Si ves este color en un árbol, estaciona tu auto lejos

Curiosidades
hace 7 meses

En muchas ciudades y bosques, hay marcas de color en los árboles que parecen extrañas para un espectador que no las conoce. De hecho, la mayoría de estas marcas se hacen por dos razones: para que los árboles que se van a cortar o dejar tranquilos se destaquen del resto, y para hacer visible la línea de demarcación de un bosque propio. No hay reglas específicas para el color o la forma de las marcas, pero las más universales para la tala son las líneas azules, y las marcas para conservar los árboles suelen ser naranja o amarillas. Los árboles situados dentro de los límites de la ciudad suelen estar marcados para su tala con líneas o puntos rojos, naranja o amarillos. Si ves una marca de este tipo en un árbol y tienes un carro estacionado cerca, es mejor que lo alejes para que el árbol no caiga sobre él cuando lo corten.

Los árboles de un bosque pueden marcarse para ser conservados porque tienen buenas cavidades para que la fauna silvestre haga sus casas o porque hay nidos en sus ramas. Es una práctica frecuente dejar también los árboles circundantes intactos para no molestar a los pájaros y animales de ese árbol en particular. Los árboles grandes y sanos que producen semillasfrutos secos se conservan porque muchos animales y aves se alimentan de ellos. Los árboles poco sanos también pueden conservarse, sorprendentemente, si a los pájaros carpinteros parecen gustarles: significa que hay muchos insectos dentro de esos árboles, que las aves usan como alimento. Las marcas de color en los árboles de un bosque también pueden significar que alguien es dueño del bosque hasta un determinado límite y ha decidido mostrarlo. Estas marcas pueden ser de cualquier color y forma, pero siempre tienen dos características específicas que no se pueden pasar por alto.

Una es que las marcas van en una línea más o menos recta, lo cual es lógico, porque se trata del límite de un territorio. Y la segunda característica es que, según las normas, las marcas siempre tienen que estar cerca unas de otras para que la siguiente sea claramente visible desde la que se está mirando en ambas direcciones. Algunos creen que las marcas amarillas se dejan en los árboles de ginkgo hembra que crecen alrededor de las ciudades de EE. UU., pero no hay pruebas fehacientes de ello. Aun así, puedes encontrar un mapa detallado de estos árboles en Nueva York o Washington D. C., por ejemplo.

Las hembras de ginkgo merecen un mapa propio, ya que dan un fruto que huele muy, muy mal. Si alguna vez tuviste un trozo de mantequilla rancia en tu cocina, probablemente conozcas ese olor. Estos árboles fueron traídos a los Estados Unidos en los siglos XVIII y XIX, cuando el impulso de la experimentación y todo lo exótico era muy fuerte. Y como los ginkgos son árboles muy robustos y pueden soportar condiciones duras, se hicieron populares en el país. Muchas ciudades los plantaron con fines decorativos, pero, por desgracia, muchos resultaron ser hembras.

Para evitar que los árboles llevaran su desagradable olor a las ciudades, se rociaron con una solución especial que impide que den frutos. La solución es segura tanto para las personas como para los animales, así que no hay que preocuparse por estar en las cercanías mientras los trabajadores de mantenimiento rocían los árboles. Las marcas de color también pueden verse en las calles, no solo en los árboles. Si caminas por la ciudad y ves una línea roja en el pavimento, por ejemplo, significa que hay una línea eléctrica o un cable debajo de ti. Estas líneas se marcan en rojo para que se destaquen al máximo, porque si se dañan al excavar, eso puede acarrear muchos problemas, incluso más que las tuberías de gas.

Las líneas naranja quieren decir esencialmente lo mismo, solo que indican que hay una línea o cable de telecomunicaciones o de señal. No transportan energía, por lo que interrumpirlas no es tan malo como dañar los cables eléctricos, pero aun así causaría muchas molestias a la gente de la manzana. Por ejemplo, la rotura de un cable de fibra óptica podría dejar sin Internet a una gran zona hasta que se repare el daño. Una línea amarilla significa que hay gas natural, aceite, vapor, petróleo o algún otro conducto de material inflamable debajo. Las líneas suelen estar trazadas de tal manera que muestran la dirección en la que se encuentra la tubería por debajo, y la propia línea está en el centro. El amarillo es un color de advertencia, tal como el rojo, lo que tiene mucho sentido: una tubería de gas rota y una chispa son la receta para un gran desastre.

Las líneas verdes significan que hay una alcantarilla o un desagüe pluvial bajo tierra. La rotura de una instalación de alcantarillado le puede costar a un trabajador de excavación toda su carrera, y por una buena razón: ¡imagina el desastre que causaría! Y aparte de que el contenido del alcantarillado se podría desprender y crear un caos en la superficie, dañar las tuberías supondrá casi con toda seguridad enormes costos de reparación y muchas molestias para cientos de personas que viven cerca.

Dado que el agua es azul, tiene sentido que las marcas de la ciudad que indican una fuente de agua potable sean también azules. Dañar una fuente de este tipo no es tan grave como romper una tubería de petróleo o un cable eléctrico, pero sigue siendo una causa de problemas para la gente de los alrededores. En las grandes ciudades, sin embargo, es más una molestia que algo grave, porque el agua potable suele ser fácilmente accesible. La rotura de una tubería o cañería de agua trae más problemas al propio proyecto de excavación o construcción: el agua inundará los alrededores, convirtiéndose en un lío que habrá que solucionar lo antes posible.

Las marcas de color morado también representan agua, pero no de tipo potable: las líneas de este color indican que hay una fuente de agua de riego o de agua recuperada abajo. Este tipo de agua se extrae del chorro de arena o del lavado a presión, y normalmente se usa después para fines industriales o de jardinería. No es para beber, pero los resultados de romper una tubería que lleva esta agua son prácticamente los mismos que con el agua potable. El desorden será más que real.

Las marcas rosa en el suelo las dejan los topógrafos. Cuando hay una discusión legal sobre los límites de una propiedad, por ejemplo, un topógrafo independiente dejará líneas rosa en el suelo para marcar los límites. También pueden dejarse en las obras en construcción por la misma razón. Las líneas blancas, los puntos y las cruces marcan el territorio para las rutas o límites de excavación propuestos: significa que pronto se excavará dentro de esas instalaciones. Las marcas blancas suelen indicar el lugar exacto en el que debe realizarse la excavación. Son el primer paso antes de que se pueda empezar cualquier trabajo real. Más tarde, los trabajadores de mantenimiento de la ciudad averiguarán si hay alguna instalación debajo de ese lugar que deba evitarse. Si no hay ninguna, o si no hay conflicto entre la excavación y las instalaciones subterráneas (hablaremos más sobre eso después), la excavación puede comenzar.

Las marcas de la ciudad también pueden dibujarse no como líneas, sino con otras formas. Por ejemplo, puedes ver una forma de H en el suelo. Las dos líneas paralelas indican los bordes de la tubería o el cable que hay debajo, mientras que la línea central que las une está ahí para facilitar la medición del ancho. También puede aparecer el nombre de la empresa que instaló la tubería o el cable junto a la forma de H. La forma de diamante es otra marca frecuente en el suelo. Puede tener o no dos líneas paralelas que marcan los bordes del conducto que hay debajo, mientras que la propia forma de diamante indica el tamaño aproximado de lo que hay bajo tus pies.

Algunas marcas parecen más bien grafitis con muchos símbolos y letras crípticas, pero suelen ser abreviaturas y señales para los trabajadores de mantenimiento o de la construcción de la ciudad. Por ejemplo, puedes ver una cruz o un cuadrado blanco dibujado en el suelo para marcar un lugar de excavación propuesto. Los trabajadores suelen escribir un “NO” seguido del nombre abreviado de la instalación debajo. Podrías pensar que significa que no se deben hacer excavaciones aquí, pero es exactamente lo contrario: “NO” significa que “no hay conflicto” entre las líneas eléctricas, las tuberías o cualquier otra instalación enterrada debajo y el plan de excavación propuesto.

Las abreviaturas también se escriben en el color de la instalación que designan. Por ejemplo, si hay una “NO G” escrita con pintura amarilla en un cuadrado blanco, significa que se puede excavar en el lugar sin temer que se altere una tubería de gas situada debajo (de ahí la “G”). Y si hay un cable de telecomunicaciones debajo, los servicios municipales suelen dibujar un “NO” de color naranja y a continuación el nombre abreviado de la empresa que ha tendido el cable. Otra forma de decir lo mismo es dibujar un tipo de instalación abreviado y tacharlo. Una “G” amarilla, a veces en un círculo, significa que hay una tubería de gas debajo, y si está tachada, no hay que preocuparse por excavar en esta zona: no se dañarán las tuberías de gas.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas