Mujer es madre de gemelos a los 59 y su hija mayor le retira la palabra

Historias
hace 8 meses

Hay veces donde las decisiones que tomamos pueden tener un impacto profundo en nuestra vida. En esa búsqueda de la felicidad, es posible que nos encontremos separándonos de aquellos que más queremos. Así, Lauren Cohen, una mujer de 59 años, se mantuvo firme en su decisión de embarazarse de gemelos, a pesar de enfrentar numerosas adversidades en el camino.

Todo comenzó cuando Lauren conoció a Frank, un hombre 20 años menor que ella, en una clase de baile. Supo que había encontrado a su compañero de vida y, a pesar de la diferencia de edad, se casaron al poco tiempo. Lauren no dejó que su edad fuera un obstáculo para cumplir sus sueños de ser padres, así que comenzaron a asistir a médicos de fertilidad. Después de numerosos intentos, finalmente recibieron la noticia de que esperaban una hija a la que llamaron Raquel.

Pero la vida les tenía preparada una sorpresa aún más grande. Al año siguiente, esperaban con ilusión el nacimiento de gemelos, a quienes llamaron Gregory y Giselle. Este inesperado giro del destino los llenó de alegría, pero convertirse en una madre de avanzada edad significó enfrentar el rechazo de su hija mayor, Renee, fruto de un matrimonio anterior.

Su hija Renee estaba tan enojada con su madre por haber quedado embarazada a sus casi 60 años que perdieron contacto. Como resultado, tampoco pudo acercarse a su nieta Hannah. A pesar de todo, asegura haber tomado la decisión correcta y no se arrepiente de rehacer su vida con su nueva familia.

De hecho, Lauren dice: “Haré lo que sea necesario para vivir el mayor tiempo posible. Me he fijado el objetivo de ver a mis hijos terminar la universidad. Tengo que seguir adelante durante 17 años, hasta que tenga 81 años.” Esto implica tomarse una mezcla de 98 píldoras a la semana entre multivitamínicos y suplementos alimenticios para lograr mantenerse sana y saludable.

Pero a pesar de todos sus esfuerzos por mantenerse saludable, el sueño de Lauren estuvo a punto de desmoronarse cuando tuvo un importante susto de salud. Su tiroides provocó que su corazón latiera demasiado rápido, poniéndola en riesgo de sufrir un derrame cerebral. Afortunadamente, logró recuperarse y continúa presenciando el crecimiento de sus tres hijos pequeños.

Su historia nos recuerda que, incluso en medio de los desafíos y las adversidades, el amor y la determinación pueden superar cualquier obstáculo. Esta familia poco convencional es testimonio viviente de la capacidad de encontrar la felicidad y la plenitud en todas las etapas de la vida.

Imagen de portada truly / YouTube

Comentarios

Recibir notificaciones

Lecturas relacionadas