Ni los volcanes ni el espacio pueden detener a esta criatura

Curiosidades
hace 5 meses

Oye, llegamos a la luna. Navegamos alrededor del mundo, Romeo conoció a Julieta... es difícil imaginar que hay criaturas ahí fuera que lo vieron todo. ¡Animales inmortales! Bueno, casi.

Las esponjas vítreas son pequeñas criaturas extrañas que permanecen en un lugar durante miles de años. Desde su lugar favorito bajo el mar, fueron testigos de la llegada de los primeros europeos a América. ¡Pueden vivir hasta 15 000 años! Y lo que es aún más genial es que pueden controlar su proceso de envejecimiento... acelerarlo o ralentizarlo. Tienen un exoesqueleto parecido al vidrio como protección. Las langostas pueden volver a crecer una extremidad si la pierden. Y son básicamente inmortales. Producen un número ilimitado de enzimas que mantienen su ADN siempre joven. Y solo siguen creciendo. ¡Eso significa que sobrepasan su propio caparazón! Tienen que desprenderse de su exoesqueleto de vez en cuando y renovarse a uno más grande.

La langosta más grande que se ha capturado hasta ahora pesaba 20 kg en la costa de Nueva Escocia. ¡Los científicos creen que esta gran langosta tenía unos 100 años! ¡Estaba viva cuando Edison inventó el fonógrafo!

La siguiente criatura es una mezcla entre una medusa y la rama de un árbol. Cada extremo de la hidra tiene un pie anillado y pasa el día descansando en lagos y ríos. Sus tentáculos se aferran a las ricas meriendas que pasan nadando. ¿Entonces cuál es el secreto de su inmortalidad? Es algo que todo el mundo quiere saber. ¡La hidra tiene la capacidad de renovar sus células madre! ¡Los científicos han estado tratando de hacer eso durante años! De hecho, ¡pueden ralentizar su proceso de envejecimiento!

Estas pequeñas criaturas marinas son erizos rojos. Se posan sobre algas en aguas poco profundas y son inmortales. Bueno... no las hemos estudiado lo suficiente como para saberlo con seguridad. Pero los científicos dicen que solo crecen en tamaño, no en edad. ¿Qué? Bueno, de alguna forma se quedan como pequeños erizos bebé, pero crecen en tamaño. Adulto-erizo-bebé, está bien. Estos bebés rojos pueden llegar a tener unos 100 años, ¡incluso 200!

¿El más lento de la lista? La tortuga gigante. Puede llegar a los 200 años. Y uno de los más viejos es Jonathan. Es técnicamente el animal terrestre que se arrastra más viejo. Nació en 1832 y vive en una isla remota llamada Santa Elena. Jonathan ha pasado por mucho. Ha visto el primer rascacielos estadounidense, la Torre Eiffel... Ah, sí, también ha vivido todas las series mundiales, ¡empezando cuando tenía 71 años! No ve muy bien, y ha perdido el sentido del olfato, pero permanece fuerte. De vuelta a los océanos, y al tiburón de Groenlandia. Se sabe que es el vertebrado más longevo y puede vivir más de 400 años. Nadar alrededor por tanto tiempo en el profundo, oscuro y frío océano significa que estos tiburones son resistentes. Son capaces de soportar una increíble presión de agua.

Los tiburones son una de las únicas criaturas actuales que no han sido muy afectadas por la evolución. Muchos de ellos existen desde los dinosaurios y no han cambiado mucho. Los científicos descubrieron que crecen alrededor de un centímetro por año. Así que, con un pequeño cálculo rápido de matemáticas, pueden averiguar fácilmente la edad de estos tiburones. ¡Imagina ver uno más viejo que los Estados Unidos!

La siguiente criatura es probablemente la más duradera, indestructible y bonita de la lista. Se llama tardígrado, pero los científicos lo apodaron “el oso de agua” porque, ¿supongo que se parece a uno? Pero no es exactamente del tamaño de un oso. Tiene 8 patas y manos con una extraña nariz. Y estas bizarras criaturas microscópicas son in-des-tructibles. Se sabe que viven en los lugares más extremos del planeta. Pueden vivir en temperaturas tan altas como 150 y tan bajas como −200. Volcanes, noches heladas en el desierto... Incluso pueden soportar la radiación y cantidades masivas de presión en las partes más profundas del océano.

Incluso pueden sobrevivir al vacío del espacio, ¡sin trajes espaciales diminutos ni nada! Aunque eso sería lindo... Hasta ahora, han sobrevivido 10 días en el exterior de una nave espacial, pero probablemente podrían hacerlo por más tiempo.

Los tardígrados pueden ser capaces de sobrevivir a los humanos, si hay algún tipo de catástrofe mundial. Organismos microscópicos a cargo del planeta, me pregunto cómo sería eso... Ya sea que todos los volcanes entren en erupción a la vez, u otra era de hielo, o incluso otro molesto asteroide, los tardígrados probablemente ni siquiera lo notarían. Los científicos los están estudiando para ver si pueden ayudarnos con algún tipo de biotecnología de siguiente nivel. Solo por diversión, aquí está la efímera. Este pobre insecto ni siquiera pasa de 24 horas, en promedio. ¡Las hembras y los machos pueden llegar a los enormes 2 días de edad! ¡Hablando de vivir el momento! Estas pequeñas moscas crecen en enjambres y se sabe que tienen una de las vidas más cortas de cualquier criatura. ¿Pero como especie? ¡Han existido por cientos de millones de años!

Las medusas han descubierto la fuente de la juventud, y sorpresa-sorpresa, siempre ha estado dentro de ellas. No al estilo de un póster de inspiración, sino literalmente, siempre ha estado dentro de ellas. ¡Las medusas son capaces de revertir su proceso de envejecimiento cuando lo desean! Imagina que estás nadando, y luego piensas para ti mismo: “Como que quiero tener 8 otra vez”. Y zas, ahí estás. ¿Quién querría volver a tener 8?

Así es como las medusas se mantienen jóvenes y viven libres de estrés. Estas criaturas sin cerebro ni huesos pueden retroceder el reloj cuando quieran, mientras nadie las moleste. Son superrelajadas, solo flotando en cualquier dirección que les lleve la corriente, como, ¿dejándose llevar? Esta criatura parece sacada de una película de ciencia ficción. Y podrías decir que tiene una especie de... ¿rasgos alienígenas? La Weta gigante pesa más que un ratón y es considerada uno de los insectos más grandes que existen. Puedes encontrar estos grandes bichos en Nueva Zelanda. Mientras que las medusas pueden revertir su proceso de envejecimiento, algunos miembros de la familia Weta pueden volver a la vida. Hablando de superpoderes.

Si se congelan por completo, empiezan a fabricar proteínas especiales que impiden que sus órganos se estropeen. Luego de la cantidad de tiempo que estén así, pueden descongelarse y volver a la vida... como si nada hubiera pasado. Dato curioso: el Weta gigante tiene orejas en las rodillas de sus patas delanteras. Y como puede resucitar, también se le llama el bicho zombi. Espeluznante.

Las planarias son gusanos planos únicos... además de ser prácticamente inmortales. Son las máquinas de regeneración por excelencia de las partes del cuerpo perdidas. Si tomas uno de ellos y divides su cuerpo en 10 partes, ¡terminarás con 10 nuevas planarias! Si sigues dividiéndolas, seguirán multiplicándose. ¡Aunque miden menos de 2,5 centímetros! Imagina si pudiéramos averiguar cómo hacer eso... ¿sería una forma de vivir para siempre? O acabaríamos con un mundo totalmente loco, con copias de todo el mundo caminando por ahí. ¿Qué tal el equipo de relevos más rápido del mundo, ¡4 Usain Bolts idénticos! Las almejas existen desde hace mucho tiempo. ¡Los científicos han descubierto que pueden vivir hasta 400 años! Estas pequeñas criaturas con concha son las que crean esas pequeñas y brillantes perlas que todo el mundo ama. Una almeja se pondrá en modo acción cuando un parásito entra en su interior.

La almeja trata de cubrir el parásito con un montón de químicos especiales, los mismos que usa para hacer el interior de su concha. Ahí es cuando la magia empieza a suceder. Cuando estas sustancias se endurecen, ¡forman una perla brillante y resplandeciente! Cuantos más químicos, más grande es la perla.

Esta larga criatura de aspecto resbaladizo vive en las profundidades de las cuevas de Europa. ¡Un proteo puede llegar a vivir hasta 100 años! Pasa sus días cazando pequeños insectos, caracoles y cangrejos con sus diminutos brazos frontales y su cuerpo como de serpiente. Su piel es tan pálida que algunos lugareños lo llaman “pez humano”. ¡Oye, espera un minuto!

El proteo es casi ciego, pero aún puede detectar la luz, solo que lo hace principalmente a través de su piel. Como otros animales ciegos, tiene un sentido del oído y del olfato muy potentes. Obtiene su aspecto distintivo de esas pequeñas branquias rojas alrededor de su cuello.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas