15 Valientes que no se dejaron intimidar y pusieron en su lugar a personas abusivas y groseras

Historias
Hace 4 semanas

¿Quién no ha envidiado a aquellos que pueden orientarse rápidamente en una situación complicada, rechazar a un insolente o responder con ingenio a un atrevido? Precisamente de este tipo de personas ingeniosas se hablará en este artículo.

  • Voy a la caja con mis compras y hay tres personas delante de mí. De repente, una mujer se cuela con su carrito. Le digo que qué pasa y ella empieza a gritar que estaba ahí y solo se fue por un momento, llamando a la chica de adelante como testigo. La chica dice que no lo recuerda. La mujer cambia de objetivo y empieza a gritarle a la chica. ¿Acaso voy a pelear con ella? Seguimos en la fila, yo frustrado y la mujer enojada. Llega el turno de la chica y ella se voltea y me ofrece su lugar. Jaque mate.
  • Trabajaba en una tienda de donas y un cliente me regañó porque tenía que hacer fila para comprar algo. Su argumento: "¿Sabes quién soy? ¡Tengo varios hoteles!" No me anduve con rodeos y le respondí que esto no es un juego de "Monopoly", sino solo un café. © TheGentileWookie / Reddit
  • Una colega me dijo que me arrepentiría de mis tatuajes cuando me case. Me dijo que soy una chica guapa y que para qué me desfiguro. Entonces le respondí que ya estoy casada y que mi esposo, también lleno de tatuajes, me considera hermosa. © mrs-hardcore / Reddit
  • Tenía que ir al dentista. Llego al estacionamiento y el guardia me dice:
    – El estacionamiento es de pago, 5 dólares por hora.
    Acepto en silencio. Él anota el número de mi coche en su libreta, levanta la barrera y aparco el auto. El doctor me atendió durante dos horas. Al salir, me recibe otro guardia. Le digo:
    – Necesito pagar...
    – ¡Más rápido... dame 10 dólares y vete!
    – Pero su estacionamiento vale 5 dólares por hora.
    – ¿Y? – Mire en el registro cuándo entré. El número del coche...
    Con cara de fastidio empieza a hojear el libro y después de un minuto dice:
    – No hay registro... ¿Cuándo entraste?
    – Hace 15 minutos.
    – ¿En serio? – ¡Por supuesto!
    – Bueno... Dame 2 dólares.
    Solo necesitaba que me trataran con un poco de humanidad.
  • Estaba paseando por la noche y se me acerca un chico.
    – Hermano, dame dinero para un boleto de avión, me han bloqueado la tarjeta.
    – No tengo dinero.
    – Te lo transfiero en cuanto llegue. Te dejo mi pasaporte como garantía.
    Me quedé perplejo por un segundo y luego me reí en su cara. Cuando se dio cuenta de que su truco no funcionó, se fue enfadado. P. D. Sin el pasaporte no te dejan subir al avión, te retienen en el control.
  • En nuestro edificio hay una tienda con un estacionamiento al frente. Los espacios siempre están llenos. Para mantener libre el acceso a su tienda, la dueña pintó ilegalmente un letrero de "Estacionamiento para discapacitados". La gente, respetuosa de la ley, dejaba ese espacio vacío. Ayer recibí mi placa de "discapacitado" para el coche. Aunque tengo movilidad limitada, no había usado la placa antes: mis manos funcionan y mis piernas caminan. Pero después de esperar varias veces por un espacio o que los camiones de la tienda desbloquearan la salida, mi paciencia se agotó. Así que gracias a la dueña de la tienda: hoy, al llegar a un estacionamiento lleno, ocupé el único lugar disponible.
  • El otro día llego a casa y veo que se ha caído el internet. Revisé todo en el apartamento: los cables conectados y el gato no los había mordido. Pensé que tendría que llamar al técnico. Luego decidí mirar a dónde va el cable desde mi apartamento. Abro la caja de conexiones y... veo una caja nueva con cables de otro proveedor, con una pegatina de publicidad para que llamemos y nos conectemos, mientras que mi cable había sido desconectado del adaptador.
  • Llegué a un pequeño pueblo a las 3 de la mañana. Salgo a la plaza de la estación y hay un taxista. Me acerco.
    – ¿Cuánto cuesta ir hasta allí? – ¡20 dólares!
    – Te doy 15. Sé que los viajes en este pueblo nunca cuestan más de 120 durante el día.
    – No voy por 15.
    Bueno, si no vas, no importa. Llamé a un taxi con mi móvil.
    El mismo taxista aceptó la solicitud, pero esta vez el viaje costaba 12. No mintió, no fue por 15.
  • Me cansé de que el jefe siempre se adjudicara el trabajo de otros, así que empecé a firmar todos mis cálculos con letra blanca bajo el último campo completado. Seis meses después, encontré otro trabajo porque me harté. Como despedida, notifiqué a la alta dirección que el jefe se atribuía trabajos que no eran suyos y que no era competente en ellos. Cuando me pidieron pruebas, les dije dónde encontrar mis tablas. Un mes después, lo despidieron y me ofrecieron su puesto. © grimmalkin / Reddit
  • Trabajo en una casa de empeños. La mayoría de los clientes que vienen a comprar oro siempre hacen dos preguntas: "¿Cuánto cuesta?" (aunque el precio está claramente indicado) y "¿Hay descuento?" No hay descuentos: los precios ya son mínimos. Pero insisten en comprar por debajo del costo. Estas dos preguntas siempre las hacen, sin excepción. Un día descubrí una nueva técnica de ventas. Después de la primera pregunta sobre el precio, miraba un poco el cartel y decía: "Espera, ese es el precio viejo, ahora cuesta más". Ahora compran sin más preguntas.
  • Mi madre enseñaba español en una escuela. Un día, varios de sus alumnos quisieron hacerla quedar mal. Ella les dio una tarea: organizarse en grupos y escribir diálogos. Una semana después, debían presentarlos ante la clase. Cuando llamó a esos chicos, dijeron: "Ya respondimos, no lo haremos de nuevo". Mi madre les respondió que no tenía registro de ello y lo recordaría si los hubiera llamado. Pero se negaron a salir y la acusaron de no haber anotado su respuesta. Al principio, mi madre se sintió confundida, pero tuvo una gran idea. Al día siguiente, llegó a clase y les dijo: "Chicos, lo siento, encontré mis notas de su presentación y lo recordé todo". Enumeró sus errores gramaticales y dijo que el diálogo era demasiado corto y no usaba las palabras obligatorias. Todo esto lo inventó. Les puso una mala nota y no les quedó más remedio que confesar. © a-dizzle-dizzle / Reddit
  • En China hay una cosa maravillosa llamada entrega de comida. Y como en cualquier servicio similar, tienes la opción de entrega o recogerlo tú mismo. Me conviene más recogerlo: salgo de la oficina, hago el pedido, llego a casa y lo recojo cuando está listo. Pero hoy los encargados complicaron las cosas y resultó que recogerlo era más caro que la entrega. Me molesté y pedí la entrega a la dirección del restaurante, "mesa junto a la puerta". Llegué justo a tiempo para ver al repartidor con mi pedido, lo recogí y me fui.
  • Debido a una remodelación, tuve que pasar la noche en casa de mi abuela. Sonó el teléfono fijo. Mientras pensaba, medio dormida, si contestar o no, mi abuela ya lo había hecho. Le dijeron llorando:
    — ¡Hubo un accidente! Estoy en la policía.
    — Pues qué bien, — contestó mi abuela.
    Los estafadores se quedaron sin palabras. Estoy tranquila por mi abuela, nuestras charlas sobre cómo evitar engaños no fueron en vano.
  • Hice un test de IQ. Al final, decía que debía enviar dinero para recibir los resultados. No envié nada. Considero que pasé el test de IQ.
  • He recibido varias veces mensajes de texto que decían: "Papá, envíame 5 mil a este número. Luego te explico". Como tengo dos hijos y siempre sé dónde están, respondía: "Vuelve a casa, el taxi lo pago yo. Toma de la caja fuerte, ya sabes el código". Usualmente no responden, pero una vez recibí: "Tacaño malvado".

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas