10 Cosas que dañan nuestros teléfonos, pero que hacemos sin pensar

Hogar
hace 1 año

El teléfono inteligente es un invento que vino a cambiar nuestra vida por completo. Ahora no nos imaginamos nuestros días sin tener a la mano un celular con conexión a Internet para hacer desde las cosas más sencillas, como una suma o ver las noticias, hasta controlar todos los aparatos de nuestro hogar.

Es por esta necesidad de estar siempre conectados que algunas veces desarrollamos ciertas rutinas, las cuales a la larga pueden afectar la vida útil de nuestros teléfonos.

En Genial.guru recopilamos una lista de cosas que hacemos, a veces sin pensarlo, pero que a la larga pueden dañar nuestros preciados smartphones.

1. Nunca apagamos el teléfono

Algunas personas creen que el teléfono nunca debe apagarse porque cada vez que se enciende, se reduce su vida útil. Pero de acuerdo con algunos expertos, debemos apagarlo unos minutos una vez a la semana.

Al hacer esto se limpia la memoria y vuelven a ejecutarse los procesos de mantenimiento al momento del encendido, como los autodiagnósticos y otras funciones vitales para tu aparato.

2. Cerramos todas las apps

A veces creemos que el teléfono, al igual que una computadora, se ralentiza cuando está ejecutando muchas aplicaciones. Tenemos la costumbre de ver qué apps están abiertas y cerrarlas todas de una vez.

Sin embargo, según Craig Federighi, ejecutivo de Apple, esto es inútil al querer mejorar el desempeño de nuestro teléfono o la vida de la batería. De acuerdo con la forma en que están hechos los celulares, las apps que no ocupas solo permanecen congeladas, sin gastar recursos, esperando el momento en que las uses de nuevo.

3. Llenamos la memoria

La memoria de nuestros teléfonos no es infinita. Llenarla de selfies, memes y gatitos no es muy recomendable. Cuando el espacio se agota, las apps comienzan a correr más lento, y el sistema puede fallar.

Esto ocurre porque todas las aplicaciones necesitan memoria para funcionar, y si esta se acaba, el teléfono tendrá que eliminar archivos que no usa. Sin embargo, este proceso requiere muchos recursos que agotan tu smartphone. La recomendación que dan los expertos es limpiar de vez en cuando la memoria, eliminando lo que no sirva o mandando las fotos a un espacio de almacenaje en línea.

4. Usamos cualquier batería portátil

Muchos creemos que las baterías portátiles son inofensivas. Por eso, muchas veces las conectamos y usamos creyendo que no pueden dañar nuestro smartphone.

Sin embargo, de acuerdo con los expertos en ese tema, existen en el mercado baterías baratas que no cuentan con un sistema de protección en caso de falla. No protegen contra cortocircuitos, sobrecarga, altas temperaturas y más. Así que, antes de usar una, verifica que sea de buena calidad.

5. Descargamos apps peligrosas

Hay apps para hacer de todo, y la mayoría está a un clic de distancia. Algunas veces, esas aplicaciones están llenas de publicidad e incluso de software malicioso, cosas que pueden llenar tu teléfono de virus o robarte tus datos personales. Más de 813 000 aplicaciones fueron eliminadas de las tiendas de Android y Apple en 2021, y muchas de ellas fueron descargadas por millones de usuarios antes de ser detectadas.

La recomendación es que solo descargues apps de las tiendas oficiales y que te alejes de aquellas que prometen soluciones milagrosas.

6. Metemos las tarjetas bancarias en la funda del teléfono

A veces, por comodidad, usamos la funda de nuestro teléfono como tarjetero. Incluso hay modelos especiales que tienen una doble función de funda-billetera.

Esto atrae las miradas de los delincuentes, quienes al obtener la pareja teléfono-tarjeta, tendrían más posibilidades de vaciar nuestras cuentas. Además, no es recomendable almacenar estos objetos juntos, ya que todas las tarjetas bancarias cuentan con una banda magnética o chip, y al ponerlas en la parte trasera, cerca del módulo de carga inalámbrica, la señal electromagnética que el dispositivo emite puede dañarlas.

7. Nos conectamos a cualquier red

Algunas veces no queremos usar nuestro preciado plan de datos y andamos por todos lados buscando una red de wifi pública para poder checar nuestros correos o postear algo en las redes sociales.

Sin embargo, según los expertos en seguridad, esta es una mala práctica que debemos evitar. Las redes públicas son muy poco seguras, ya que algún hacker podría usarlas y robar nuestros datos. Así que si por alguna emergencia tienes que usar una red pública, no hagas transacciones con tu tarjeta ni entres a las apps o páginas de bancos.

8. No hacemos respaldo

Según una encuesta hecha de manera global, el 36 % de los usuarios no hace respaldo de los datos de su teléfono. Respaldarlos es importante, ya que en caso de robo, extravío o daño del teléfono, perderás toda tu información.

Según la misma encuesta, más del 30 % de los usuarios no hace respaldo por flojera. Esto es algo que hay que evitar, ya que lo que podrías perder puede ser información personal o recuerdos irrecuperables.

9. Creemos que el teléfono es resistente al agua

A pesar de lo que vemos en anuncios y de lo que diga el fabricante, ningún teléfono es totalmente a prueba de agua. Según lo que nos dicen los expertos, esa protección se logra gracias al pegamento que está dentro del teléfono y que lo mantiene alejado de la humedad.

Sin embargo, con el uso, este pegamento se daña, quiebra o se debilita. Por eso, un teléfono solamente es impermeable saliendo de la tienda, recién abierto. Después, va perdiendo esa protección.

10. Navegamos en páginas poco seguras

En tu teléfono tienes toda la información de tu vida privada y, en ocasiones, también de tu vida financiera. Los hackers buscan constantemente nuevas formas de robarte tu preciada información. Cada vez inventan métodos más sofisticados con los que pueden penetrar tus datos y robarte todo.

Por eso se recomienda que tengas cuidado con los mensajes que recibes, sobre todo si incluyen links a páginas que no conoces. Muchos sitios tienen códigos que te pueden robar tus datos.

¿Qué otros consejos nos puedes dar para cuidar nuestros teléfonos? Escríbelos en los comentarios.

Imagen de portada Wajahat Ahmad Khan / Pexels

Comentarios

Recibir notificaciones

Lecturas relacionadas