Si ves que el cielo se vuelve verde, busca refugio rápido

Curiosidades
hace 8 meses

Algo interesante ocurrió recientemente en Dakota del Sur... Estuvo por todo Internet, así que tal vez ya lo hayas visto. En julio de 2022, el cielo de este estado se volvió verde repentinamente. Y bien... ¿Qué sucedió? ¿Fue provocado por un humano o por la naturaleza? Averigüémoslo. Martes, 5 de julio de 2022. Poco después de una fuerte tormenta, el cielo de Dakota del Sur, en los Estados Unidos, seguía nublado. Los lugareños salieron y se encontraron con un intenso tono verde oscuro; nunca antes habían visto algo así. Decían que parecía tomado de una película de ciencia ficción o de terror. Como era de esperar, los residentes de Dakota del Sur comenzaron a difundir la noticia por las redes sociales y a compartir sus hermosas pero muy espeluznantes imágenes en Twitter. En ellas se veía el cielo sobre la ciudad de Sioux Falls y algunas otras poblaciones.

Aunque pueda parecer algo sobrenatural, no se trata de un fenómeno aterrador: es un simple juego de la luz y la atmósfera. Esto ocurre muy pocas veces y suele significar que se acerca un muy mal clima. Eso mismo ocurrió en Dakota del Sur. Justo antes de que las personas comenzaran a compartir las fotos, una tormenta eléctrica barrió la ciudad de Sioux Falls. Así lo confirmó el servicio meteorológico de los Estados Unidos. Fue un huracán terrible: la velocidad del viento era de unos 160 km/h. Según la escala Beaufort de velocidad del viento, se trata de la tormenta más rápida y destructiva. Solo hay 12 números en esta escala, ¡y la fuerza máxima del viento comienza con 115 km/h! Pero entonces, ¡¿por qué no salió en todas las noticias?! Bueno... Porque es algo habitual para los residentes.

Las tormentas eléctricas ocurren muy a menudo en los Estados Unidos, especialmente en los meses más cálidos, y una de cada 10 puede convertirse en algo serio, como un tornado. Esta no fue una excepción. Se trató de un fenómeno conocido como derecho, una tormenta muy extendida y prolongada. En realidad, es una combinación de un grupo de tormentas eléctricas y lluvias que se desplazan rápidamente. La gente suele decir que un derecho es tan fuerte como un tornado. Sin embargo, hay una diferencia entre ellos. Un tornado es un vórtice, una columna de aire que rota. Suele tener unos 150 metros de diámetro, aunque a veces su ancho puede alcanzar los 4 kilómetros... No envidio a los que se tropiecen con uno. Pero lo más importante es que giran: el viento se mueve muy rápido en círculos cerca de un “eje invisible”.

Un derecho es una tormenta fuerte o un sistema de tormentas fuertes con vientos en línea recta. En otras palabras, no gira. En lugar de eso, el derecho “elige” un punto y simplemente “corre” hacia él, como un maratonista muy motivado. Si comparamos un derecho con un tornado ordinario, este último tiene 6 niveles de fuerza, de 65 a 610 kilómetros por hora. [65 km/h] [610 km/h] Por lo tanto, un derecho es algo así como un “pequeño” tornado con un nivel promedio de entre 1 y 2. Normalmente, su velocidad oscila entre los 115 y los 180 kilómetros por hora. [115 km/h] [180 km/h] En ambos casos, pueden ir acompañados de fuertes tormentas eléctricas, relámpagos y lluvia, pero aun así son cosas distintas. Una tormenta se convierte en un derecho si el rastro de daños que deja supera los 380 kilómetros y si la velocidad del viento es de al menos 93 km/h.

Es bastante difícil de predecir. Puede formarse incluso en un día despejado donde los meteorólogos no prevén ninguna tormenta. Los vientos aparecen de pronto, tan sorprendentes que incluso pueden parecer explosivos. Pero el Servicio Meteorológico Nacional intenta alertar a la gente al menos media hora o una hora antes de que esto ocurra para que todos tengan tiempo de prepararse y esconderse. Esta vez no fue diferente. La tormenta arrasó casi toda Dakota del Sur, así como los estados de MinnesotaIowa. Las consecuencias fueron bastante graves: más de 30 000 personas se quedaron sin electricidad. Afortunadamente, todos se encontraban bien. Eso se debe a que los lugareños están bastante acostumbrados a los derechos. Sin embargo, el cielo verde es algo diferente... Se convirtió en un paisaje muy inusual para ellos. Todos se preguntaban por qué había ocurrido. ¿Era una mala señal o un fenómeno meteorológico normal?

Bueno, a decir verdad, los especialistas no tienen una explicación exacta... Pero, aunque solo hay suposiciones, suenan bastante convincentes. Un cielo verde es un fenómeno muy inusual. La mayoría de los científicos creen que ocurre cuando una fuerte tormenta se acerca a la zona antes de la puesta o la salida del sol. Si esto ocurre, el cielo se volverá verde en este lugar. El meteorólogo de la NBC Bill Karins, que en una ocasión encontró un suceso similar, sugiere que el cielo verde apareció debido al enorme granizo que cayó antes de la tormenta. En primer lugar, hablemos de por qué el cielo se ve azul (o de cualquier otro tono, según su estado de ánimo). En pocas palabras, el Sol emite todos los rayos del espectro de colores al mismo tiempo. Puede que nos parezca blanco, ¡pero en realidad tiene todos los colores a la vez! Sin embargo, todas estas ondas de color tienen longitudes diferentes. Por ejemplo, los rayos azules son más cortos que los demás. Se “alejan” de las moléculas de aire mejor que las ondas rojas, por lo que nos llegan más rápido. Por eso, en un día despejado, el cielo parece azul.

Al mismo tiempo, las ondas de color rojo y naranja son muy largas y se mueven más despacio, así que suelen quedarse atrás. Pero cuando el Sol se pone o sale, la dirección de los rayos cambia, y estas ondas nos llegan mejor. Esto significa que, por más que los amaneceres y atardeceres nos parezcan rojos y naranjas, en realidad sigue habiendo ondas azules y verdes entre ellos, solo que deben rebotar en algo para llegarnos más rápido y con más fuerza que los rayos rojos. ¿Ya adivinaste a dónde quiero llegar? Aquí es donde entra en juego el agua. Las nubes están formadas por gotas de agua. Cuando se vuelven lo suficientemente grandes, pero aún no caen (por ejemplo, debido a fuertes vientos), afectan el comportamiento de la luz en el cielo. Las tormentas grandes y fuertes están formadas principalmente por agua y granizo, y el agua es la que mejor refleja los rayos azules y verdes. Esa es exactamente la razón por la que el agua de los ríos y los lagos nos parece verde azulada, aunque en realidad es transparente. Y sí, las algas también influyen.

En otras palabras, hay un par de factores clave por los que el cielo puede volverse verde. En primer lugar, el sol debe estar a la altura del horizonte. Otro factor es que, mientras las nubes de tormenta se acercan, no deben cubrir el cielo por completo: debe quedar un poco de espacio para los rayos del sol. Entonces, los rayos azules apenas perceptibles saltan hacia las nubes de tormenta y son repelidos por las gotas de agua y el granizo. Al mezclarse con el rojo del atardecer, se convierten en una luz verde brillante, y esta luz se extiende por todo el cielo. Por eso, en la mayoría de los casos, cuando el cielo se vuelve verde, la gente solo puede verlo por la noche. Sí, también puede ocurrir en pleno día. Pero como las condiciones son bastante específicas, ver algo así durante el día es aún más raro. En cualquier caso, si llegas a cruzarte con un cielo verde, no debes alarmarte: no necesariamente significa que se aproxima una terrible tormenta. Si bien las probabilidades son altas, no es una regla. ¡Puede que solo se una fuerte lluvia! O un fuerte granizo...

En otras palabras, si ves un cielo verde, será mejor que te escondas... y que escondas tu auto. Sin embargo, si tienes la suerte de ver el impresionante cielo desde la comodidad de tu hogar, será realmente muy emocionante. En caso de que llegues a ver algo así, debes saber que tuviste la oportunidad de experimentar algo muy raro y especial. Algunas personas dicen que es lo más increíble que han visto en la vida.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas