10 Reglas que todos los niños de la familia real deben cumplir, sin importar su edad

Gente
hace 1 año

No hay duda de que nacer en una familia real tiene sus ventajas. Sin embargo, un título así conlleva una gran responsabilidad y algunas normas estrictas que deben cumplirse independientemente de la edad. Sabemos que los pequeños miembros de la realeza son niños al fin y al cabo, pero algunas de las reglas que tienen que seguir nos recuerdan que su educación es un mundo aparte de nuestra propia infancia.

En Genial.guru encontramos algunas reglas intrigantes de estas familias, por eso recopilamos una lista de lo que deben y no hacer los niños de la realeza. No olvides de leer el bono que te dejamos al final.

1. Los niños no pueden comer alimentos procesados

Según el exchef de la realeza, Darren McGrady, algunas de las primeras comidas de los príncipes William y Harry consistieron en purés de manzanas y peras, ya que los alimentos envasados estaban prohibidos. Esta regla es más fácil de seguir para ellos, teniendo en cuenta la cantidad de productos de alta calidad que poseen en sus fincas y el hecho de que tienen a los mejores chefs a su disposición.

2. No se les permite decir ciertas palabras comunes

Las reglas reales no solo se aplican a lo que entra en la boca, sino también a lo que sale de ella. Según la antropóloga social Kate Fox, algunas de las palabras que más utilizamos, como “té”, “pa” y “perfume”, están prohibidas para cualquier miembro de la familia real. La próxima vez que quieras preguntar dónde se encuentra el “baño”, pregunta por el “tocador”, si quieres parecer un miembro de la realeza.

3. Los niños jóvenes deben llevar pantalones cortos

Cada pequeño detalle de la apariencia de un miembro de la realeza está meticulosamente planeado y pensado, y los niños no son una excepción a esta regla. Es posible que te hayas dado cuenta de que el príncipe George lleva casi exclusivamente pantalones cortos y, desde luego, no es por casualidad ni por predilección. Según un código de vestimenta que se remonta a siglos, los niños de la realeza y la aristocracia inglesa deben mantenerse alejados de los pantalones largos hasta aproximadamente los 8 años.

4. Las niñas deben llevar vestidos

Al igual que sus hermanos, el vestuario de la princesa Charlotte está cuidadosamente calculado, nada se deja al azar o al capricho de la niña. Siempre que se la ve en público, esta damita real se viste con vestidos femeninos y florales, siguiendo la larga tradición de que las pequeñas princesas eviten los pantalones.

5. No se les permite jugar a Monopoly

El Monopoly queda fuera de la mesa mientras la familia pasa tiempo de calidad en las reuniones. Tal vez los niños jueguen a Scrabble, como hacen sus padres. Al parecer, la propia reina prohibió este juego al ver que provocaba demasiadas discusiones y se volvía muy competitivo. Nos sentimos identificados con esta regla, porque las cosas se complican durante este tipo de actividades, más de lo debido.

6. Los niños comen en una mesa separada durante la comida de Navidad

Para la mayoría de nosotros, las reuniones navideñas son una oportunidad para juntar a la familia en torno a una mesa, pero los rituales parecen ser un poco diferentes cuando se trata de la realeza. No solo comen en una mesa separada, sino que los niños se reúnen en una habitación diferente durante el almuerzo, según el nieto de la reina.

7. Las niñas no pueden llevar tiaras

Cuando pensamos en las princesas, una de las primeras cosas que nos vienen a la mente es una tiara que brilla a kilómetros de distancia. Sorprendentemente, lo que vemos en las películas y los cuentos de hadas dista mucho de la realidad. De hecho, según las normas, las niñas de la realeza no pueden llevar este tocado hasta que se casan, y normalmente las princesas lo usan por primera vez el día de su boda.

8. Los niños también deben hacer una reverencia a la reina

Es obligatorio flexionar la rodilla y mostrar respeto a la reina, y sus nietos no son una excepción a esta regla. Un historiador reveló que se espera que la descendencia de la realeza se incline ante su bisabuela a la edad de 5 años. La reverencia debe hacerse dos veces, primero cuando ven a la soberana y también antes de marcharse.

9. Deben aceptar todos los regalos, pero no pueden conservarlos

Uno podría esperar que los niños de la realeza reciban regularmente una lluvia de regalos, y los 774 obsequios que recibió el príncipe George en 2014 demuestran que esto es muy cierto. Sin embargo, aceptar un regalo y guardarlo son dos cosas diferentes. De hecho, los pequeños miembros de la realeza deben aceptar los obsequios en nombre de la reina, lo que significa que generalmente no pueden utilizarlos. Podemos imaginar la frustración del pequeño príncipe cuando le dijeron que tendría que desprenderse de su lindo osito de peluche azul.

10. Necesitan jugar casi siempre al aire libre, independientemente del tiempo que haga

La realeza parece ser una ferviente creyente de los beneficios de jugar al aire libre. Los más pequeños ya están introducidos en la importancia de mantenerse activos y conectar con la naturaleza. Así que, tanto si llueve como si brilla el sol, una buena parte del día debe pasarse fuera, y no se admiten excusas.

Bono: A la familia real le encanta combinar sus atuendos, lo cual es un movimiento inteligente que tiene mucho sentido

Quizá te hayas dado cuenta de que, en las salidas oficiales, Kate, William y sus tres niños coordinan sus trajes, vistiendo casi siempre con paletas de colores a juego. Además de ser visualmente agradable, optar por los mismos tonos da una sensación de unidad en la familia. Sin duda, podemos alegrarnos de esta decisión.

¿Habrías sido capaz de seguir todas estas normas cuando eras niño? ¡Cuéntanos qué piensas al respecto!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas