Arnold Schwarzenegger contó una historia de su infancia en Instagram y quedamos boquiabiertos

Historias
hace 4 años

Arnold Schwarzenegger es ese increíble hombre austriaco que sorprendió al mundo siendo fisicoculturista profesional, merecedor del título Míster Olympia por seis años consecutivos, actor, empresario y político. Prácticamente, ha sido todo lo que quería llegar a ser. Pero, cuando tenemos esa imagen de una persona en la mente, no logramos imaginar que, para lograr llegar al éxito, se atraviesa por caminos llenos de dificultades.

Genial.guru quiere contarte esta historia que compartió el actor con sus seguidores de Instagram, una que te mostrará a Arnold desde una perspectiva más sencilla.

La vida nos parece igual para todos pero, a veces, puede ser diferente para otros en algún momento

“Aquí un flashback. Crecí sin agua corriente, así que no supe lo que era una ducha hasta los 15 años cuando me uní al gimnasio. Esta palangana y una toallita era como nos bañábamos. Mi hermano y yo íbamos a recoger el agua del pozo a la casa, y luego nos limpiamos todos: primero mi madre, luego mi padre, luego mi hermano, luego yo. El agua ya estaba un poco sucia para cuando era nuestro turno, pero mi hermano y yo no íbamos a volver al pozo. Cuéntame sobre los recuerdos de tu infancia que te recuerden cuán lejos has llegado”.

Arnold creció en este lugar llamado Thal

Y esta es la casa en la que vivió, que actualmente está remodelada y funciona como un museo

Recordando aquella anécdota de la infancia con sus seguidores, invitó a otros usuarios a contar sus propias historias que, como él mismo concluye, le “recuerden cuán lejos ha llegado”. Esa casa sin agua corriente ya no es lo que era antes, pues hoy día es un museo muy concurrido por fanáticos de todo el mundo. Se transformó el primer piso en una recreación del que fue su despacho de gobernador de California, mientras que el segundo piso recrea sus espacios de entrenamiento y algunos cuartos se han dedicado a rememorar sus películas más famosas.

¿Lucharías por tus sueños hasta el punto de no medir las consecuencias de tus actos? Schwarzenegger sí lo hizo

Apenas arrancaba la década de los 60 y el joven Arnold, de tan solo 15 años, se rebeló contra su padre Gustav Schwarzenegger, un hombre imponente, de trabajo rudo y con preferencias nazis, para perseguir su meta de hacerse cada vez más fuerte y formar parte del culturismo. Trabajó arduamente en ello, tanto que, sin pensarlo mucho, desertó del servicio militar en 1965 para participar en el campeonato Mr. Europa; como castigo, estuvo encerrado una semana. Él ganaría este concurso en la categoría junior, desencadenando el empuje de su carrera y el rumbo de sus metas por cumplir.

“El título de Mr. Universo era mi billete a América, la tierra de las oportunidades, dónde podía convertirme en una estrella y volverme rico”.

Se atrevió a muchas cosas que quizá la mayoría de nosotros, por miedo, diría que no. Desde escribir columnas mensuales para dos importantes revistas de culturismo, actuar sin tener gran preparación, hasta participar en la política de un país distinto a su natal Austria. Desde el punto de vista de otras personas, parecería que Schwarzenegger no pensaba mucho la magnitud de lo que hacía, sin embargo, los resultados hablan por sí solos.

No rendirse y seguir trabajando arduamente es lo que convirtió a Arnold en lo que es hoy día

Logró hacerse un espacio en el fisicoculturismo de tal modo que dejó un legado que se celebra anualmente en la competición llamada The Arnold Classic. Decidió que quería ser actor, y pese a la barrera del idioma, lo consiguió, al punto de ser uno de los actores mejor pagados de la industria en los 80 y 90. Aunque su carrera actoral tuvo un declive, volvió a surgir en 2012 con Los indestructibles 2 y se rememoró en 2015 con Terminator Génesis. En cuanto a política, no podemos decir que le fue nada mal; fue electo gobernador de California el 7 de octubre de 2003 y posteriormente reelecto el 7 de noviembre de 2006, incluso fue apodado como “Governator”, un guiño a su personaje más famoso: Terminator.

Un dato interesante es que, a pesar de su amplio despliegue cinematográfico, su primer papel tuvo un elemento particular. En Hércules en Nueva York, su personaje fue doblado, ya que su acento era tan fuerte en ese entonces que se hizo este cambio en postproducción. En su periodo de adaptación al inglés, tuvo otro papel en Un adiós peligroso en el que su personaje era sordomudo y ni siquiera fue acreditado en la película.

“El comienzo fue muy difícil para mí. Me dijeron los agentes y en los casting que mi cuerpo era muy extraño, que tenía un acento gracioso y que mi nombre era muy largo. Me dijeron que tenía que cambiarlo. Básicamente, en cualquier sitio que me presentaba, me decían que no tenía ninguna oportunidad”.
Arnold Schwarzenegger

¿Tienes alguna meta que desees cumplir? ¡Déjanos conocerla en los comentarios!

Comentarios

Recibir notificaciones

Tener una familia era mi meta desde hace años y lo he conseguido :D

-
-
Responder

Lecturas relacionadas