11 Veces en que los actores se negaron a seguir ciegamente el guión y dieron en el blanco

Arte
hace 1 año

Cuando los actores recién comienzan su carrera suelen seguir el guion y las indicaciones del director al pie de la letra absorbiendo conocimientos y experiencia como si fueran esponjas. Pero en cuanto logran hacerse de una buena reputación, ellos empiezan a poner su granito de arena en el desarrollo de su personaje, defendiendo algunas líneas de su libreto y negándose a otras. Y en la mayoría de los casos, estas ideas benefician a la película.

Nosotros en Genial.guru averiguamos qué actores pusieron en tela de juicio el trabajo de los guionistas y promovieron sus propias ideas cambiando así el desarrollo de la trama, carácter o apariencia de su personaje.

1. El diablo viste a la moda

Meryl Streep insistió en que al guion se debían agregar escenas que revelaran a su personaje desde otras perspectivas y no solo se hiciera hincapié en sus logros profesionales y su complicado carácter. Entonces, en la versión final se agregó una escena en donde Anne entra a la casa de Miranda y la encuentra llorando después de hablar con su esposo sobre el divorcio. “Quería mostrar a Miranda sin su armadura, sin maquillaje, sobre todo para vislumbrarla como a una mujer real”, compartió Streep en una entrevista para la revista Variety.

2. The Witcher

En la segunda temporada Gerald se entera de que su amada, a la que él consideraba muerta, aún está viva. El perpetrador del papel principal, Henry Cavill, en una entrevista contó que junto con Anya Chalotra, quién interpreta a Yennefer, convencieron a los productores de reconsiderar la escena en donde sus personajes se reencuentran, haciendo hincapié en las emociones. Los actores filmaron un beso y eso fue todo.

3. Rápido y furioso

La estrella de la franquicia Michelle Rodriguez estuvo a punto de dejar el proyecto durante el rodaje de la primera película debido a una escena, en donde su personaje debía engañar a su novio con otro hombre. La actriz consideró que tal jugada era completamente poco plausible e inapropiado y se negó a grabar esta escena. Según la actriz, tal decisión no estuvo exenta de lágrimas.

Fue entonces cuando su compañero de rodaje, Vin Diesel, se puso de su lado. “Él me llevó a otro lado, mientras yo lloraba, me vio a los ojos y me dijo: ‘Yo te apoyo’. No te preocupes, yo me encargo de todo”, compartió la actriz.

4. Tiempos violentos

Según el guion original, Jules debía de tener una voluminosa melena que contrastara con el pelo liso de su colega Vincent (John Travolta). Solo que el asistente encargado de la utilería no entendió qué es lo que querían para él y compró la peluca que terminamos viendo en pantalla. El hecho es que a Samuel L. Jackson le gustaron tanto los rizos que insistió en cambiar el look de su personaje, aunque Quentin Tarantino en un inicio estaba en contra.

5. The Office

Al inicio de la octava temporada de la famosa serie debía haber una escena en donde Jim durante un viaje de negocios se besaba con la nueva administradora de la oficina Cathy. Sin embargo, John Krasinski consideró que un giro así en la trama haría enojar a los espectadores, ya que la mayoría de ellos eran grandes fanáticos de la pareja de Jim y Pam. Por lo tanto, el actor se rehusó a participar en ese plan. “Esa fue la única vez, que estuve en contra de los guionistas y directamente les dije: “Yo no voy a filmar esta escena”, recuerda Krasinski.

6. Sueños de fuga

Según el director Frank Darabont, durante la escena final de la película, Red debía tocar la armónica, que le había regalado su amigo Andy. Sin embargo, esta idea no le causó una impresión positiva a Morgan Freeman. El actor consideraba que tal movida no tenía sentido y estaba fuera de lugar. Lo consideró una especie de cliché y se negó a interpretarla.

7. Los Ángeles de Charlie

Crispin Glover, quien interpreta a El Sombrío, inicialmente tenía unas líneas en su guion, pero el actor las consideró un tanto innecesarias, por eso le propuso a los creadores de la película eliminarlas. Al director le gustó muchísimo la extraordinaria propuesta de dejar al personaje sin pronunciar una sola palabra y como resultado, durante su tiempo en pantalla no dijo absolutamente nada. Y fue así como impresionó a los espectadores.

8. Ni en tu casa ni en la mía

La comedia protagonizada por los dos favoritos del público, Reese Witherspoon y Vince Vaughn en un principio parecía una gran idea. Sin embargo, a pesar de haber tenido buenas recaudaciones, todo el mundo estuvo comentado sobre la falta de química entre los personajes. Esto se debió a que los actores tienen un temperamento muy diferente y de ninguna forma pudieron conectar en el set de filmación.

Incluso hay rumores de que Witherspoon se negó a filmar una escena “sensual” con Vaughn. Los creadores de la película no pudieron hacer otra cosa que tener en cuenta la voluntad de la estrella y finalmente eliminaron esa escena.

9. Serpientes a bordo

La irónica película de acción de 2006 pudo haber prescindido sin Samuel L. Jackson de no ser por otro pequeño de sus caprichos. El actor reconoció que aceptó filmar en la película solo por su divertido título y precisamente eso fue lo que le había interesado a la estrella. Pero después, el estudio decidió cambiar el nombre de la película a Pacific Air Flight 121, para no revelar detalles de la trama. Esto no le gustó a Jackson y les puso un ultimátum: o los creadores dejaban el título original o él abandonaba el proyecto.

10. Avengers

Originalmente, al final de la película Iron Man después de luchar contra los Chitauri y caer en la Tierra debía despertarse y preguntar: “¿Qué sigue?” Pero Robert Downey Jr. consideró que esa frase sonaba poco convincente y ofreció trabajar un poco el guion. Según Joss Whedon, en lugar de una línea en el guion aparecieron tres hojas con opciones.

Al final, Tony Stark pronuncia: “¿Qué pasó? Por favor, díganme que no me besaron”. Posteriormente, les ofrece a los demás superhéroes ir a comer un shawarma a dos cuadras del lugar de los acontecimientos. Así fue como apareció la escena después de los créditos, en donde los Avengers están comiendo en silencio en ese mismo restaurante de shawarma.

11. Stranger Things

Dacre Montgomery le pidió a los creadores de la serie, los hermanos Duffer, hacer a su personaje más humano y agregar al guion unas cuantas escenas en donde se mostrara a Billy desde otro ángulo. El actor quería que los espectadores entendieran que nadie es malo sin tener ninguna razón. Los directores escucharon a Montgomery y escribieron un episodio con una pelea entre él y su padre, así como recuerdos del personaje sobre la relación con su mamá.

¿Consideras que los actores tienen todo el derecho de influir en el guion e imagen de su personaje o solos los creadores de series y película deben trabajar en ello?

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas