Hombre se queja del refrigerio que le preparó su esposa; esto le mandó

Historias
hace 5 meses

No hay nada más frustrante que esperar con ansias en el trabajo, un delicioso refrigerio hecho con amor, solo para descubrir que tu pareja ha fallado estrepitosamente en la cocina. En esta divertida anécdota, un hombre narra la desastrosa experiencia de probar el lunch que le mandó su amada esposa.

El autor relata con humor y ternura cómo intentó disimular su disgusto mientras su paladar sufría. A través de esta historia, descubrimos que incluso los pequeños errores pueden unir a las parejas en risas y complicidad.

Llevar comida a la escuela o al trabajo es una práctica muy común entre muchas personas, ya que les permite ahorrar dinero y tiempo durante la hora del almuerzo. Además, es esencial asegurarse de que los alimentos estén en óptimas condiciones para garantizar una alimentación saludable.

No obstante, en algunas situaciones, la persona encargada de preparar ese almuerzo lo hace a primera hora de la mañana y muchas veces de manera apresurada, ya que la mayoría anda corriendo por el trabajo o por llevar a sus hijos a la escuela, lo que puede llevar a distraerse de la cocina.

Esto le sucedió a una mujer que decididamente quiso sorprender a su esposo con un almuerzo fuera de lo común. Sin embargo, lo que ella consideró como un gesto de cariño y originalidad, resultó ser motivo de queja por parte de su marido, quien decidió expresar su descontento a través de las redes sociales.

Fue en la popular plataforma de TikTok donde el hombre decidió compartir un divertido video en el que revelaba cómo su pareja le había preparado su almuerzo de una manera descuidada. La grabación se volvió rápidamente viral, generando risas y comentarios entre los usuarios de la red social.

En las imágenes se puede apreciar cómo el chico saca sus recipientes de comida de una mochila en la que los guarda. Ahí se puede ver una pechuga empanizada y una abundante porción de lechuga fresca.

Aunque hasta ahora no parece haber complicaciones, el inconveniente radica en que la lechuga que su pareja empaquetó en una bolsa de plástico no está cortada, sino que consiste en poco más de la mitad de una pieza de esta verdura junto a un limón partido por la mitad.

Frente a esta situación, el hombre comenta: “Está bien que mi chica se aburra de prepararme almuerzos y todo eso, pero esto me parece una falta de respeto”, mientras muestra los alimentos y suelta una risita al enseñar la lechuga a sus seguidores.

Después, se le observa disfrutando de la carne mientras afirma “pero no hay problema, aquí nadie se desanima”, luego toma la lechuga y le da un gran mordisco a la verdura sin cortar, indicando que probablemente así se la comerá.

Los usuarios de esta red social encontraron esta situación muy graciosa y decidieron hacer bromas sobre la comida del hombre y contar algunas anécdotas personales.

“Creo que se confundió y guardó la lechuga picada en el refrigerador”, “A veces hay intención, pero se hace tarde para trabajar”, “Un día le puse un sandwich a mi esposo y después vi que solo mande el pan”, “Yo le mandaría un video comiéndome la lechuga a mordidas, ja, ja, ja”. Fueron algunos de los comentarios que dejaron los internautas.

Aunque a veces la comida en casa no es la que nos esperaríamos, sabemos que la hicieron con amor, nuestros padres o parejas hacen lo mejor que pueden por cada uno de nosotros. Tendemos a pensar que la comida comprada es mejor, pero las experiencias que nos narraron varios usuarios en este artículo nos enseñan que no todo lo que brilla es oro.

Imagen de portada _vr_84 / TikTok

Comentarios

Recibir notificaciones

Lecturas relacionadas