Una mamá quedó molesta cuando se le prohibió amamantar en un parque acuático

Mujer
hace 6 meses

Para muchos, la lactancia materna es esencial no solo para alimentar al bebé sino, también, para que pueda conectarse con su madre. Sin embargo, hay personas que no ven con agrado que una mujer le dé el pecho a su hijo, por lo que desaprueban a una mujer que da el pecho a su hijo cuando este lo necesita. Este es el caso de una madre llamada Tiffany Francis, quien contó que le habían prohibido amamantar en un parque acuático y terminó disgustada por el trato que recibió en ese lugar.

Tiffany Francis es una dedicada madre de Georgia, quien compartió su experiencia en Facebook sobre cómo el personal de un parque acuático le prohibió amamantar en público. Ella había ido ahí con su hijo Landon, de 11 meses, y su hija Olivia, de 4 años. Decidió darle el pecho a Landon mientras flotaba en el agua, como solía hacerlo cuando llega la hora de la siesta.

La mujer explicó que a Landon le relaja el movimiento del agua, así es que era una buena forma de hacerlo dormir. Para su sorpresa, un socorrista se le acercó y le dijo que no podía dar el pecho ahí. Pensó que era una broma, hasta que otra empleada se acercó y le informó nuevamente que no se permitía la lactancia en la piscina.

Tiffany decidió investigar y notó que no había indicaciones claras que prohibieran la lactancia en el agua. Habló con el gerente y quedó consternada por la explicación que le dieron: “No se permite comida ni bebida en el agua”. Ella se sintió indignada, ya que está permitido amamantar a un bebé en cualquier lugar. Además, otros parques acuáticos no le dieron ningún problema.

Tras eso, pidió un reembolso del pase de temporada, pero, desafortunadamente, fue denegada. El día terminó con ella abandonando el parque, sintiéndose triste. A pesar de su decepción, se dispuso a crear conciencia sobre la forma en que algunas madres lactantes son tratadas en ese parque.

Tiffany es consciente de las leyes de su país, donde se permite a una madre dar el pecho a su hijo en cualquier lugar. Además, ella recalcó que siempre lo lleva cubierto y su hijo Landon la ayuda en eso. Ese día el parque se encontraba lleno y no había un buen sitio donde alimentar al bebé con tranquilidad.

Es esencial recordar que cada madre tiene el derecho de alimentar a su bebé donde sea necesario y que la lactancia materna no debe ser motivo de incomodidad o discriminación. La historia de Tiffany resalta la importancia de concientizar y respetar los derechos de las madres lactantes en todos los lugares.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas