Expulsan brutalmente a niño con autismo del cine solo por acompañar a su madre al baño

Historias
hace 6 meses

La vida con personas con algún tipo de discapacidad puede ser desafiante. Aún más cuando se es padre de alguien con capacidades especiales, se debe estar alerta a cualquier imprevisto. Y así es exactamente como vive Christine Gallinaro: alerta. Sin embargo, nada la preparó para que los empleados de un cine local se pusieran de acuerdo para discriminar a su hijo, incluso a pesar padecer de autismo. Aquí te contamos su historia.

Una madre de Nueva Jersey ha presentado una demanda contra un cine local, alegando que su hijo, quien tiene una discapacidad, fue objeto de acoso, además de ser expulsado del lugar por acompañarla al baño de mujeres. “El mensaje que le dieron a mi hijo fue que hizo algo terriblemente mal al usar el baño”, dijo Christine. “Fue humillado y traumatizado”.

El 16 de junio de 2023, Gallinaro llevó a su hijo de 15 años a ver una función de la película de Pixar “Elemental” en su cine favorito. El hijo de Gallinaro tiene autismo y un trastorno del habla y por lo general, su padre lo acompaña al baño de hombres en lugares públicos, pero en su ausencia y sin un baño familiar disponible, Gallinaro lo llevó al baño de mujeres.

La madre explicó que su hijo, con su autismo y trastorno del habla, normalmente necesita que alguien lo acompañe al baño. Habitualmente, su padre lo acompaña a los baños públicos de hombres, pero en ocasiones en que él no está presente y no hay un baño familiar disponible, Gallinaro suele acompañarlo al baño de mujeres sin mayor consecuencia.

“Mi hijo puede, hasta cierto punto, funcionar (en el baño), pero necesita supervisión debido a sus habilidades de planificación motora y conciencia espacial”, comentó la madre. “Nadie me ha hecho pasar un mal rato porque estoy con él todo el tiempo”, agregó.

Sin embargo, durante la proyección de la película, su hijo necesitó utilizar el baño y, ante la falta de un baño familiar, y dado que Gallinaro no se sintió cómoda llevando a su hijo al baño de hombres, optó por usar el baño de mujeres.

Así, mientras su hijo terminaba de lavarse las manos, con Gallinaro observando desde la entrada del baño, una empleada entró al lugar. “Ella me rozó rápida y agresivamente para estar a centímetros de mi hijo”, dijo Gallinaro. “Dije, ’¿Hay algún problema?’ y ella respondió: ’Él no debería estar aquí’”.

Ante esto, la mujer pidió hablar con un supervisor, pero el empleado solo le respondió: “Este no es un baño transgénero” y les ordenó abandonar el teatro. Según Gallinaro, en algún momento, el empleado se alejó y los guardias de seguridad se acercaron. “Me sentí acorralada”, dijo.

Gallinaro mencionó que después de que comenzó a grabar la conversación en su teléfono celular, los guardias permitieron que ella y su hijo continuaran viendo la película. Sin embargo, de vuelta en sus asientos, su hijo le dijo: “Ir a casa”, así que decidieron marcharse. Al salir, afirma que se encontraron con agentes de policía, pero afortunadamente, después de una breve conversación, ambos pudieron regresar a casa.

Los representantes del cine de la policía no dieron comentarios al respecto, pero Gallinaro se sintió desolada porque su hijo pensó que era culpable por lo sucedido. “Aún al día de hoy se sigue disculpando”, expresó. Por si fuera poco, la mujer ha comentado que su hijo ahora tiene temor de usar el baño en su propia casa. Además, experimenta dificultades para dormir y se niega rotundamente a volver al cine.

“Los niños con discapacidades ya están lidiando con trauma”, dice ella. “Tener que escuchar a tu madre defenderte públicamente usar el baño solo empeora las cosas”.

Ante la situación, el abogado de la familia, ha dicho que el cine debería asumir la responsabilidad por el penoso incidente. “No se puede negar a un niño con discapacidad los mismos derechos y privilegios en los lugares públicos que todos los demás tenemos: si no hay un baño familiar, ¿qué opción tenía Christine?”, comentó.

La denuncia, interpuesta en el condado de Monmouth, sostiene que los trabajadores del cine infringieron la Ley Contra La Discriminación de Nueva Jersey, mostraron negligencia en la supervisión de su personal y “cometieron actos u omisiones de forma intencionada o imprudente que ocasionaron angustia emocional” al adolescente.

“Me encantaría una disculpa formal del cine a mi hijo”, dijo Christine. “Si mi hijo decide regresar, me gustaría que le dieran la bienvenida. Y quiero ver más baños familiares”, concluyó.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas