10 Trucos para evitar malgastar en prendas que no podrías usar

Mujer
hace 4 meses

La industria de la moda se desarrolla a pasos agigantados. Mientras que las casas diseñadoras de ropa lanzan de 5-6 colecciones al año, las del mercado de masas se las arreglan para actualizar sus inventarios cada dos semanas. Y debido al inevitable deseo por estar en tendencia, el presupuesto familiar puede verse afectado.

1. Jeans blancos skinny

Greg Tidwell, PacificCoastNews.com / East News, wrangler / easyfotostock / East News

Los estilistas tienen una queja hacia los jeans ajustados de color claro: debido a la peculiaridad de su silueta, no son aptos para todas las mujeres. Los modelos más holgados le quedan bien a todo el mundo y, a menudo, las chicas que los utilizan se ven mucho más atractivas. Además, para las prendas ajustadas blancas se requiere llevar ropa interior especial.

2. Alpargatas de diseñador

En el siglo XIV, las alpargatas se consideraban el calzado de los campesinos. Al ser asequibles y ligeras, les servían por poco tiempo a sus dueños. Y las variantes más modernas no están muy lejos de las originales. Las suelas de cuerda de yute y los tejidos en la parte superior se desgastan rápidamente, por eso no se recomienda comprar un par de alpargatas para una temporada en una costosa boutique.

3. Un solo modelo de diferentes colores

NeonShot / easyfotostock / East News

Comprar un vestido que te queda bien en varios colores a la vez es algo tentador, pero los estilistas no recomiendan tomar tal decisión. Lo mejor es no llenar el guardarropa con prendas de un solo tipo y probar algo nuevo. La excepción son las playeras y blusas, que requieren de un reemplazo constante.

4. Calzones de “abuelita”

© Andrey_Popov / Shutterstock, ssuaphoto / easyfotostock / East News

Los estilistas y blogueros del mundo de la moda están convencidos de que la ropa interior, a pesar de estar oculta bajo capas, crea un determinado estado de ánimo y agrega confianza en uno mismo. O, por el contrario, repercute en esto. Al final, la vida es demasiado corta para usar horribles e incómodos calzones de “abuela”. Además, no será complicado encontrar una alternativa bonita y cómoda.

5. Ropa de casa sin forma

Parece que no existe una persona en la Tierra que no utilice ropa holgada en casa. A menudo, las prendas viejas que no nos atreveríamos a mostrar en público las usamos como pijamas. Estilistas aconsejan prestar atención al guardarropa y volverlo estéticamente agradable. Existen muchos lugares para hacer esto. En los mercados de pulgas se puede encontrar de todo: desde conjuntos de seda hasta finos vestidos caseros. Los bonitos conjuntos para el hogar prometen aumentar la confianza en uno mismo y crear un buen estado de ánimo.

6. Vestido largo con fondo corto

Bertrand-Hillion Marie-Paola / ABACA / Abaca / East News, © AlanaAraya / Reddit

En la mayoría de los casos, un forro corto por debajo de una falda larga y fluida hace que un atuendo se vea barato y desagradable. Estilistas aconsejan elegir atuendos con un dobladillo y fondo del mismo largo. Estos vestidos se ven con mucho más estilo y elegancia.

7. Tenis de talón abierto

Es probable que en el mundo no exista un calzado más cómodo que las zapatillas deportivas. Sin embargo, expertos recomiendan no caer en los trucos del mundo de la moda y gastar dinero en unos de talón abierto. En primer lugar, las tendencias cambian a la velocidad de la luz. Por otra parte, los zapatos sin la parte trasera pierden todo el sentido si buscas un calzado cómodo para actividades al aire libre y para pasear con niños. Este tipo de zapato tiende a resbalarse del pie.

8. Botas calcetines

Las botas calcetines son cómodas y cálidas, pero esto no significa que este calzado de moda tenga que entrar en tu lista de compras urgentes. Estilistas aconsejan no aficionarse a las tendencias. Es mejor invertir en prendas básicas.

  • Una vez caminé con estas botas bajo la lluvia y me mojé por completo. Las lavé en la lavadora y las guardé en mi clóset hasta tiempos mejores. Al final, terminé calentando mis talones en un recipiente con agua caliente para no resfriarme. Todavía no he descubierto cuándo utilizar este calzado. En verano hace demasiado calor para vestirlo, y en la temporada de otoño tengo miedo de mojarme otra vez. No son nada prácticos.

9. Prendas de piel y gamuza

Laurent Salmon / KCS / East News

Los pantalones de cuero han regresado a la moda y se utilizan ampliamente durante la temporada fría. Su variedad de colores, texturas y siluetas atrae tanto a los conservadores de la moda como a aquellos que marcan tendencias. Sus complicadas reglas de cuidado son lo único que causa dudas.

Las prendas de cuero y gamuza son muy exigentes. Es necesario guardarlas en un lugar fresco y seco, alejado de los rayos del sol, protegidas del agua, lluvia y sudor, y llevarlas a la tintorería. Esta lista de recomendaciones probablemente no confundiría a un fanático de The Witcher.

10. Prendas de punto fino

Antes de comprar una prenda de lino o seda, hay que pensarlo dos veces, ya que estos tejidos se arrugan demasiado. Y esto no solo aplica para los costosos materiales, sino también para las piezas de punto, que son fáciles de dañar con un movimiento descuidado. Estilistas no recomiendan comprar prendas que, además de ser complicadas de guardar en el armario, tiendan a arrugarse.

Imagen de portada Valeria Boltneva / Pexels

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas