¿Cuánto costaría comprar todo el océano? Este sería el precio

Curiosidades
hace 7 meses

¿Qué crees que se encuentra en el fondo del océano? ¿Qué pasaría si te dijera que, junto con los restos del Titanic y misteriosos animales submarinos, los fondos oceánicos han enterrado en su interior más de 20 millones de toneladas de oro? Loco, ¿verdad? Al parecer, ese oro es de difícil extracción y nadie ha intentado sacarlo. Pero si se extrajera, cada humano vivo en el planeta podría recibir 4 kg de oro. Ahora, ¿te imaginas eso? En 2016, durante una subasta en un gran mercado de pescado en Tokio, Japón, una especie de atún rojo en peligro de extinción se vendió por 14 millones de yenes, lo que equivale a más o menos 117 000 dólares estadounidenses. Y ese ni siquiera fue el pescado más caro jamás vendido.

Tal como parece, pujar por pescado se ha convertido en una especie de tradición en el Tsukiji. ¿Lo estoy pronunciando correctamente? Como sea, en este famoso mercado de pescado en Japón, la primera subasta del nuevo año atrae a postores de todo el mundo para hacer sus apuestas con la esperanza de comprar especies raras. ¡Aparentemente, el atún rojo se ubica como uno de los pescados más caros que existen hoy en día! Pesa alrededor de 221 kg. En 2019, se vendió uno solo por un precio alucinante de 3,1 millones de dólares, ¡la cantidad más alta que alguien ha pagado por pescado hasta ahora! Si hacemos los cálculos, eso significa que medio kilo de atún rojo cuesta alrededor de 3600 dólares. ¿Quién sabía que el pescado podría ser tan caro?

Un estudio realizado en 2011 mostró que un solo tiburón de arrecife en Palaos, una nación insular en el océano Pacífico, tendría un valor de vida estimado de casi 2 millones de dólares. Este valor se basa en la cantidad de turistas que los tiburones de arrecife atraen a los sitios de buceo. ¿Eso es bastante bueno? No hay duda de que el océano está lleno de riqueza. Puede parecer una locura pensar en la naturaleza de esta manera, pero si alguien quisiera comprar toda el agua del océano y todo lo que contiene, ¿tienes idea de cuánto costaría? ¿Se puede calcular el precio? Bien...

Según una investigación publicada por el Fondo Mundial para la Naturaleza en asociación con el Instituto de Cambio Global de la Universidad de Queensland, el valor neto del océano es cuantificable, y hay razones para que sea así. Pero antes de revelar el precio, tratemos de entender el alcance de lo que estamos hablando. Ahora, los océanos ocupan más del 70 % de la superficie terrestre. Tienen más o menos 84 535 galones cúbicos de agua salada. A escala, se necesitarían alrededor de 800 billones de piscinas olímpicas para drenar toda el agua del océano. ¡800 billones! Esas sí serían muchas piscinas. Te daré otro dato. El océano ocupa más del 99 % del espacio vital total de la Tierra. ¡Eso es casi todo nuestro planeta! Si eso no suena bien, ¿tienes idea de cuán profundos son los océanos? Probablemente podríamos acomodar todas las ciudades del mundo allí abajo, y todavía quedaría un amplio espacio.

Algunos dicen que si tomaras el monte Everest, lo voltearas y lo lanzaras en uno de los extremos más profundos del océano, ¡aún así no llegaría al fondo del mar! Quedaría un poco más de un kilómetro para llegar al fondo del océano. La verdad es que sabemos muy poco sobre nuestros océanos. Se ha dedicado mucho más dinero y esfuerzo a los viajes espaciales. Por ejemplo, ¿no es divertido pensar que aunque estamos a 384 600 km de la Luna y aún más lejos de Venus y Marte, la superficie de estos planetas ha sido fotografiada y estudiada casi en un 100 % por científicos modernos? ¿Cuánto de nuestro lecho marino crees que hemos cartografiado hasta ahora? Bueno, ¿y si te dijera que solo el 5 % de todos los fondos marinos? Suena loco, ¿verdad? Se vuelve más loco si pensamos que más del 94 % de todos los seres vivos son en realidad criaturas acuáticas. ¡Y de muchas de estas no tenemos idea! Algunos dicen que el océano es la última frontera de la humanidad. Y es cierto que muy pocas personas se han aventurado en aguas profundas. Hemos enviado a más de doce hombres a caminar por la Luna, pero no más de 4 han intentado sumergirse hasta las profundidades del mar.

Por ejemplo, ¿te suena el nombre de James Cameron? ¿Quién de aquí todavía no ha visto Titanic? Bueno, Cameron fue el director de la exitosa película, y algunos años después de filmarla, participó en una de las dos expediciones tripuladas que alguna vez descendieron al abismo Challenger. Este, como su nombre indica, es uno de los puntos más alejados del fondo del océano. Se encuentra en lo profundo de la Fosa de las Marianas. Cameron decidió que quería ser el primer hombre en llegar al punto más profundo del océano, ¡y así lo hizo! Antes de él, solo Jacques Piccard y Don Walsh habían llegado al abismo Challenger en la década de 1960, pero Cameron logró viajar incluso más abajo que la expedición anterior. Fue la primera persona en alcanzar la asombrosa profundidad de 10 907 metros debajo de la superficie. Aún más impactante es saber que el sumergible en el que se montó para llegar a tal profundidad le costó alrededor de 10 millones de dólares. La expedición en sí costó la mitad, sumando un total de 15 millones de dólares para satisfacer su deseo.

Pero nada de esto se compara con el precio final de filmar la película Titanic, que llegó a un estimado de 200 millones de dólares en 1998. ¿Sabías que el océano en realidad crece en tamaño? Quiero decir, ya es enorme y no tiene planes de hacerse más pequeño. Según una investigación, el océano Atlántico crece 5 cm cada año. Ahora bien, ¿cómo podríamos ponerle precio a algo tan único y esencial para la vida como el océano? Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, medir el precio del océano es una forma de generar conciencia y atención sobre una de las joyas más preciadas del mundo. Este tipo de medición pasa por lo que se llama valoración de ecosistemas. Normalmente, hay dos formas de decidir cuánto cuesta algo. Una es a través de la valoración comercial y la otra es la valoración no comercial. En el caso del océano, sucede a través de una valoración no comercial, lo que significa que alguien pregunta a otras personas cuánto pagarían hipotéticamente por algo, en este caso, el océano.

Y luego, los economistas hacen algún tipo de cálculo loco y llegan a un precio estimado. Intentan tener en cuenta todo lo que mencionamos antes: el precio astronómico del atún rojo, por ejemplo. El valor de la vida de un tiburón. Tal vez incluso le preguntaron a James Cameron cuánto pagaría por todo el océano. Bueno, bromas aparte, el precio no comercial al que llegaron por el océano fue de 24 billones de dólares. De acuerdo con este precio estimado, el océano vale más o menos lo mismo que el PIB de algunos países poderosos del mundo. Si se compara con las 10 principales economías del mundo, el océano ocuparía el primer lugar con un valor anual de 24 billones. Si tuviéramos que precisarlo más, significaría que 1,6 km cúbicos de agua del océano cuesta 13 dólares. Bueno, eso es más asequible, ¿no? ¡Incluso si es muy valorado económicamente, los océanos son esenciales no solo para la vida humana, sino también para la mayoría de la población mundial de animales y peces! La vida en la Tierra sería imposible sin el agua del océano, por lo que es tan importante que sea muy accesible.

No es que necesitemos una nave espacial para visitar el océano más cercano. Dependiendo de dónde vivas en el mundo, ¡unas pocas horas en auto o un corto paseo y estás allí! Si te preguntaran cuánto pagarías hipotéticamente por todo el fondo marino del mundo, ¿cuánto considerarías pagar por él? Unos cuantos billones también. ¡Cuéntanos en los comentarios! Si aprendiste algo nuevo hoy, dale me gusta a este video y compártelo con un amigo. Tenemos más de 2000 videos geniales para que veas aquí. Y recuerda... mantente en el lado genial de la vida.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas