Por qué los teléfonos inteligentes son cada vez más grandes si podemos hacerlos más pequeños

Curiosidades
hace 4 meses

Cuando los teléfonos celulares aparecieron por primera vez, eran realmente voluminosos y caros. Estos primeros teléfonos consumían mucha energía, por lo que necesitaban baterías realmente grandes para funcionar. Y los componentes electrónicos también eran bastante grandes en esos días. Además de sus cuerpos parecidos a ladrillos, también tenían largas antenas externas para llegar a la red celular. Pero con el paso del tiempo, las piezas electrónicas se hicieron más pequeñas y la capacidad de la batería aumentó enormemente. Aparecieron antenas internas y los teléfonos se volvieron delgados y livianos a medida que mejoraba la tecnología en general. Una pantalla de 3,5 pulgadas parecía estar bien para la mayoría de las personas, y pensamos que ese tamaño se mantendría para siempre.

Pero hoy en día es difícil encontrar un teléfono inteligente que tenga una pantalla de menos de 5 pulgadas y media. Los teléfonos inteligentes modernos siguen creciendo. Entonces, ¿por qué ahora usamos teléfonos inteligentes que parecen tabletas, si ya conocemos las formas de hacerlos más pequeños? Una razón es la cámara. Los teléfonos inteligentes de hoy pueden filmar películas de aspecto profesional gracias a sus cámaras de alta resolución. Para obtener esta calidad de imagen, necesitan sensores más grandes. La cantidad de cámaras en un dispositivo también afecta el tamaño del teléfono inteligente, porque varias cámaras requieren procesadores más potentes y consumen más energía. En cuanto a los procesadores, los teléfonos inteligentes modernos son un millón de veces más potentes que las computadoras de guía utilizadas para enviar astronautas a la Luna en 1969.

Los procesadores generan mucho calor cuando funcionan. Dado que un ventilador de refrigeración no cabe dentro de un teléfono inteligente, los fabricantes hacen que sus dispositivos sean más grandes. Esto ayuda a eliminar el calor más rápido en los teléfonos modernos y potentes. El problema del calor también es una de las razones por las que a menudo se usa metal en lugar de plástico para fabricar teléfonos inteligentes. Los videos de alta resolución, los juegos, la realidad virtual y muchas otras funciones de los teléfonos inteligentes actuales necesitan una conexión rápida a Internet. Para lograr esto, los fabricantes agregan antenas más potentes a sus teléfonos, lo que también los hace más grandes. Puedes pensar que tu teléfono inteligente agrega mucho a tu factura de electricidad porque tienes que cargarlo todas las noches. Pero relájate: tu teléfono inteligente en realidad consume una pequeña cantidad de energía. Cuesta menos de un dólar al año cargar tu teléfono todos los días.

Tu teléfono inteligente tiene una radio FM oculta en su interior, pero está apagada cuando lo compras. Los fabricantes no activan las radios de los teléfonos inteligentes porque la demanda de esta función es demasiado baja. Pero puedes desbloquear el sintonizador de FM tú mismo. Todo lo que necesitas es una aplicación especial y un par de auriculares con cable que sirvan como antena. ¡Genial! Hay una forma secreta de aumentar la vida útil de la batería de tu teléfono inteligente. Simplemente evita descargar o cargar completamente tu dispositivo. Debes enchufar tu teléfono cuando alcance del 30 al 40 por ciento de energía y desenchúfalo alrededor del 80 al 90 por ciento. ¡No llegues hasta los 100! Así es mejor para la batería. El primer hombre en la historia en hacer una llamada telefónica usando un teléfono celular fue Martin Cooper, un ingeniero de Motorola. En 1973 presentó el dispositivo en una conferencia de prensa en Nueva York. Para demostrarle al público que realmente funcionaba, Cooper hizo una llamada allí mismo. Tenía un buen sentido del humor, por lo que llamó a uno de sus mayores rivales: el ingeniero Joel Engel de AT&T. Las primeras palabras pronunciadas con un teléfono celular fueron: “Joel, habla Marty. Te llamo desde un teléfono celular, un teléfono celular portátil real”. Nee-ner nne-ner nee-ner No, acabo de agregar eso.

¿Te estresas sin tu teléfono o cuando te quedas sin batería? Es posible que tengas nomofobia, que significa “fobia a no tener un teléfono móvil”. Las personas con nomofobia tienen miedo de ir a cualquier parte sin sus teléfonos celulares. No te preocupes. Hay tratamiento para eso. Los teléfonos modernos pueden costar bastante, a veces incluso más que una computadora portátil. ¡Pero este teléfono es increíblemente caro! Con un precio de más de 40 millones de dólares, el iPhone Falcon Supernova viene con una carcasa hecha de oro y un diamante en su parte posterior. ¿Te suena extraño el nombre “Bluetooth”? Proviene del rey danés y noruego, Harald Blatand, mal traducido al inglés como “Harald Bluetooth”. Y no, no tenía los dientes azules. Fue conocido por su éxito en la unificación de varias tribus nórdicas bajo su gobierno. El inventor pensó que era un buen nombre para una tecnología que “unifica” diferentes aparatos.

Hay un teléfono celular orbitando la Tierra. Hace unos años, unos investigadores británicos decidieron probar la tecnología de los teléfonos en las duras condiciones del espacio exterior. Lanzaron un teléfono Google Nexus en un cohete, y todavía está por ahí en alguna parte. Todos los teléfonos inteligentes de hoy están equipados con una cámara para selfies. Pero, ¿qué sucede si quieres tomar una selfie con todo un grupo de amigos y tu brazo no es lo suficientemente largo como para que todos quepan en la foto? No te preocupes, si todavía tienes auriculares con cable, puedes tomar una foto simplemente presionando el botón de volumen. Las cámaras de nuestros teléfonos inteligentes no solo filman y toman fotos en luz visible. ¡En realidad son tan sensibles que pueden ver infrarrojos! Puedes probar esto en casa. Toma el control remoto de tu televisor, apunta la cámara hacia él y presiona cualquier botón. Tus ojos no verán nada, pero la pantalla de tu teléfono revelará una luz parpadeante.

Todos sabemos que los teléfonos inteligentes pueden leer códigos QR. Pero también pueden leer códigos de barras usando una aplicación especial. Así que si estás en una tienda y no puedse encontrar el precio de algo, ¡prueba usando tu teléfono inteligente! Usa este truco si quieres convertir tu teléfono inteligente en un microscopio. Si conectas la lente de un puntero láser a la cámara de tu teléfono, ¡podrás ver imágenes que se amplían cien veces! También puedes grabarlas para obtener imágenes de alta resolución. Los estudios muestran que hay alrededor de 17 000 bacterias en nuestros teléfonos. Eso es 10 veces más que en la mayoría de los asientos de inodoro. Así que piénsalo dos veces antes de usarlo en la mesa. El 90 % de todos los teléfonos en Japón son a prueba de agua. Los usuarios japoneses incluso llevan sus dispositivos a la ducha. El primer teléfono a prueba de agua se lanzó en 2005 y, desde entonces, más fabricantes han adaptado sus dispositivos para adaptarse a este hábito inusual.

En China, más personas ahora usan Internet a través de sus teléfonos celulares o tabletas que a través de computadoras. Debido a que los teléfonos inteligentes suelen ser más baratos y pueden realizar las mismas tareas que una computadora, a menudo es más práctico usar un dispositivo móvil. Hay tantas aplicaciones útiles hoy en día que nos hacen la vida más fácil. Aproximadamente la mitad de todo nuestro tiempo en los medios digitales se dedica a su uso. Pero los estudios muestran que rara vez probamos aplicaciones nuevas. ¡La mayoría de los usuarios en los EE. UU. descargan cero aplicaciones por mes! El servicio de GPS en tu teléfono no necesita una conexión a Internet o un plan de datos para funcionar. El sistema está compuesto por 24 satélites que orbitan la Tierra cada 12 horas. Nuestros teléfonos pueden recibir una señal de GPS en casi cualquier punto del planeta de forma gratuita.

La primera persona en predecir el uso de teléfonos celulares fue el inventor e ingeniero Nikola Tesla, allá por 1909. En una columna en el New York Times, escribió que la gente algún día “llevaría un instrumento económico... para escuchar y hablar desde en cualquier lugar del mar y de la tierra”. Hay más oro dentro de una tonelada de teléfonos celulares que en una tonelada de mineral de oro. Por lo tanto, reciclar teléfonos viejos no solo ayuda al medio ambiente, sino que también puede enriquecernos. ¡Pero qué bueno!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas