Ladrones robaron sin dejar huella, pero devolvieron todo junto a una nota

Historias
hace 7 meses

De la noche a la mañana, esta mujer lo perdió todo por culpa de unos ladrones. Cuando creyó que todo había terminado, la policía encendió las alarmas una vez más, ya que algo muy extraño había ocurrido. Ante toda la desilusión, se encendió una luz de esperanza, una que nunca deberíamos perder.

Candy Stalings es una mujer que trabajaba en un importante centro estadounidense. Una noche, unos ladrones entraron por el techo del edificio de oficinas y se llevaron todas las computadoras del lugar. Se activaron las alarmas y a los pocos minutos llegó la policía. Candy también corrió al lugar y ver la sala vacía la dejó devastada.

Más allá de la pérdida económica, la angustia de Candy se debía a que los datos que había en las computadoras contenían el trabajo de su vida. Todo lo que había dentro de los aparatos era realmente irrecuperable y significaba una pérdida aún más grave que los miles de dólares que le habían robado en electrónica.

Aun llorando y luego de que la policía tomara la denuncia, Candy regresó a su casa. Unas pocas horas después, alrededor de las 4:30 de la madrugada, su teléfono sonó, era nuevamente la policía. Le dijeron que vaya al centro de inmediato, había ocurrido algo que no podían explicar y debía verlo con sus propios ojos.

Al llegar al lugar, vieron un carrito de compras en la puerta, que estaba lleno con todas las computadoras robadas, no faltaba ni un solo aparato. “Un oficial de policía con el que estaba en ese momento dijo que nunca había visto algo así en los 20 años que trabajó en la fuerza. Estábamos conmocionados, completamente conmocionados”, explicó.

Nadie entendía bien qué estaba sucediendo, hasta que Candy explicó: “Cuando miré dentro del carrito pensé: Estos son nuestros artículos que se habían llevado antes. Esto no tiene ningún sentido. ¿Por qué lo traerían de vuelta? Y luego, un oficial encontró una nota dentro de la computadora portátil mientras tomaba huellas dactilares”.

La nota escrita a mano por uno de los ladrones decía: “No teníamos idea de lo que estábamos tomando. Aquí están tus cosas de vuelta. Esperamos que ustedes puedan continuar marcando la diferencia en la vida de las personas. Bendiciones.”

Courtesy of Candy Stallings

No teníamos idea de lo que estábamos tomando. Aquí están tus cosas de vuelta. Esperamos que ustedes puedan continuar marcando la diferencia en la vida de las personas. Dios los bendiga.

Resulta que Candy trabajaba en un gran centro que ayudaba a personas en difíciles situaciones y en las computadoras había datos importantes para darles una mano. Al descubrir esto, los malhechores entendieron que podían perjudicar a quienes realmente necesitaban una ayuda.

Imagen de portada HLN / YouTube, Courtesy of Candy Stallings

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas