15 Situaciones que todos los que recuerden los locos años de estudiante entenderán

Gente
hace 3 años

Hay personas talentosas cuya misión es enseñar a otra gente. Una de estas personas, el profesor John Orth, de 73 años, se enfrentó a la necesidad de impartir clases en un aula vacía y grabarlas para los estudiantes. Al principio, se sintió confundido, pero luego encontró una salida inteligente. Comenzó a colocar un muñeco de Pinocho en sus conferencias de Zoom para romper el hielo entre él y sus alumnos.

Los siguientes tuits y fotos, desenterrados por Genial.guru en Internet, demuestran que los estudiantes y sus maestros son los mejores a la hora de encontrar soluciones ingeniosas y usar el sentido del humor. La historia del bono te convencerá de que algunos de ellos también son capaces de demostrar sabiduría filosófica durante un examen.

“Mi profesor de matemáticas usa una corbata con una versión infinita de sí mismo”

“Mi universidad me envió un diploma así”

Algunos estudiantes están notablemente por delante de otros

“Mi profesor de Historia escribió: ’Lágrimas de mis alumnos’ en su botella de agua”

Puedes estudiar a los 20 años o a los 60

“Un estudiante me envió un archivo con las tareas y enseguida lo borró. Le pregunté: ’¿Dónde está el archivo?’. Y me respondió esto...”

“Hace poco conseguí un rincón personal en la universidad. No pude evitar decorarlo”

“Mis compañeros de clase, todos como uno, 5 minutos antes del coloquio: ’No preparé notas para copiarme, es demasiado arriesgado, prefiero responder yo mismo’. Mientras tanto, mi computadora”

Los profesores también son personas con debilidades

El ingenio de los estudiantes puede engañar incluso a un maestro experimentado

Las habilidades de procrastinación también se adquieren en la universidad

“Soy la primera persona de nuestra familia en graduarse de la universidad. Y como me gusta Lego, mis padres me hicieron un regalo así en honor a eso”

“Así fue como mi esposo se vistió para su primer día en la universidad. Estoy muy orgullosa de que haya decidido ir”

Las dificultades para aprender inglés les son familiares a muchos estudiantes

Al menos siempre hay un amigo leal cerca, que nunca dejará que te aburras

Bono

Estudié a distancia, así que cada vez teníamos un nuevo profesor de Filosofía. El último habló de manera interesante sobre el existencialismo, íbamos con todo el grupo a escucharlo. Entendí el punto, pero no podría explicarlo claramente. Llegó el día del examen. Mi estado de ánimo era decisivo: ¡lucharé por una B! Llegué, me puse a repasar las notas. Mi amiga, María, estaba lloriqueando: había olvidado su cuaderno en el tren y ahora no tenía de dónde copiarse, ya quería irse y volver a dar el examen de recuperación. Pero entonces llegó el profesor. Se sentó sin quitarse el abrigo y dijo:

—Para no perder mi tiempo y el suyo, todos los que estén dispuestos a aceptar una C, pasen y entreguen sus libretas.

Se levantaron dos tercios del grupo. María me dijo: “Vámonos. Una C también está bien”. Dije que pelearía por al menos un punto más alto. El profesor puso las C, los dejó ir. Ni bien se fueron, el profesor dijo:

—¡Traigan las libretas todos los que vinieron por una B! El resto, preparen las hojas.

¡¡¡OH!!! Se levantaron todos excepto 4 chicos. Eran incluso mayores que el maestro; creo que ellos mismos podrían explicarle Filosofía a él... En pocas palabras, salimos con las B muy contentos, ¡y entonces escuchamos un grito de júbilo adentro del aula! El profesor les puso una A al resto, ¡sin preguntarles nada! Y luego dijo que cada uno de nosotros había recibido la calificación que se merecía. © Megansha / Pikabu

¿Qué situaciones cómicas te sucedieron en clases o exámenes durante tus años de estudiante? ¿Qué recuerdas de tus profesores?

Comentarios

Recibir notificaciones

Bravo por el señor que trabajaba en finanzas y lo dejó por estudiar física

-
-
Responder