5 Casos en los que los mapas de Google ayudaron a salvar vidas humanas

Historias
hace 3 años

Sander Cokelaere, Saroo Brierley o Luo Gang son algunas de las personas que le deben la vida a "Google Maps". Gracias a esta aplicación consiguieron ser rescatados o reencontrarse con su familia; sus historias han sido tan impactantes que una de ellas fue llevada al cine y hasta galardonada con un premio Óscar.

Ciertamente, estamos acostumbrados a percibir las aplicaciones en nuestros teléfonos inteligentes como algo natural utilizándolas a diario en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, en ocasiones, estos mapas pueden resultar vitales en situaciones extremas, logrando aquello que ni siquiera pudo conseguir todo un equipo de rescate.

Genial.guru te cuenta algunos casos impactantes en los que los mapas de Google acabaron salvando vidas.

1. Este hombre, que fue tomado como rehén, se salvó gracias a los mapas de Google

Sander Cokelaere, un empresario belga, fue secuestrado por uno de sus exempleados de la compañía para la que trabajaba. El secuestrador decidió tomarlo como rehén para pedir un suculento rescate, basándose en el hecho de que su exjefe le debía una sólida cantidad de dinero.

Sin embargo, el ingenioso Sander logró ocultar su teléfono y, mientras que el delincuente no se daba cuenta, envió a sus superiores su ubicación a través de los mapas de Google. Dos horas más tarde, el hombre fue rescatado y su captor, arrestado.

2. Este niño perdido se reencontró con su familia 25 años más tarde

Saroo Brierley, que proviene de un pueblo en la India, se perdió a los 5 años de edad durante un viaje en tren. No sabía cómo volver a casa porque no recordaba el camino de vuelta. Lo único que el chico sabía con seguridad era que, cerca del lugar donde vivía, había dos puentes. Ya siendo adulto, el joven decidió utilizar "Google Maps" para encontrar esta localidad. Pronto localizó hasta la ciudad donde nació y se reencontró con su familia.

Basándose en la historia de Saroo, se rodó la película Un camino a casa, la cual fue nominada y ganadora de muchos premios de prestigio en el mundo del cine, incluyendo un Óscar.

3. Este niño secuestrado regresó a casa con la ayuda de Google Maps

Hace más de dos décadas, Luo Gang, con solo 5 años de edad, fue al kínder en la provincia de Sichuán, en China, donde lo secuestraron y sus captores lo trasladaron 1,000 millas al sureste.

El niño no conocía el camino de regreso, pero recordaba que vivía en una ciudad, próxima también a dos puentes. Años más tarde, Luo encontró un sitio web dedicado a propiciar el reencuentro con sus familias a los niños desaparecidos. El joven decidió publicar su historia y con la ayuda de voluntarios descubrió que una familia en la ciudad de Guang'an había perdido a su hijo hace 23 años. Después, el desaparecido, con la ayuda de los mapas de Google, intentó identificar su antiguo barrio. Al final, constató que dos puentes eran los que su memoria alcanzaba a recordar y se dirigió a su casa para reunirse con su familia después de 23 años.

4. El GPS salvó la vida de un adolescente perdido en una gran reserva

Austin Bohanan, de 18 años de edad, sin comentarle nada a nadie, emprendió una caminata en el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes. Desviándose del camino habitual y adentrándose más y más en el bosque, el joven se perdió. Su teléfono móvil dejó de recibir la señal de red, por lo que el adolescente decidió apagarlo. A la mañana siguiente, el equipo de rescate comenzó a buscarlo, pero no lo encontraba. Así fue como Austin deambuló por la reserva durante 11 días, hasta que decidió volver a encender su teléfono. A pesar de que no había red telefónica, el GPS seguía funcionando, el joven abrió los mapas de Google y con su ayuda logró encontrar la salida del parque para, un poco más tarde, ser localizado por los servicios de rescate.

5. Esta niña secuestrada, encontrada gracias al GPS

Natalie Maltais, una niña de 9 años, fue llevada por su abuela a pasar un fin de semana con ella cumpliéndose un acuerdo en base a una custodia compartida. Sin embargo, la mujer no tenía intención alguna de devolver a su nieta a sus tutores legales. Así, la policía decidió rastrear a la secuestrada con la ayuda de la señal de su teléfono móvil y la función de ver las calles a través de los mapas de Google. Gracias a ello, las fuerzas del orden consiguieron encontrar a Natalie y devolverla a su familia.

Imagen de portada Richard Hooper/bbc

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!