“Amo a mi hija, pero odio ser madre”, la honesta súplica de una mujer que abrió un debate sobre el arrepentimiento de la maternidad

Crianza
hace 2 años

Karla Tenório es actriz, escritora y madre de Flor, su hija de 10 años. Aunque ella deseaba ser mamá, nunca pensó que esta decisión sería una de las cosas de las que más se arrepentiría.

Ser madre es un trabajo duro que requiere dedicación las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Es por eso por lo que en Genial.guru creemos que todas deben tener la libertad de elegir si quieren serlo o no. No olvides ver el bono al final del artículo.

Karla comenzó a experimentar síntomas de arrepentimiento materno en el momento en que dio a luz a su hija

Tenório ama mucho a su hija, pero nunca disfrutó realmente de las responsabilidades que conlleva asumir el papel de madre. Antes de dar a luz, Karla pasó 2 años planificando y preparándose para ello, pero recibió un duro golpe cuando se dio cuenta de que nada de lo que había leído antes de la maternidad reflejaba realmente lo que estaba experimentando en ese momento.

“Odié ser madre desde el momento en que mi hija sacó la cabeza durante el parto”. Karla tuvo complicaciones en el trabajo de parto y todo el proceso fue muy delicado. En ese momento se sintió abrumada por sentimientos de arrepentimiento, pero se dio cuenta de que ya estaba en un punto sin retorno. A lo largo de los años sufrió de psicosis posparto, pero hizo todo lo posible por ser la madre perfecta.

Sentía que era la única que lamentaba ser madre

Tenório dejó de hacer muchas cosas debido a eso. Y quería ser la madre perfecta. Pero a lo largo de los años, Karla comenzó a leer más sobre este tema y se sintió más libre para hablar sobre sus sentimientos. Fue entonces cuando se dio cuenta de que había otras mujeres que sentían lo mismo que ella.

Diez años después, Karla salió orgullosa del “armario” como una madre arrepentida. En una de sus publicaciones en Instagram, escribió: “Entender mis sentimientos, dar la bienvenida a mi arrepentimiento, pensar en ello y decir en voz alta ’Soy una madre arrepentida’ liberó espacio dentro de mí para que surjan otros sentimientos. Con menos lugar ocupado por la culpa, el amor y la felicidad crecieron, y comprendí que tengo algo que ofrecer al mundo. Puede que no sea perfecta, puede que no esté completa, ¡pero eso es lo que tengo! Y creo que es hermoso”.

Cuando las personas descubrieron que Karla era una madre arrepentida, se preocuparon por su hija

“¿Cómo es que a ella no le gusta ser madre?”, “¿Cómo puede ser una buena mamá si no le gusta serlo?”, aparecieron todo tipo de preguntas. Pero Karla trató de explicar que tener un niño y ser madre son dos relaciones diferentes y que es posible odiar la maternidad, pero amar a los hijos.

“No me gusta ser madre, definitivamente no. Pero amo a mi hija. La amo de una manera que no puedo explicar. Y me esfuerzo mucho por darle lo mejor de mí. Nos amamos la una a la otra mucho. Somos madre e hija, pero también amigas y compañeras. Nuestra relación es fuerte y funciona. Se basa en el amor, la verdad y el respeto”.

Las personas que leen la historia de Karla creen que se puede odiar la maternidad, pero, al mismo tiempo, amar a un hijo

  • “Ser madre es muy complicado y te cambia la vida. Trae muchas satisfacciones, así como bastantes complicaciones. Estoy segura de que muchas piensan lo mismo, pero no hablan de eso. Dice que ama a su hija, y para mí, eso es lo importante, porque hay personas que aman ser madres, pero en realidad no actúan como tales. Es mejor reconocer lo que se es, pero hacer lo mejor que puedas por tu amada hija”. — Isabel Suta
  • “Hay mujeres que nacieron para ser madres y otras que no. Eso no significa que las que no lo fueron no puedan ser buenas mamás y amar a sus hijos. El problema es que no se sienten completas, y la verdad es que tener niños es vivir para ellos. Tú, como mujer, pasas a un segundo plano”. — Maria Victoria Ruiz Osorio

Karla cree que es necesario no solo mostrar el lado romántico de la maternidad

Ella piensa que romantizar la maternidad puede ser muy dañino y podría causar tristeza, depresión y muerte. Karla también cree que es muy importante preparar a las mujeres que aún no han tenido hijos y a las que planean tenerlos en el futuro sobre cómo es realmente la maternidad.

También creó un movimiento llamado “Madre Arrepentida” para apoyar a las mujeres a las que no les gusta la maternidad. “Quiero escuchar las historias de otras madres, porque este movimiento trata sobre el amor, para que cuando mi hija crezca, pueda tomar una decisión real y consciente sobre la maternidad”. El movimiento tiene como objetivo liberar la voz de las mujeres que no son felices como mamás, que se sienten culpables y que sufren.

Bono: Esto es lo que tienen que decir otras madres que se arrepienten de la maternidad

  • “Siento que desperdicié toda mi vida para ser madre, y sí, conocía el compromiso, pero si hubiera sabido que las cosas se desarrollarían de la forma en que lo hicieron, lo habría repensado todo. Siento celos de las mujeres que no tienen hijos. Siempre pienso en cómo hubiera sido mi vida sin mi niño. Lo amo mucho y sé que lo hago. Pero no recuerdo la última vez que fui feliz”. — Rio102010
  • “Se suponía que iba a ser una experiencia mágica, increíble, pero es un 95 % de trabajo aburrido con un salario mínimo en el que te vomitan, lloran y defecan sin cesar. Se suponía que valdría la pena, pero no parece que sea así. Siento que mi vida anterior era mucho mejor y la deseo desesperadamente”. — soldalie_stucknow
  • “Nadie me dijo cuán solitaria es la maternidad, cuán aislada y sola podía sentirme en mi propia familia. Cuán invisibles se sentirían mis sentimientos y esfuerzos, cuán desesperanzador e inútil se sentiría explicar mis emociones y por qué son importantes, y cuánto me aplastaría el trabajo emocional que existe no solo en el cuidado de los niños, sino también en el matrimonio después de los hijos”. — bump12e

¿Qué piensas de la maternidad? ¿Crees que puedes amar a tu hijo, pero odiar ser madre?

Imagen de portada maearrependida / Instagram

Comentarios

Recibir notificaciones

Yo ame mi maternidad muchos años antes de que llegara, fui una madre joven y disfrute y fui inmensamente feliz con mis hijas. Lo cual no quita que comprenda a estas mujeres que no se sienten felices o satisfechas con su maternidad, realmente es un trabajo duro y muchas veces no reconocido. Creo que depende mucho del sentimiento interno de la felicidad de cada una.

-
-
Responder

A mí sí me gusta ser madre, pero entiendo que haya mujeres a las que no les guste esta labor a tiempo completo

-
-
Responder

estoy totalmente de acuerdo, se puede odiar ser madre y amar a tus hijos al mismo tiempo, el mundo te vende la versión bonita del embarazo y la crianza, pero no es verdad, no existe como tal una madre perfecta, en mi experiencia, se me inculco desde pequeña que el único objetivo de la vida de la mujer era casarse y tener hijos, deseaba tener muchos por que pensaba que esa era la felicidad, al crecer y tener un esposo me di cuenta de que no necesitaba tener hijos, me sentí en paz al tomar esa decisión aunque la tome muy tarde pues me entere que estaba embarazada, senti rechazo y tuve depresión prenatal y posparto, mi hija nacio prematura a los 6 meses, pasamos tanto sufrimiento,dolor y miedo ante la incertidumbre y el saber que ella tal vez no sobreviviria, amo a mi hija con todo mi corazón y mi ser, aun asi odio ser madre, las responsabilidades y complicasiones que eso conlleva, el cansancio y el estilo de crianza me a dejado por los suelos pero trato de hacer lo mejor que puedo dentro de mis posibilidades, yo siempre hablo sobre mi experiencia con otras mujeres para que sepan que aunque mucho sobre esos temas son tabu, no significa que esta mal sentirse asi, que deben hablarlo o buscar ayuda.

-
-
Responder

Lecturas relacionadas