Madre estalla las redes por cobrarle a los padres de otros niños, cuando van a jugar a su casa

Crianza
hace 1 mes

En tiempos donde la crianza y las decisiones de los padres al respecto se encuentran bajo constante escrutinio, una madre estadounidense ha encendido un gran debate en redes, tras implementar una medida poco convencional: cobrar a los padres de otros niños cuando estos van a su casa a jugar. Con argumentos a su favor y en su contra, lo cierto es que esta práctica ha desatado varias preguntas sobre los límites de la hospitalidad y las consecuencias económicas de la crianza en la actualidad.

Brianna Weimar, una joven madre estadounidense, recientemente explicó en un video en sus redes sociales que pide un reembolso por los alimentos, jabón y electricidad que usan los amigos de sus pequeños hijos, cuando van a visitarlos a su casa.

La mujer comentó que, luego de que su hijo estuviera jugando con un amigo en casa, le solicitó a su madre una suma de dinero para cubrir los gastos de comida y materiales de juego en los que incurrió, para que ellos pudieran jugar a gusto en su hogar.

Con sorpresa, Brianna comentó que le parecía increíble que la otra madre se hubiera molestado por un cobro que, para ella, era lo más lógico, dada la apretada situación económica en su entorno. “Recibí una respuesta muy grosera de su parte después de que le cobré”, dijo Brianna, visiblemente desconcertada.

Además, defendió el monto cobrado, detallando cada una de las cosas que había incluido en su cuenta: “Jugaron videojuegos durante 45 minutos, así que calculé el costo de la electricidad y luego lo dividí por dos. Luego derramó su jugo en la alfombra, así que le cobré una tarifa de limpieza. No creo que esté mal. Creo que se justifica completamente”.

Su historia ha dividido opiniones en las redes. Mientras algunos apoyan su decisión, otros la han lapidado por su decisión de cobrarle a otros padres. A pesar de las críticas, Brianna confirmó que la otra madre finalmente pagó el reembolso solicitado.

Al parecer, esta no es la única exigencia de ese tipo que la mujer hace a otros padres, ya que en una ocasión anterior, había comentado que además, antes de que los amigos de sus hijos lleguen a su casa a jugar, les pide a sus padres firmar un documento legal en el que se hagan totalmente responsables por lo que llegara a pasar con sus hijos durante la visita.

Comentarios

Recibir notificaciones

Lecturas relacionadas