14 Veces cuando el cine y la televisión utilizaron estereotipos (y cómo se han equivocado)

A medida que el mundo avanza, también lo hace la industria del cine y la televisión. De hecho, los directores y productores intentan adecuarse a la manera de pensar de sus espectadores para entregarles películas y series que reflejen la realidad. De todas formas, hay cosas que parecen no cambiar. Son esos estereotipos que aparecen con tanta frecuencia en pantalla que la mayoría del público casi ni se da cuenta de que están allí.

En Genial.guru, amamos disfrutar de un buen filme con una buena cantidad de palomitas de maíz, por supuesto. Esta vez queremos centrarnos en esos clichés cinematográficos que nada tienen que ver con la vida real, pero siguen utilizándose como caballitos de batalla.

1. La trabajadora del hogar y madre soltera

En la vida real, una madre soltera latina puede trabajar de lo que sea. Sin embargo, en las películas o series de televisión, suelen darles el papel de mucamas, camareras o personal de servicio. Tal es el caso de Sueño de amor, protagonizada por Jennifer López y Ralph Fiennes, donde ella es mucama de un hotel de lujo.

Si bien este es un trabajo digno para cualquiera, los escritores podrían escoger otras opciones también, para qué las mamás que crían solas a sus hijos se sientan más identificadas.

2. El hombre salvador le da sentido a la vida de la mujer que rescata

Es todo un clásico de los filmes románticos, el príncipe azul llega a la vida de la protagonista para rescatarla de la soledad y la tristeza. Por ejemplo, en Mujer bonita, Richard Gere salva a Julia Roberts de una vida descarriada.

Algo similar sucede en la película El diario de Bridget Jones. Bridget encuentra la solución a su vida sin sentido cuando conoce a Mark Darcy. Bueno, en realidad, una mujer soltera puede salir adelante por sí misma sin necesidad de que un hombre intervenga. Salvo que ella quiera, por supuesto.

3. La chica atractiva que habla a los gritos

Durante años, el cine y la televisión representaron a las mujeres latinas con personajes sensuales, voluptuosos y hasta gritones. Para muestra basta ver a Sofía Vergara en la sitcom Modern family, donde interpreta a Gloria, un claro estereotipo de la mujer latina, con sus ropas ajustadas, coloridas y con ese acento peculiar. Aunque, según la actriz, esto no le molesta en absoluto.

Otro caso es el personaje de Ana Ortiz en la serie Ugly Betty, quien tiene el papel de la hermana mayor, una chica vivaz y vanidosa que siempre anda bien arreglada y a “la moda”.

4. El amigo “simpático”, pero menos agraciado

En ocasiones, los protagonistas de un filme o serie tienen que tener ciertas cualidades que llamen la atención del espectador. ¿Y qué mejor que una contraparte para resaltar esas virtudes? Esta responsabilidad recae en el mejor amigo/a, quien a diferencia del actor principal, no es tan agraciado pero sí divertido. Es el caso de Barb en la serie Stranger things, o de Benji en la película Notas perfectas.

5. Si eres hispano, entonces eres un latin lover

Existe un amplio historial en Hollywood de actores tanto latinos como españoles con papeles de latin lovers, o seductores natos, que además, saben bailar a la perfección. Antonio Banderas cuenta con varios filmes en su haber personificando roles así, como en Ritmo y seducción de 2006. A otros actores como Fernando Lamas y Ricardo Montalbán les sucedió lo mismo en su carrera.

6. De patito feo a reina de la película

Otro de los recursos que se utiliza muy a menudo en la industria del cine es el del “patito feo”. Al principio de la película, la protagonista es una chica sin gracia, torpe, que no llama la atención. Luego, con un pase de magia, se transforma en una belleza que cautiva a todo el mundo, como sucede en el filme El diario de la princesa.

Pero la protagonista no necesariamente tiene que ser de la realeza, pues este estereotipo está presente en muchas producciones más, como en Casarse... está en griegoElla es así, por mencionar algunas.

7. Si la mujer es exitosa, entonces es malvada

Uno de los tópicos que se ha instalado en pantalla es el de la mujer que, por ser exitosa, también es amargada, fría, calculadora y malvada. También se resalta el hecho de que, por conseguir ese éxito, todo lo demás queda relegado: familia, amigos, amor. Dos claros ejemplos son la película El diablo viste a la moda, con Meryl Streep, y La propuesta, protagonizada por Sandra Bullock.

8. Encuentra la felicidad en la tarjeta de crédito

Es común ver en las grandes producciones de Hollywood esta idea de que, para ser feliz, solo hay que agotar la tarjeta de crédito en las tiendas de marca. Algo así sucede en la icónica película Ni idea, donde la protagonista ahoga sus penas yendo de compras. Otro ejemplo de este cliché está presente en Loca por las compras. Aunque en este caso, el conflicto se resuelve, por supuesto.

9. Cuando todo explote, aléjate despacio

Algo completamente fuera de lógica es que una persona se aleje caminando (o con un enorme vehículo) de lo más tranquilo de una tremenda explosión. Sin embargo, eso es lo que los héroes del cine y la televisión hacen una y otra vez, pues, según parece, a ellos no les afectan el humo, el fuego ni las esquirlas. Desde Wolverine en X-Men hasta Pierce Brosnan en El aprendiz, ya se sabe que, si algo explota, no hay que apurarse y salir corriendo. Solo, camina.

10. Los científicos también son antisociales

Parece que los conocimientos sobre ciencias no van de la mano con la capacidad de relacionarse con otras personas. En otras palabras, la industria del cine y la televisión tiene acostumbrado a su público a ver a científicos antisociales y sin chispa.

Tal es el caso de Sheldon y Amy en la serie televisiva La teoría del Big Bang. Otro ejemplo del pasado está presente en el personaje de Jeff Goldblum en la película Parque jurásico, donde interpreta a un matemático bastante antipático.

11. Las rubias son tontas

Por otro lado, según vemos en pantalla, el color de pelo determina el grado de inteligencia del personaje casi siempre femenino. En Legalmente rubia, este tópico ya está implícito en el título de la película. En esta, la protagonista, una rubia despampanante, debe luchar por un lugar en una de las más prestigiosas universidades de leyes del mundo.

No es casualidad que su contraparte sea una actriz (Selma Blair) con el cabello castaño. En el exitoso filme Chicas pesadas, también se puede ver un ejemplo de este estereotipo en el personaje de Karen, interpretado por Amanda Seyfried

12. La hermana mayor es una perfeccionista extrema

Ya en varias producciones taquilleras se retrata a la hermana mayor de la protagonista como a una mujer ultra detallista y quisquillosa que intenta por todos los medio ser perfecta. Sin embargo, la hermana menor es todo lo contrario: deliciosamente imperfecta. Claros ejemplos de este cliché pueden verse en filmes como Educando a Helen, cuyo papel de aburrida hermana mayor fue interpretado por Joan Cusack o 27 bodas, donde la protagonista tiene este rol.

13. Bueno en los deportes, malo en la vida

Las grandes producciones echan mano de un tópico bastante popular tanto en cine como en televisión: los que se destacan en deportes son los malvados de la película. En la inolvidable serie Glee, este papel de chicas malas lo tienen el trío de porristas Quinn, Santana y Brittany. En la película ¡Otra vez tú!, la enemiga de la protagonista también era una chica con destreza deportiva.

14. No importa lo que pase, no te quites los tacones

Usar tacones es algo muy femenino, pero resulta incómodo en ciertas circunstancias. Eso no parece afectarles a las heroínas de las películas. Pase lo que pase, estén donde estén y hagan lo que hagan, nunca se quitan los zapatos de tacón alto.

En el filme Jurassic World de 2015, la protagonista corre a través de la jungla escapando de los dinosaurios, pero no pierde la elegancia, pues lleva puestos unos carísimos zapatos de tacón. En muchas películas de superheroínas, como Viuda Negra o Mujer Maravilla, aparece el mismo tema.

¿Qué otros estereotipos has encontrado en las películas y programas de televisión que has visto? ¿Qué cosas de la vida real te gustaría ver en cambio?

Compartir este artículo