9 Consejos para ayudar a tu hijo a descubrir sus talentos

Psicología
hace 3 años

Si alguna vez te preguntaste cuál es el talento especial de tu pequeño, seguramente te has cuestionado cómo puedes identificarlo y apoyar a tu hijo durante su crecimiento para que sea un adulto satisfecho y exitoso.

Genial.guru tiene para ti algunos consejos que te ayudarán a descubrir y a fomentar las habilidades de tu hijo.

1. Identifica sus intereses personales

Los niños desarrollan de manera más natural cierto tipo de actividades y, del mismo modo, tienen más inclinación por unas que por otras. Descubrir hacia dónde van esas preferencias puede ayudarnos a identificar qué actividades pueden ayudarlos en su crecimiento. Es por eso que es necesario permitirles tener gustos e intereses propios; y para conocerlos, podemos observarlos, interactuar con ellos cara a cara y esperar a que tomen la iniciativa y realicen ciertas acciones por sí mismos. Es fundamental prestarles mucha atención a las pequeñas decisiones que toman.

2. Dale opciones para explorar

Más que decidir sobre lo que es mejor para tu hijo, permítele explorar las posibilidades haciéndole saber que tiene opciones disponibles. De esta forma, podrá aprender a tomar mejores decisiones mientras descubre por sí mismo qué es mejor para él, en lugar de que lo hagan sus padres. Al mismo tiempo, es conveniente evitar saturarlos con la responsabilidad inherente a ciertas elecciones que tal vez no están preparados para hacer. Esto, a su vez, puede aumentar su seguridad para que desarrollen mejor sus habilidades en cuanto hayan descubierto su talento.

3. Conoce sus habilidades

Esto puede hacerse con la observación y con la aplicación de pruebas especializadas para conocer su coeficiente intelectual y sus aptitudes. Conocer las fortalezas de los niños desde que son pequeños puede ayudarnos a saber qué áreas hay que trabajar de acuerdo con sus intereses y qué otras requieren apoyo para seguirse fomentando. Probar una amplia variedad de actividades también puede ser útil para identificar cuáles son los puntos fuertes y en qué materias tienen potencial para mejorar.

4. Crea un canal saludable de comunicación

Conversar con tu hijo es una herramienta útil para conocer sus pasiones, sus deseos y sus aspiraciones a través de lo que te cuenta. Abrir un espacio de comunicación donde él sienta que puede compartir sus pensamientos sin juicios ni respuestas incorrectas te puede ayudar a acercarte a él, aconsejarlo y sobre todo escucharlo. Sentirse apoyado por ti puede contribuir a que tome decisiones más alineadas con sus propios gustos a partir del soporte que tú le brindas. Por otra parte, el hecho de conversar lo ayudará a desarrollar sus habilidades verbales.

5. Evita buscar la perfección

Existen algunas costumbres que pueden perjudicar la autoconfianza de los niños, más que motivarlos a superarse día a día. Nuestros hijos buscan constantemente la aprobación de sus padres, por lo tanto, lo que esperas de ellos tiene un efecto importante en sus elecciones. Por esta razón, es preferible valorar y reconocer el esfuerzo por encima de las victorias o las calificaciones perfectas o la falta de fallas cometidas. Así, les ofrecerás a tus hijos una mayor motivación para ser constantes, disciplinados y valorar su propio crecimiento a partir de los errores, que son potenciales fuentes de aprendizaje.

6. Deja que se aburra un poco

Podemos sentirnos tentados a llenar a los niños de actividades extracurriculares pensando que esto les otorgará grandes aprendizajes útiles para su vida; sin embargo, también debemos dejar un poco de espacio para el ocio. Cuando los niños están aburridos, eligen naturalmente y comienzan a planificar cómo salir de ese estado, gracias a lo cual desarrollan la habilidad de administrar su propio tiempo. Estos momentos pueden ser buenos para detectar cuáles son sus intereses, sus fortalezas y qué actividades están dispuestos a fomentar por sí mismos.

7. No conviertas tus aspiraciones en sus metas

Tal vez durante tu juventud hubo algunos sueños que no lograste cumplir cuando llegaste a la edad adulta. No debemos influir sobre los niños para que cumplan nuestras metras frustradas. Es posible que por genética sus habilidades sean similares a las nuestras, sin embargo, los sueños de nuestros hijos probablemente no sean los mismos que los nuestros. Por este motivo, lo mejor es dejar que sigan su propia brújula y que aspiren a sus propias metas, ya que de lo contrario, podríamos afectar su identidad, sus emociones y la seguridad en sí mismos.

8. Evita las imposiciones

Dejar de lado los deseos e intereses de nuestros hijos puede ser perjudicial para su futuro. Por ejemplo, si nosotros preferimos que estudien administración o que se dediquen a la ciencia por encima de sus aptitudes y aspiraciones artísticas, solamente estaremos cultivando la frustración en ellos. No es conveniente hacer caso omiso de su punto de vista, pues ellos también tienen derecho a opinar y a elegir a qué quieren dedicarse en el futuro.

9. Ve a tu hijo como es, sin expectativas

Observar y descubrir quién es tu hijo podría ser una mejor opción que hacernos una idea de lo que nos gustaría que fuera. Date tiempo de conocer a tu hijo por lo que es, sin esperar nada de su comportamiento y sin juzgar sus acciones o decisiones como buenas o malas. Tal vez tengamos una idealización de lo que nos gustaría que fueran nuestros hijos; sin embargo, ellos tienen una personalidad propia que puede llegar a sorprendernos y a superar todas nuestras expectativas si les damos la oportunidad.

¿Cuáles son los talentos que has descubierto en tus hijos? ¿Cuáles crees que son sus más grandes intereses?

Comentarios

Recibir notificaciones