Un insecto que caminaba con los dinosaurios vive cerca de ti hoy

Curiosidades
hace 5 meses

Espectros, zombis: seres que continúan existiendo después de haber perdido la vida. ¿Acaso estas criaturas no están reservadas para los libros y las películas de terror? Si no entiendes de qué estoy hablando, tengo una palabra para ti: cucarachas. ¿Alguna vez intentaste alejar a estas pequeñas molestias de tu casa? Si es así, me entenderás cuando digo que es casi imposible erradicarlas a todas, y eso porque son increíblemente resistentes. ¡Basta con recordarte que estas criaturas llevan 300 millones de años por aquí!

Sip, deambulaban por la Tierra cuando los dinosaurios aún la gobernaban, ¡y apuesto a que también aterraron sus hogares! Y, cuando un terrible cataclismo eliminó a estos reptiles gigantes (y, bueno, a casi toda la vida en este planeta), de alguna forma, las cucarachas lograron sobrevivir. Estas pestes pueden desarrollar una protección contra casi cualquier cosa que nosotros los humanos les arrojemos, ya que son omnívoras. Eso significa que pueden comer lo que sea: pan rancio y mohoso, queso podrido ¡e incluso pegamento! Son muy adaptables, y eliminar una infestación de estos insectos puede ser toda una batalla.

Sin embargo, una de las cosas más perturbadoras de las cucarachas es que pueden sobrevivir fácilmente sin cabeza. Así es: si una cucaracha pierde la cabeza, no solo sobrevivirá a algo que la mayoría de los animales no podrían sobrevivir, ¡también vivirá sin problemas! Al menos por un tiempo. ¿Cómo es posible? La respuesta se encuentra en su estructura. Verás, el cerebro de una cucaracha no controla las funciones corporales tanto como en los humanos u otros animales. Por ejemplo, no necesita tantos impulsos nerviosos, lo que permite que la cabeza y el cuerpo existan por separado por un tiempo.

Ellas respiran por unos agujeritos llamados espiráculos, que se encuentran en cada una de las partes de su cuerpo y tampoco son controlados por el cerebro. Por eso, cuando una cucaracha es decapitada, su cuerpo sigue siendo capaz de reaccionar a cosas simples, respirar y hasta moverse por cuenta propia. Recibe mucha menos información de la que recibiría sin un cerebro, pero puede sobrevivir durante unas 2 semanas hasta sucumbir frente a la deshidratación. Las cucarachas necesitan su cabeza para beber y alimentarse; cuando pierden esta habilidad, vivirán en tanto tengan suficiente alimento en su barriga como para subsistir.

La habilidad de vivir cuando no deberías estar vivo es asombrosa, aunque un poco aterradora. Pero ¿puedes creer que existe una criatura capaz de vivir todo lo que quiera? Conoce a la medusa inmortal. En general, las medusas comienzan su vida como larvas pequeñas, que luego producen una colonia de pólipos unida al fondo oceánico. Cuando esta colonia crece, se transforma de manera gradual en una medusa completamente desarrollada. La medusa inmortal es igual en este aspecto, pero presenta una diferencia importante: si se siente amenazada, es capaz de regresar a su estado de pólipo. Después de un tiempo, recupera su forma adulta. En teoría, este proceso puede repetirse indefinidamente. ¡Qué envidia me da!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas