Cynthia Klitbo cuenta la razón por la que su hija la tildó de racista, homofóbica y clasista

Historias
hace 7 meses

Sabemos que las relaciones entre madre e hija, en cierta etapa de la vida, pueden ponerse algo ríspidas. Hablamos sobre todo de la adolescencia, cuando oponerse o diferenciarse de la madre comienza a ser para la hija algo tan importante como urgente. Claro que los famosos no están exentos de estos subibajas emocionales. Aquí tenemos el caso de Cynthia Klitbo, cuya relación con su hija adolescente es muy intensa. Lee aquí su historia y luego nos das tu opinión sobre esta explosiva dupla familiar.

Cynthia Klitbo y su hija Elisa Klitbo han demostrado una conexión excepcional a lo largo de los años. Su cercanía es evidente en cada aparición pública que comparten en redes sociales. La complicidad y el apoyo mutuo que demuestran se esmera en reflejar una relación madre-hija sólida y amorosa.

A través de sus trayectorias profesionales, han demostrado ser un equipo unido, brindándose apoyo incondicional y compartiendo momentos especiales en su vida personal.

Hace unos años, la famosa villana publicó una foto de su hija, Elisa, que por ese entonces tenía solo 12 años, con un comentario que despertó reacciones inmediatas: “¿Pueden creer que mi hija se siente fea?”, preguntaba la famosa villana esperando las respuestas positivas de sus miles de seguidores.

Y claro que las encontró. Frases como “es bellísima”, “es preciosa”, “es igual a la madre” llenaron en ese momento el Instagram de Cynthia. Lo que no sabremos es si este método le sirvió a la niña en su momento para mejorar su devaluada percepción sobre sí misma.

Hoy Elisa tiene 16 años y el parecido con su mamá es más que evidente. Al parecer, además de haber heredado sus rasgos heredó su vocación artística porque ya hace un tiempo que debutó en la tira Junta de vecinos, protagonizada precisamente por Cynthia Klitbo. En esa ocasión fue seguida muy de cerca por su mamá, que subió a sus redes el momento en que la niña empezaba a grabar y ella le deseaba suerte de una manera muy particular.

Se trata de la única hija de la actriz, a quien ella define literalmente como un milagro. Ocurre que Cynthia padece endometriosis, una enfermedad que puede generar dificultades para lograr un embarazo. Pero ella al fin lo consiguió, aunque no le resultó fácil. Fueron 11 años de tratamientos, de cirugías y de recurrir a todo tipo de terapias alternativas hasta que finalmente, y cuando estaba punto de darse por vencida, quedó embarazada.

“Me sentía muy sola, todo lo que quería era tener un hijo, así que fui a pedirle a la virgen de Guadalupe que me diera un hijo o que me llevara. Al mes estaba embarazada”. Así relata este proceso la actriz. Sobre el padre de la niña confiesa: “Me hizo dos grandes favores: me regaló a mi hija y se perdió en la vida. Ahora ella es mía y de nadie más”. Quizás esto explique en parte la intensidad del vínculo que tiene y ha tenido siempre con la niña.

Pero, como sabemos, las relaciones entre madre e hija tienen sus matices y en muchas ocasiones se alejan de la perfección. Con el tiempo Elisa comenzó a sumar seguidores en las redes y al parecer esto no le habría resultado agradable a su mamá, quien le habría dicho que sus seguidores solo eran compañeros de escuela y otras tantas frases muy desafortunadas que enojaron mucho a su hija.

De allí que decidiera desahogarse en su cuenta de TikTok, cuyos seguidores eran mucho más que sus compañeros de escuela. Allí tildó a la villana de clasista, racista y homofóbica y pidió que por favor dejaran de compararla con ella. Claro que con este descargo acaparó toda la atención en las redes y quizás por este motivo, a los pocos días decidió publicar un nuevo mensaje en el que negaba que su mamá le haya hecho comentarios hirientes y le pedía, insistentemente, perdón por haber publicado esas mentiras.

“Fue mi culpa, estaba molesta, mi madre no dijo nada de eso, solo tuvimos una discusión y no sabía cómo desquitarme, por eso borré los mensajes”. Y siguió: “Espero que mi madre sepa que lo siento, lo siento mucho porque siempre le he causado problemas. Hablaré con ella sobre el tema y por favor les pido que ignoren los mensajes”.

Por su parte, Cynthia contó su verdad frente a las cámaras. Admitió haber discutido con su hija y haberle dicho que en un futuro, si su generación seguía así, no iba a tener nadie que le llevara flores porque “ya no habría más caballeros”. Todo ocurrió después de haber escuchado a su hija usar la palabra “elles”, en lugar de “ellas” o “ellas”.

Esto generó el enojo de la niña que corrió a las redes y al ver la desmedida reacción de seguidores y fans de su madre se arrepintió. Como castigo, Cynthia le exigió que nunca más publicara algo sin consultárselo antes a ella.

También admitió tener con su hija los típicos problemas que trae la adolescencia y confesó que la niña le había pedido que dejara de hablar de ella en público y le habría manifestado sentir que nunca sería suficiente para ella. Es que al parecer su madre es demasiado exigente y esto actúa negativamente en la personalidad de su hija.

Hoy por hoy, Lisa sigue siendo para su mamá “el amor de su vida” y la persona que más la hace feliz, según ella misma lo declara en su cuenta de Instagram. Y claro, de eso no hay dudas, el amor entre una madre y su hija, aun con sus turbulencias, es eterno.

La relación entre madre e hija es tan fuerte que nos afecta incluso a nivel cerebral. Con el tiempo vamos no solo pareciéndonos a ellas en aspecto, sino también en carácter y personalidad. Queda en cada uno decidir si esto es una buena o una mala noticia...

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas