Qué hacían 15 integrantes de la realeza cuando sus vidas eran comunes y corrientes

Ser parte de la realeza conlleva una gran responsabilidad, como el cumplimiento de normas y protocolos estrictos, necesarios para estar a la altura de la familia. Sin embargo, algunos de sus miembros no siempre estuvieron ligados a la monarquía, y llevaban vidas como cualquier otra persona. Hasta tuvieron el privilegio de conocer y enamorarse de un integrante de la realeza, lo que los llevó a tener que dejar sus vidas comunes y adaptarse a su nuevo futuro.

Genial.guru te contará quiénes son las personas que pasaron de la normalidad a enamorarse de un integrante de la realeza y ahora llevan una vida llena de protocolos.

1. Kate Middleton, duquesa de Cambridge

Kate Middleton, antes de formar parte de la familia real, tuvo una vida mucho más común. Desde pequeña fue amante de los deportes: de niña practicó tenis y luego, en su adolescencia, navegó en botes y veleros. Cuando comenzó sus estudios profesionales como historiadora del arte en Escocia, formó parte del equipo de hockey de la Universidad de St. Andrews. Durante un tiempo también trabajó media jornada para una cadena de ropa llamada Jigsaw.

2. Meghan Markle, duquesa de Sussex

Antes de convertirse en esposa del príncipe Harry, Meghan Markle formó parte del mundo de las pantallas como actriz. Cuando era niña, obtuvo una participación especial en el canal Nickelodeon. Más adelante, apareció en varios comerciales y teleseries, y formó parte de Suits desde el 2011 al 2017 interpretando a Rachel Zane, una de las protagonistas.

3. Jack Brooksbank, esposo de Eugenie de York, nieta de la reina Isabel

Jack Brooksbank es miembro de la familia real británica por ser esposo de la princesa Eugenie de York. Antes de comprometerse con ella, estudió en un prestigioso colegio en Buckingham. Más adelante tuvo la oportunidad de continuar con sus estudios universitarios, pero rechazó la opción y empezó a trabajar como camarero en los bares y restaurantes más exclusivos de Londres, para finalmente convertirse en empresario, creando varios proyectos y fundando su propia compañía.

4. Beatrice Borromeo, esposa de Pierre Casiraghi, príncipe soberano de Mónaco

En 2015, al contraer matrimonio con Pierre Casiraghi, Beatrice Borromeo unió lazos con la familia Grimaldi, actual casa reinante en el Principado de Mónaco. En 2010 estudió Derecho y Economía en la Universidad Bocconi en Milán. Luego, en 2012, realizó un máster en Periodismo en Estados Unidos. Trabajó en una cadena de radio y fue columnista de una prestigiosa revista norteamericana.

5. Mike Tindall, miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico

Mike Tindall fue jugador de rugby en la secundaria. Más adelante se desempeñó como centro y capitán de la selección de rugby de Inglaterra. Compitió en la Copa Mundial de Australia 2003, donde el equipo británico se volvió campeón, y su último mundial fue en 2011, en Nueva Zelanda. Ese mismo año contrajo matrimonio con Zara Phillips, estableciendo conexiones con la familia real.

6. Sophie Rhys-Jones, condesa de Wessex

Antes de que Sophie Rhys-Jones contrajera matrimonio con el príncipe Eduardo, desarrolló su carrera profesional en el campo de las relaciones públicas. Trabajó para varias firmas y una emisora de radio. En 1996, junto con un socio, fundó su propia agencia, donde estuvo poco tiempo. También fue representante de esquí en Suiza.

7. Mette-Marit, princesa heredera de Noruega

Mette-Marit fue una chica de clase media que durante su etapa escolar logó distinguirse en el deporte. Practicó navegación y fue una destacada jugadora de voleibol. Consiguió un trabajo como camarera y culminó sus estudios de bachillerato en 1994, para ingresar a estudios preuniversitarios, los cuales finalizó después de convertirse en la princesa de Noruega al casarse con el príncipe Haakon.

8. Charlene Wittstock, princesa consorte de Mónaco

Charlene Wittstock es uno de los pocos miembros de la familia real que tuvo protagonismo en el deporte profesional. Su carrera como nadadora estuvo en auge con una participación en el equipo de relevo de los Juegos Olímpicos del año 2000 en Sídney, donde finalizó en quinto lugar. Charlene obtuvo varias nominaciones a lo largo de su trayecto como atleta, logrando muy buenas marcas. En 2011 se casó con el príncipe Alberto II, recibiendo el título de princesa consorte de Mónaco.

9. Letizia Ortiz, reina consorte de España

Letizia Ortiz se convirtió en la primera esposa de un rey de España que no pertenecía a la realeza. Antes de su matrimonio con el rey Felipe VI, ejerció su profesión de periodista trabajando para varios periódicos, como Siglo 21 en México. También trabajó para cadenas de televisión reconocidas como CNN, transmitiendo las noticias en el turno de la mañana, y en Televisión Española, donde tuvo varios cargos en diferentes momentos.

10. Máxima Zorreguieta, reina de los Países Bajos

Máxima Zorreguieta nació en Buenos Aires, Argentina, y se convirtió en la segunda esposa de un rey de Europa nacida en Latinoamérica. Se graduó como licenciada en Economía de la Universidad Católica Argentina. Trabajó para una empresa en el área del mercado financiero y también dio clases de Inglés y Matemáticas a niños y adultos. Después se mudó a Nueva York y ocupó el puesto de vicepresidenta del Departamento de Ventas Institucionales en América Latina de la empresa que para entonces se llamaba HSBC James Capel Inc.

11. Masako, emperatriz consorte de Japón

En 2019, Masako se convirtió en la emperatriz de Naruhito, aunque están casados desde 1993. Antes de contraer nupcias con el actual emperador, Masako fue una mujer bastante aplicada. Estudió en la Universidad de Harvard, donde obtuvo la calificación Magna cum laude en Economía. También realizó un curso de grado en Relaciones Internacionales en la Universidad de Oxford, estudió francés y fue a la Universidad de Tokio.

12. Mary Elizabeth Donaldson, princesa consorte heredera de Dinamarca

Antes de que Mary Elizabeth Donaldson se convirtiera en esposa del príncipe Federico de Dinamarca, llevaba una carrera próspera. En 1994 obtuvo una licenciatura en Derecho y Comercio de la Universidad de Tasmania y consiguió varios empleos en empresas conocidas en Australia. En 2002 se mudó a Dinamarca, donde fue contratada por Microsoft Business Solutions para trabajar como consultora de proyectos.

13. Daniel Westling, príncipe de Suecia y duque de Västergötland

Daniel Westling estudió Educación Física y se especializó en Orientación Deportiva en Estocolmo. Trabajó en una empresa de formación como instructor de entrenadores y monitores de fitnes, y luego continuó con sus estudios de Actividad física, salud y fisiología. En 1997, junto a varios socios, montó su primer gimnasio, en donde conoció a la princesa Victoria de Suecia.

14. Mathilde Ghislaine, reina consorte de los belgas

Mathilde Ghislaine es la actual reina consorte de los belgas por su matrimonio con el rey Felipe. Estudió Logopedia en Bruselas, donde obtuvo excelentes calificaciones. Compaginó su carrera con una licenciatura en Psicología, la cual obtuvo en la Universidad Católica de Lovaina, con el distintivo Cum laude en su título​. Mathilde también es muy buena con los idiomas: habla francés, flamenco, inglés e italiano.

15. Silvia Sommerlath, reina consorte de Suecia

La familia de Silvia Sommerlath se vio obligada a emigrar a San Pablo, Brasil, cuando ella era muy pequeña por la Segunda Guerra Mundial. Estudió idiomas y se especializó en castellano. En el transcurso de su vida logró aprender 6 lenguas, contando el lenguaje de señas. Trabajó un tiempo en el consulado de Argentina en Múnich. Además, fue suplente en la jefatura de protocolo para los Juegos Olímpicos de Invierno que se realizaron en Austria (1976). Durante las Olimpiadas de Múnich, conoció a su actual esposo y rey de Suecia, Carlos XVI Gustavo.

¿Cuál de todas estas historias es la que menos te esperabas y por qué? ¿Conoces a algún otro royal con una historia similar? ¿A quién?

Compartir este artículo