Genial
Genial

Una compañía japonesa adopta gatos abandonados para reducir el estrés laboral, y la idea es un sueño hecho realidad

Imagínate si cada día fuera el de “lleva a tu mascota al trabajo”. Bueno, los empleados de una compañía japonesa no tienen que fantasear con eso. No solo se les permite llevar a sus animales a la oficina todos los días, sino que algunos de ellos también pueden vivir allí. Y vale la pena compartir lo que hacen por un país famoso por tener crisis de ansiedad por el trabajo.

Genial.guru se complace en mostrarte cómo el mundo está reconociendo que los animales y los humanos son socios naturales, los cuales pueden ayudarse mutuamente.

Las oficinas de Corporaciones Ferray, una compañía de soluciones de Internet, en Tokio, se parecen a cualquier otro lugar de trabajo moderno, excepto por una cosa: están llenas de gatos.

Los gerentes de la empresa estaban preocupados por los niveles de estrés de sus empleados. Sabían que la presencia de animales podía ayudar a reducir esa ansiedad, pero debido a lo pequeños que son los departamentos en Tokio, muchos de los edificios de sus empleados prohibían tener mascotas en ellos.

Entonces se les ocurrió una idea: pagarles a sus trabajadores para que adoptaran o rescataran gatos. Estos vivirían en la oficina, lo que facilitaría que los empleados entraran en contacto con ellos y obtuvieran su dosis diaria de ternura animal.

La idea captó al instante la atención de los empleados. Muchos se inscribieron al proyecto y recibieron 5 000 JPY, alrededor de 45 USD, por cada gato que adoptaron o rescataron. ¡Algunos incluso decidieron rescatar a más de uno!

La idea fue un éxito. Dado que estos compañeros de trabajo felinos han estado disponibles para abrazos en todo momento, los gerentes han informado que la productividad ha aumentado, los niveles de estrés han disminuido y la comunicación dentro de la oficina ha mejorado. Eso es lo que llamamos una buena cultura laboral.

Y aunque parezca que los humanos obtuvieron la mejor parte del trato, sentimos diferir en eso. Estos gatos están viviendo una vida segura y cómoda lejos de la calle, claro, pero lo mejor de todo es que ahora tienen un hogar y una familia más grande de lo que jamás hubieran podido imaginar.

¿Crees que otras compañías deberían copiar esta idea? ¿Tal vez la tuya? ¡Comparte tus pensamientos a continuación!

Compartir este artículo