Mi mejor amiga desde hace 20 años me invitó a su boda y se convirtió en el peor día de mi vida

Gente
hace 1 mes

Algunas amistades perduran por décadas e incluso toda la vida, mientras que otros vínculos aparentemente sólidos pueden destruirse en un instante. Nuestra protagonista de hoy es una mujer de 34 años que quedó impactada por la actitud que mostró su mejor amiga en un día especial. Ella escribió una carta a nuestra redacción, y podíamos sentir su deseo de llorar mientras nos contaba su historia.

La amistad entre estas dos mujeres parecía ser muy sólida

Alyson, de 34 años, recientemente nos envió una carta contándonos sobre una experiencia desgarradora en su relación con su amiga de la infancia, Miranda, de 35 años. Comenzó su relato diciendo: «Mi mejor amiga de la infancia se casó el fin de semana pasado. Estaba tan emocionada y contenta de estar allí para apoyarla en su gran día. Pero cosas desagradables en nuestra relación comenzaron inmediatamente.»

Alyson continúa: «Justo después de que Miranda me pidiera ser su dama de honor, dijo que tenía que vestirme de manera ’femenina’. Hizo una lista de requisitos que incluía un vestido, tacones, dejarme crecer el cabello, al menos hasta un corte bob. Y se suponía que debía teñirme el cabello y broncearme. Y lo peor para mí, que definitivamente tenía que usar maquillaje corporal para cubrir mis tatuajes.»

Alyson explicó por qué todo esto fue un problema para ella desde el principio. Escribió: «Desde mi adolescencia, siempre he mostrado una apariencia masculina. Siempre me he sentido profundamente incómoda usando vestidos, tacones y maquillaje. Pero era el gran día de mi mejor amiga, así que me ofrecí a hacer todo excepto dejarme crecer el cabello». Luego, Miranda le dijo a Alyson que aún estaría invitada a su boda, pero que ya no sería dama de honor, a lo que Alyson accedió, aunque ya se sentía bastante mal por todo esto.

Las cosas empeoraban desde ese momento, y Alyson estaba cada vez más molesta

Alyson prosigue con su historia, diciendo: «Soy chocolatera, así que Miranda me preguntó si podía hacer los recuerdos de la boda y encargarme completamente de una mesa de postres. Aunque nuestra relación ya estaba bastante deteriorada por sus exigencias sobre mi apariencia y el hecho de que había reconsiderado mi papel como dama de honor, estaba emocionada de ayudarla con todo. Me esforcé al máximo para crear una mesa absolutamente increíble»

Sin embargo, la actitud de Miranda hacia Alyson no mejoraba. La mujer compartió: «Luego me dijo que la boda estaba llegando a un punto en que se excedería del presupuesto y Miranda quería mantener bajos los costos. Así que dijo que mi esposo no estaba invitado. Estaba furiosa, pero ella era mi mejor amiga y habíamos pasado por muchas cosas juntas. Pensé que todo era resultado del estrés prenupcial, así que fui extremadamente comprensiva e incluso reduje mis tarifas para la mesa que preparé como mi regalo personal para la pareja.»

La actitud poco amistosa de la mejor amiga no se detuvo en ese punto crucial

Alyson escribió: «Un mes después, al revisar la lista de invitados, Miranda me dijo que mi esposo todavía podía acompañarme, pero si lo hacía, nos moverían lejos de la mesa principal.» Alyson compartió que su esposo es fotógrafo de bodas y estaba ansioso por construir su portafolio. Sabían que Miranda y su futuro esposo no tenían fotográfo.

El esposo de Alyson entonces se ofreció a filmar un video profesional de la boda sin cobrar. La mujer compartió: «Miranda estaba encantada y sugirió que nos moverían a la mesa de los proveedores para que pudiéramos cooperar con los demás. Nos gustó la idea y se acordó que nos sentaríamos con los proveedores.»

Luego, la situación tomó un giro totalmente desfavorable. Alyson escribió: «El día de la boda, mi esposo y yo llegamos 4 horas antes para ayudar con el evento. Él pasó el tiempo filmando mientras yo organizaba la mesa de postres. Después de la ceremonia, los invitados fueron trasladados a la sala de fiestas y la sala original se convirtió en el lugar para la recepción. Mientras ayudaba a convertir la sala, me quedé atónita al descubrir que mi mejor amiga en realidad no había agregado nuestros nombres en la lista de asientos.»

No había mesa para los proveedores y Alyson y su esposo tuvieron que sentarse en una sala separada, ya que no estaban en la lista. Esa sala estaba aislada de la recepción, no podían oír ni ver nada y ni siquiera podían hablar con nadie.

Alyson está extremadamente dolida por toda la situación

Alyson dijo: «Después de que nos sugirieron sentarnos en una sala separada, me acerqué a Miranda para explicarle la situación. Ella dijo que había sido una confusión. Lo entiendo todo, pero Miranda no hizo nada para trasladarnos a la sala principal. Simplemente, nos excluyeron de la recepción. Me perdí toda la boda y pasé la mayor parte de la noche llorando en el baño. Mi esposo continuó filmando todo, quería obtener un hermoso video para ellos.»

Alyson cerró su carta diciendo: «Después de toda la situación, le envié un mensaje a Miranda y le conté cómo me sentía. Comenzó a disculparse y explicó que estaba desorientada ese día. Dijo que se sentía extremadamente culpable y aún quería seguir siendo amigas. Y ahora lo único que deseo es no volver a verla nunca en mi vida.»


Consejo de Genial

Estamos muy agradecidos con Alyson por compartir su historia con nosotros, y creemos que sus sentimientos serían entendidos por muchas personas.

Nuestro consejo para la mujer sería tan simple como no hacer nada sobre la situación. Creemos que Alyson ya ha hecho suficiente por su amiga y ha demostrado un verdadero compromiso con su amistad, siendo realmente una amiga.

Pero Miranda actuó de manera incorrecta, por lo que Alyson no tiene nada que disculparse, y tiene derecho a cortar todos los lazos con Miranda después de este incidente. Aunque las dos mujeres restablezcan su comunicación, le aconsejaríamos a Alyson que mantenga ciertas distancias con Miranda en el futuro y que nunca la trate como una verdadera amiga.

Aquí tenemos más historias de personas que creían tener una sólida amistad, pero se encontraron con una realidad completamente diferente.

Imagen de portada Dmitry Ganin / Unsplash

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas