre fue de nuevo encarcelado: esta vez por el asesinato de un juez de distrito. Lo condenaron a dos cadenas perpetuas.

Al principio, el actor no mantenía contacto con su padre, pero después de unos años comenzó a visitarlo en la cárcel. En 2007, Charles Harrelson fue hallado muerto en su celda sin ningún signo de violencia.

Jack Nicholson

La infancia y la juventud de uno de los grandes actores de la historia del cine se antoja bastante común, excepto que solo estaba muy interesado por la fusión del jazz y las máquinas para poner música. En su juventud, trabajó mucho como empleado ordinario en el estudio MGM. Allí, se fijó en él el productor Joe Pasternak, quien animó a Jack a convertirse en actor.

Para 1974, Nicholson, que ya tenía 37 años, se había convertido en un actor bastante famoso. Y precisamente ese año, Jack descubrió un misterio que lo dejó en un profundo estado de shock. Un periodista de Time, que fue capaz de desenterrar una información que todos los que la conocían la ocultaban, le dijo al actor toda la verdad: su “hermana mayor” June era en realidad su madre. Otra hermana de Nicholson, Lorraine, confirmó las palabras del reportero. Pero ella, como todos los demás miembros de la familia, ni siquiera tenían idea alguna de quién era el padre del actor.

En realidad, June dio a luz a Jack a los 16 años. Para evitar la vergüenza pública y no empañar la futura carrera de la joven, sus padres criaron al niño como si fuera su propio hijo. De esta manera, aquellos a quienes Nicholson consideró durante 37 años como sus padres resultaron ser sus abuelos. Es cierto que, para 1974, ya no estaban vivas ni su madre biológica ni su abuela.

Marilyn Monroe

El símbolo sexual de la década de 1950 no solo tuvo una infancia difícil, sino toda su vida. La identidad del padre de la actriz nunca ha sido descifrada por completo, ya que su madre, Gladys, se separó de su esposo, Martin Mortenson, antes de quedarse embarazada de la futura estrella de cine.

Dado que Gladys, debido a su trabajo, no podía dedicarle suficiente tiempo a su hija, Norma Jeane (nombre real de la estrella) pasó los primeros 7 años de su vida en una familia de acogida, en la que crecían también otros niños adoptados. En el verano de 1933, Gladys compró una pequeña casa en Hollywood y se llevó a su hija con ella. Pero después de unos meses, la mujer comenzó a mostrar síntomas de trastorno mental y luego se le diagnosticó esquizofrenia paranoide. Gladys fue internada en un hospital público, donde pasó el resto de su vida, casi sin contacto con su hija. Los años posteriores, Norma vivió en varias familias de acogida.

A la edad de 16 años, Norma Jean se casó con James Dougherty para salir así de la familia de acogida y vivir su propia vida. Un año más tarde, logró un trabajo en una fábrica de aviones. Y dos años después, allí, comenzó a trabajar el fotógrafo del ejército David Conover, quien le ofreció a Norma que posara para él. Ella lo aceptó y después dejó su trabajo en la fábrica y consiguió un empleo en la agencia de modelos Blue Book en Los Ángeles. Fue allí donde comenzó a ganar popularidad y fama. Y un año después, en 1946, firmó su primer contrato con el estudio de cine 20th Century Fox, que hizo de la joven una celebridad a escala mundial.

Pero al mismo tiempo, la vida estelar de Monroe estaba repleta de desgracias y tragedias. Ella tuvo muchos romances, tres divorcios, estuvo embarazada dos veces, pero ambas sin éxito (embarazo ectópico y luego aborto espontáneo). Debido a una vida con problemas, sufría de insomnio, teniendo que pasar las noches en un dormitorio oscuro, tomando constantemente pastillas para dormir. El febrero de 1961 lo pasó en una clínica psiquiátrica de Nueva York. Al final, debido a una caída en su carrera cinematográfica y las dificultades en su vida personal, la actriz, en 1962, se suicidó.

¿Te imaginabas que habían sido así la vida de estos actores? ¿Qué historia te ha impresionado más?

9-45
366k