Genial
Genial

12 Cosas familiares que con la era digital ya no son lo que eran (algunas de ellas ya ni siquiera existen)

El paso del tiempo es innegable y muchas veces nos sentimos nostálgicos por ello. Internet existe desde hace tiempo, pero muchos de nosotros crecimos y conocimos el mundo sin él. Además, algunas veces ni siquiera nos damos cuenta de lo rápido que las cosas se vuelven obsoletas o pasan de moda. Con las tendencias estamos en un permanente cambio que a veces resulta abrumador.

Por ello, en Genial.guru nos hemos puesto a pensar en cómo han cambiado las cosas habituales para nosotros por otras mucho más modernas y cómo es que el mundo es muy distinto al de hace décadas.

1. Las caricaturas

Para empezar, atrás quedaron los días en los que había que esperar el día y la hora para que transmitieran nuestras caricaturas favoritas. Desde hace un par de décadas, existen canales que transmiten únicamente dibujos animados. Sin embargo, la industria del entretenimiento infantil ha girado aun más llevando los contenidos a otros medios de streaming, tales como YouTube, Netflix, Prime, etc.

¿Qué dirían nuestros yos del pasado si supieran que ahora se puede repetir el capítulo de nuestra caricatura favorita una y otra vez?

2. Messenger

¿Recuerdas la emoción al ver a tu crush conectarse a MSN Messenger? La mensajería instantánea ha cambiado radicalmente desde hace más de una década. Anteriormente, Messenger pertenecía a Microsoft y fue diseñado para funcionar únicamente en computadoras. La generación millennial creció entre emojis, zumbidos y textos personalizados.

Ahora eso es cosa del pasado, lo mismo que todo lo que conocíamos como mensajería instantánea. Messenger dejó de funcionar oficialmente en el año 2012 y ahora este título lo lleva el chat de Facebook.

3. Los emojis

De hecho, la mensajería instantánea no sería la misma si no hubiese surgido el emoticon, ahora llamado emoji, como recurso gráfico para expresar emociones. Hemos visto la evolución de este lenguaje meramente digital desde la secuencia de caracteres ASCII que, en un principio, representaba una cara humana y expresaba una emoción, hasta los stickers de hoy.

4. De las burbujas de plástico al pop it

Muchos recordarán la placentera sensación de abrir un paquete y extraer el plástico de recubrimiento con burbujas que solía protegerlo. ¡Era la diversión máxima! Bueno, los niños de ahora tienen la misma experiencia pero personalizada. El juguete pop it es exactamente lo mismo, pero más bonito, colorido y no desechable. Fueron creados para tolerar la ansiedad, la frustración, la agitación, el aburrimiento, etc. Interesante que en la era digital los niños estén estresados, ¿no?

5. Las selfis

Aunque la selfi no es un invento de nuestro siglo, el término se popularizó hasta los 2000. Primero con las fotos que podías tomarte con el Game Boy printer. Luego, los autorretratos se hicieron famosos en MySpace (sí, esa red social de la que seguro ya te ha contado tu mamá) y, según la escritora Kate Losse, entre el 2006 y 2009, las “MySpace pic”, cuya calidad era la de una foto hecha en el espejo sucio de un baño, eran consideradas de mal gusto entre los primeros usuarios de Facebook. Pues en esta red social, los retratos solían ser más sofisticados y, generalmente, hechos por terceras personas. Claro, ahora hay que decirle eso al 99 % de nuestros contactos en Instagram.

6. Los videojuegos

Los niños de hoy nunca entenderán lo que era pasarse la tarde entera intentando descifrar los códigos y trucos de las palancas y los botones. Incluso, existían revistas especiales que daban tips o ayudaban a los gamers a pasar niveles, desbloquear logros, etc. Hoy, en el teléfono celular es posible jugar cualquier videojuego, incluso los de antaño, gracias a los emuladores.

7. Las citas en línea

Podemos culpar a Tom Hanks y a Meg Ryan por hacernos creer que eso de encontrar el amor en línea era algo sencillo. Al inicio, sitios como Match.com no eran tan bien vistos e, incluso, causaban un poco de desconfianza. Generalmente, creíamos que solo las tías solteronas buscaban pareja. Ahora, gracias a Tinder, o la propia app de Facebook, son cada vez más los usuarios jóvenes que buscan conocerse a través de internet.

8. La publicidad digital

Los famosos banners vieron la luz a inicios de los noventa, cuando la red era un sitio todavía inexplorado. Y, aunque desde entonces vivimos en una era digital en la que prácticamente diario vemos banners, incluso en el teléfono celular, lo cierto es que su presentación, calidad y estrategia de venta se ha sofisticado cada vez más.

Lo que antes era solo un GIF ahora puede ser todo un video en alta resolución.

9. La renta de películas

Lo sabemos, tú también sentiste nostalgia cuando cerraron definitivamente Blockbuster en el 2014. Pero la renta de películas tenía sus días contados desde la llegada del streaming a nuestra vida moderna. No podemos negar que es una belleza poder encender el televisor y tener cualquier película de cualquier género al alcance. Sin embargo, qué nostalgia nos da recordar las tardes de sábado cuando íbamos al videoclub más cercano a rentar Los cazafantasmas una y otra vez.

10. Ir al cine

“En nuestros tiempos...” ir al cine era todo un acontecimiento que se planeaba revisando la cartelera previamente en el periódico. Entonces allí uno sabía el cine, el horario, la clasificación y hasta la sala donde se proyectaba la película; y luego uno llegaba a la taquilla para comprar el boleto (si es que había). Ahora es suficiente con descargar una app para saber todo esto y, además, comprar los boletos y elegir el asiento.

11. La música digital

Nuestra esmerada colección de CD quedó ya bastante obsoleta con servicios como Spotify o YouTube Music, pero sin ir más lejos: nuestro iPod ya está obsoleto. En los inicios de la era digital, la música era muy difícil de conseguir de manera legal para simplemente escucharla en tu computadora (¿quién no se acuerda de aquel escándalo con Metallica?). Poco a poco, comenzó la democratización de los derechos de autor y los músicos se dieron cuenta de lo que vendría en la industria digital, por lo que apostaron a la tendencia.

12. La comida a domicilio

Antes, nuestras madres nos pedían llamar a la pizzería para encargar una familiar con peperoni, y algunos de nosotros éramos demasiado tímidos para hacerlo. Ahora podemos ahorrarnos la vergüenza de pedir una “peperoni de pizza” al teléfono, pues igualmente desde cualquier app de entrega a domicilio esto es posible. Actualmente, los restaurantes están tan en tendencia que incluso no tienen establecimiento abierto al público, sino que todo es en línea.

¿Qué otras cosas extrañas del mundo no digital?

Genial/Fotografías/12 Cosas familiares que con la era digital ya no son lo que eran (algunas de ellas ya ni siquiera existen)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos