No le devuelve a su mamá el dinero que le prestó y ella toma decisión muy controvertida

Gente
Hace 3 semanas

El testimonio sobre la decisión de una madre acerca de la herencia de su hijo ha alcanzado repercusión global a través de las redes sociales, donde el relato del familiar de la mujer se ha vuelto viral.

Este individuo ha compartido abiertamente su situación al buscar consejo de un asesor financiero. Según relató el asesor, desde el año 1996 le adeuda a su madre la suma de 20 000 dólares (equivalente a unos 18 500 euros). En ese momento, solicitó ese monto a su madre con la promesa de reembolsarlo en un lapso de dos años. Explicó que, inicialmente, logró devolverle 5000 dólares en tan solo cinco meses. Sin embargo, debido a unas «decisiones terribles» que tomó posteriormente, perdió su empleo y no pudo hacer más devoluciones.

Tras el fallecimiento de su madre, él y sus cuatro hermanos vendieron la casa de ella por aproximadamente 600.000 dólares, lo que los llevó a calcular que cada uno recibiría alrededor de 146 000 dólares.

Sin embargo, debido al resentimiento de su madre por el préstamo impago, ella decidió restar esa cantidad de su herencia. «Cuando mi madre redactó su testamento, mostró mi carta de 1996 en la que se evidenciaba que no había devuelto el préstamo. Esta es la única prueba de la transacción», relata el hombre. Él afirma que necesita cada centavo de su herencia debido a sus problemas económicos y ahora está intentando demostrar que sí pagó parte de ese préstamo.

No obstante, el asesor tiene un veredicto poco alentador para él: «Es difícil creer que en 28 años no pudieras devolverle a tu madre 15 000 dólares. Es momento de ser honesto y reconocer tu responsabilidad en este conflicto familiar. Este préstamo debería haber sido una prioridad en tu presupuesto. Si hubieras destinado tan solo 50 dólares al mes para devolverle a tu madre durante ese periodo, el préstamo habría sido saldado antes de su fallecimiento», señaló el asesor financiero.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas