9 Consejos para formar adolescentes más seguros de sí mismos que nos habría gustado saber antes

Psicología
hace 1 año

La adolescencia es una etapa llena de cambios y retos, no solo para los padres, sino también para el joven que está convirtiéndose, poco a poco, en un adulto. En este camino, las personas empiezan a definir su propia identidad, pero también se pueden encontrar ciertas piedras en él que generan inseguridad en el adolescente.

En Genial.guru decidimos compartir contigo algunas cosas que se pueden hacer para que los adolescentes se sientan cada vez más seguros de sí mismos.

1. Hablar de forma positiva sobre su aspecto físico

Los continuos cambios físicos que se dan en esta etapa dificultan a los adolescentes el reconocerse a sí mismos en el espejo. Puede parecerles que están atrapados en el cuerpo de otra persona. Es por eso por lo que empiezan a plantearse cómo “deberían” verse, de acuerdo con la aceptación que pueden sentir por parte de los demás. Es ahí cuando los padres o familiares deben reforzar su autoestima, dándoles siempre opiniones positivas, pero sin menospreciar sus preocupaciones.

2. Hacerles sentir que son aceptados por ser únicos

La opinión de otros adolescentes es de suma importancia en esta etapa de la vida, ya que los chicos buscan sentirse aceptados, tener la aprobación de otros para “pertenecer” a un grupo. Es por eso por lo que, en el mundo actual, buscan estar al día con las nuevas tendencias u opiniones que vayan acorde con su entorno social. Sin embargo, esto no siempre les permite centrarse en lo importante: la grandiosa individualidad de cada persona, que hace que sea especial y, por ende, valorada.

3. Elogiarlos de forma sincera

En su transición hacia la vida adulta, los adolescentes pueden empezar a tener sentimientos amorosos por otras personas, lo que muchas veces genera inseguridades en ellos por temor a no gustarles de la misma forma. Por eso, en esta etapa es muy importante potenciar su amor propio mediante felicitaciones o elogios sinceros, no solo cuando obtengan resultados positivos en algo que esperábamos, sino también por su esfuerzo cuando no alcancen la meta trazada. El orgullo hará que brillen con su propia luz y sepan realmente lo que valen.

4. Enseñarles a reírse de sí mismos

Todos nos hemos sentido tremendamente avergonzados en algún momento y, aunque con el paso del tiempo los adultos aprenden a dejar pasar esas situaciones más rápidamente, en la adolescencia, un mal momento que dura unos pocos minutos puede parecer una eternidad. Esto se debe a que los adolescentes tienden a “etiquetarse” entre ellos, por lo que no ven esas situaciones como algo pasajero. Es importante que los chicos sepan reírse de sí mismos, si es que pasan por una cuestión embarazosa, lo que les ayudará a aliviar la tensión y llevar todo con más naturalidad.

5. Ayudarles a no tenerle miedo al fracaso

A nadie le gusta equivocarse, pero un adolescente que le teme demasiado al fracaso y no lo ve como una oportunidad de mejora probablemente nunca podrá alcanzar la mejor versión de sí mismo, ya que evitará probar cosas nuevas. Como padres, podemos enseñarle a tener pensamientos positivos sobre sí mismo y ver estos baches en el camino como una oportunidad para mejorar, siempre.

6. Dejar que empiecen a tomar sus propias decisiones

Muchas veces, sin querer podemos tratar a nuestros adolescentes de forma condescendiente al querer hacer cosas por ellos, elegir en su lugar o no dejarlos decidir por ellos mismos. Estas situaciones, en lugar de hacerlos sentir más seguros de sí mismos al asumir sus responsabilidades, pueden dañar la relación padres-hijos al minimizar sus capacidades de decisión o de acción.

7. Mantener conversaciones de adultos con ellos

Es cierto que cuando una persona llega a la adolescencia suele necesitar más espacio o independencia. Sin embargo, habrá momentos en que el adolescente querrá compartir algo con sus padres, por lo que lo mejor es estar siempre dispuestos a escucharlo sin interrumpirlo y haciéndolo sentir respetado y valorado, como si lo hiciéramos con cualquier otro adulto. Esto hará que haya mayor confianza y se sienta cómodo de poder hablar de cualquier cosa, ya sea una cuestión irrelevante o algo muy serio.

8. Darles su propio espacio

Otra cosa que se debe evitar es forzar a los adolescentes a que nos cuenten sus cosas o llenarlos de preguntas al respecto. Esto puede ser un poco difícil para algunos padres, quienes se preocupan mucho por sus hijos, pero también es normal que los adolescentes pidan tener más privacidad, ya que necesitan su propio espacio. Esto no deja de lado que se pueda seguir fomentando un vínculo cercano a ellos, basado en el respeto y el amor, para que se sientan con la seguridad y confianza de acudir a sus padres cuando lo necesiten.

9. No burlarnos de sus intereses

En esta nueva etapa, los adolescentes buscan experimentar con diversas cosas para ir definiendo sus gustos, ya sea en cuestiones de música, moda, peinados, etc. A veces, como adultos, esos nuevos intereses pueden parecernos incoherentes o hasta ridículos, pero eso no significa que debamos burlarnos o reírnos de ellos, siempre y cuando no sea algo que los ponga en peligro.

¿Qué hay de ti? ¿Te hubiera gustado que tus padres conocieran algunos de estos tips cuando eras adolescente? Te invitamos a compartir tu experiencia con nosotros en la sección de comentarios.

Comentarios

Recibir notificaciones

que lastima que mis padres no tuvieran ni la mitad de estos consejos :(

-
-
Responder

Lecturas relacionadas