La familia de mi esposo arruinó nuestra boda y tuve que echarlos

Historias
hace 8 meses

Las relaciones familiares pueden ser complejas, pero los lazos con la familia de nuestra pareja pueden presentar desafíos únicos. Los desacuerdos sin resolver, las diferencias de valores y los malentendidos pueden generar tensiones que afectan la armonía familiar. Este fue precisamente el caso de una mujer que se vio obligada a echar a la familia de su esposo el día de su boda.

No debemos olvidar que la familia de nuestra pareja tiene sus propias reglas y costumbres. A medida que dos individuos se unen, también se conectan con sus respectivas familias, lo que puede desencadenar una mezcla de emociones y desafíos. Es relevante explorar la importancia de cultivar una relación positiva con la familia política y cómo influye en nuestra vida en pareja.

Desde lidiar con diferencias culturales y valores hasta establecer límites saludables, debemos descubrir estrategias prácticas para fortalecer estos vínculos y crear un entorno armonioso que beneficie a todos los miembros de esta compleja y amorosa red familiar.

A pesar de eso, tengo una relación bastante cordial con ellos. Antes de la boda nunca tuvimos problemas, y aunque siempre han sido distantes conmigo, realmente no le doy mucha importancia. Ahora, hablemos del día de la boda. La planeamos para el día de Año Nuevo, ya que ese fue el día que nos conocimos, la fecha en la que Ben me pidió que fuera su novia, y también el día en el que me propuso matrimonio, por lo que esa festividad siempre ha sido muy especial para nosotros. Todos estuvieron de acuerdo con la elección.

Llegó el día de la boda, y de mi lado de la familia todos estaban vestidos apropiadamente, no había niños presentes, y todo iba muy bien. Entonces, llegó la familia de Ben. Había muchos niños y bebés y absolutamente todos vestían de blanco. Al parecer, sus tradiciones eran más importantes que lo que nosotros queríamos para nuestro día especial. Solo 3 personas respetaron las reglas establecidas, las parejas de los hermanos de Ben.

Nos sentimos muy incómodos e inmediatamente los echamos. Permitimos que se quedaran las 3 personas que siguieron las reglas, pero ellos se fueron con sus esposos, como era de esperar.

La boda transcurrió con normalidad después de eso, pero sentimos que estaba arruinada. Terminamos cancelando la celebración posterior después de que algunos de sus familiares entraran a escondidas a hacer una escena. Después de regresar de nuestra luna de miel, sus parientes estaban muy molestos y básicamente nos excluyeron de su familia. Ahora me siento un poco culpable por no permitirles que practicaran sus tradiciones.

Consejos para lidiar con la familia de nuestra pareja

  • Dale la prioridad a tu relación de pareja o matrimonio. Enfócate en construir un vínculo saludable con tu pareja y recuerda que deberían mantener un frente unido ante cualquier situación con los padres o familiares de ambos.
  • Establece límites saludables. Decide junto a tu pareja las cosas que aceptarán y las que no y comuníquenlo de forma respetuosa, pero firme a los demás familiares. La crianza de los niños, las visitas de los suegros y todos los demás temas que puedan surgir son parte de los asuntos que deberían ser considerados.
  • Evita confrontar a la familia de tu pareja. Si surge algún problema, cada uno debe considerar lidiar con su propio lado de la familia para evitar malos entendidos y enfrentamientos que te conviertan en el villano de la historia.
  • Despídete de las expectativas. Las cosas pocas veces resultan exactamente como las planeamos, sobre todo si hay otras personas involucradas. Por eso, es mejor no esperar nada en específico de la familia de tu pareja y en su lugar disfrutar de las cosas buenas, mostrando gratitud por la mucha o poca ayuda que puedan ofrecerte.
Imagen de portada snoopgoop7 / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas