La inesperada reacción del abuelo de una tribu al verse a sí mismo por primera vez

Historias
hace 8 meses

Imagina que nunca has visto tu propio rostro, y no sabes cómo son tus ojos, tu nariz o tu boca. Puede soñar extraño para nosotros, pero esa es la realidad de muchas personas que viven en tribus aisladas del mundo moderno. En los últimos días, un video del abuelo Silac viéndose por primera vez se viralizó y nos regaló a todos una reacción inolvidable.

La historia comienza con la increíble aventura de Alejandra Ramírez, ella recorre el mundo para conocer otras culturas. Su último viaje la llevó a Papúa Occidental, Indonesia, donde conoció a la tribu Korowai, conocida como una de las últimas tribus caníbales, quienes viven aislados de la civilización moderna. Ellos no tienen espejos, mucho menos teléfonos.

Con la tribu, Alejandra pudo vivir muchas cosas nuevas. Pero la mejor parte tal vez habrá sido ser testigo de un momento mágico: la primera vez que el abuelo de los Korowai se veía a sí mismo.

En uno de los vídeos que grabó durante su visita se ve cómo Silac se acerca intrigado a ella con curiosidad. Al ponerse frente a la pantalla, descubre su reflejo y queda fascinado. Mueve la cabeza, se toca la cara varías veces y se sonríe con ternura. “La primera vez que se ve a sí mismo” comenta la influencer. Lo más parecido que había visto antes era su sombra o su reflejo en el agua.

“Para mí fue mágico, como él llegó, como se vio con amor, cómo se reconoció y luego siguió con su vida normal. Como si nada hubiera pasado. Un momento y ya”, relata Alejandra.

Alejandra asegura que no quiere invadir ni cambiar la cultura de los Korowai, sino respetarla y aprender de ella. “No estoy interfiriendo, no fui la primera turista en venir ni seré la última. Me abrieron las puertas de su hogar y pedí permiso para poder grabarlos de forma prudente en su mayoría”.

El video del abuelo Silac sin duda llegó al corazón de muchos, su reacción llena de humor e inocencia es prueba de que hay mundos muy diferentes al nuestro, pero al mismo tiempo, nos recuerda que somos parte de una misma humanidad, diversa y maravillosa.

Gracias a la posibilidad de grabar en cualquier momento, podemos ser testigos de inimaginables historias. A veces nos enseñan que no necesitamos tener poderes para ser héroes o las mejores personas.

Imagen de portada alejandra.travels / TikTok

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas