La corrieron del trabajo, pero antes de irse logro vengarse de la peor forma

Gente
Hace 1 semana

Imagina esto: una joven de Rosario decide tomar cartas en el asunto después de ser despedida, y su reacción no solo captura la atención de todos en las redes sociales, sino que también desata un debate candente sobre el trabajo y la autonomía personal en la era digital.

Una joven de Argentina se volvió viral en redes sociales al confesar que, tras ser despedida de su trabajo en una clínica odontológica, decidió tomar represalias contra la empresa eliminando su base de datos digital. La chica, identificada como Florencia Gallo, narró los eventos a través de su cuenta en TikTok.

Gallo contó que había trabajado durante dos años sin un contrato formal y fue despedida después de solicitar un aumento salarial. En su publicación, afirmó: “Dos años en negro y me despiden por pedir un aumento. Si mi trabajo no vale, pronto descubrirán cuánto cuesta digitalizar y automatizar todo”. Este comentario generó diversas reacciones entre los usuarios de la plataforma.

“A mí me habrán echado, dejándome sin saber cómo pagar el alquiler, sin saber cómo hacer para comer, pero por lo menos yo no soy tan idiota para no darme cuenta de que no tengo que importunar al que creó mi base de datos porque yo ahora... la borré toda”, afirmó la joven en el video.

Florencia detalló que la eliminación de la base de datos dejaba a la clínica odontológica con únicamente registros físicos en papel. “Ahora solo cuentan con registros físicos de puro papel que está distribuido en cajas y muebles y ya la información, aunque exista, es menos accesible”, comentó. Su acción inicial generó una intensa discusión en redes sociales, donde numerosos usuarios cuestionaron si su respuesta estaba justificada.

Frente al aluvión de críticas recibidas luego de que su publicación se hiciera viral en una cuenta de X, Gallo subió otro video manifestando que dos días después decidió devolver la base de datos. Justificó su acto diciendo: “Yo ya sabía cuál iba a ser mi destino. Iban a hablar mal de mí y yo decidí con qué”. Sin embargo, mencionó que devolvió la base de datos por lástima hacia los pacientes que se verían afectados por la falta de registros médicos accesibles.

El video en el que Florencia relata su acto de venganza ha acumulado más de 280 000 reproducciones hasta el momento y ha recibido alrededor de 17 000 “me gusta”. Aunque muchas personas criticaron su comportamiento, la publicación también generó un debate sobre las condiciones laborales y la precarización del empleo.

La respuesta masiva en las redes sociales ha puesto en el centro del debate la vulnerabilidad de aquellos que trabajan sin un contrato formal.

Imagen de portada flortgallo1 / TikTok

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas