Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Famosas películas que debían haber sido completamente distintas, pero algo salió mal

La creación de una película es un proceso complicado que consiste en muchísimas etapas en las que el resultado puede cambiar drásticamente. Además, a veces es difícil decir si la película salió beneficiada por tales cambios.

Los artículos de Genial.guru también pasan por varias etapas de creación y, frecuentemente, el resultado puede estar lejos de la idea original, tal y como ha ocurrido con algunas famosas películas.

Amélie

Inicialmente, el guion de la película había sido creado para Emily Watson. A la protagonista le inventaron el aliterado nombre de Amélie y su papá vivía en Londres. Sin embargo, la actriz no dominaba muy bien el francés y también surgió un conflicto en la filmación debido a su participación en la película Muerte a la media noche. Entonces, el director Jean-Pierre Jeunet vio un cartel de la película La belleza de Venus, con Audrey Tautou, y decidió darle el papel a ella.

Interestelar

En 2006, Steven Spielberg trabajó en esta película y quería darle el papel de Cooper a Will Smith. Sin embargo, cuando el asiento del director pasó a Christopher Nolan, este contrató a Matthew McConaughey para el papel principal. Tomó esta decisión después de ver la película Mud, en la que Matthew interpretaba al protagonista. Además, Interestelar pudo haber sido aún más fantástica. Por ejemplo, el astrónomo y físico Kip Thorne tuvo que disuadir a Nolan durante dos semanas de la idea de viajar más rápido que la velocidad de la luz.

Mad Max: furia en el camino

Se planeaba filmar la película en Australia e invitar a Mel Gibson, quien había interpretado a Max en las primeras tres películas, para el papel principal. Pero decidieron cambiar la ubicación y eligieron África, ya que en Australia había comenzado a llover inesperadamente, por lo que todo floreció y dejó de parecer una zona posapocalíptica. Gibson empezó a ser partícipe de muchos conflictos, los cuales empeoraron su reputación, y el director George Miller tomó la decisión de cambiar su elección.

Ad Astra

La película pudo haber sido aún menos superflua. Los monólogos del personaje de Brad Pitt fueron agregados en las últimas etapas de su elaboración, al inicio, el guion no los tenía. A menudo, tales decisiones se aceptan por insistencia de los patrocinadores, los cuales quieren facilitar la comprensión de la película para atraer más audiencia. Además, el protagonista debía haber sido autista, pero aparentemente, decidieron no agregar esto al filme. Sí, él se aleja de las personas, pero esto es más parecido a una forma ligera de antropofobia.

La lista de Schindler

Debido al complejo tema de la película, los creadores y actores tuvieron que tomar decisiones complicadas. Al principio, Martin Scorsese rechazó ocupar el asiento de director, ya que consideraba que esta película tenía que ser rodada por un judío. Roman Polanski tampoco quiso filmarla, ya que no quería rememorar las tragedias de su infancia. Finalmente, fue Steven Spielberg quien lo aceptó, pero rechazó recibir un salario por su trabajo.

Fue difícil elegir un candidato para el papel de Oskar Schindler. Harrison Ford lo rechazó porque su rostro se asociaría con el cómico Indiana Jones y los espectadores subestimarían la importancia de la película. Bruno Ganz también lo rechazó; pero Kevin Costner, por el contrario, pidió este papel de forma insistente ofreciendo sus servicios gratuitamente. Al final, fue Liam Neeson quien obtuvo el papel, ya que impresionó a la esposa de Spielberg. Ella vio cómo Neeson abrazó a su mamá y le dijo al director que Oskar Schindler habría hecho lo mismo.

El gran truco

La icónica película fue filmada con base en la novela de Christopher Priest Prestigio, pero Nolan decidió adaptarla a su gusto. En el libro, los magos no son examigos, sino simplemente competidores. Además, se planeaba darle uno de los papeles principales a Jude Law. La historia pudo haber sido aún menos interesante: cuando dos competidores luchan por el éxito, es algo normal; pero cuando una estrecha amistad poco a poco se convierte en odio, eso ya es otro asunto.

Sin límites

Shia LaBeouf obtuvo el papel del desafortunado escritor, pero se lesionó la mano en un accidente automovilístico y rechazó el proyecto. Al tomar en cuenta la diferencia de edad de 11 años entre él y Bradley Cooper, la película pudo haber sido completamente distinta, ya que el héroe habría tenido otros objetivos e intereses.

Diario de una pasión

En la etapa temprana de la producción, se suponía que el papel principal lo tendría Tom Cruise y su enamorada sería Britney Spears, Reese Witherspoon o Ashley Judd. Cuando Nick Cassavetes se convirtió en director, él contrató a las estrellas principiantes Ryan Gosling y Rachel McAdams. A Ryan le sorprendió el enfoque de Nick: “Cuando me reuní con él, me dijo: ’No eres como otros actores de Hollywood. No eres guapo, tampoco genial, sino un chico normal que se ve alocado’”.

Gladiador

El director Ridley Scott quería mostrar la cultura de la Antigua Roma lo más precisamente posible, por eso contrató a historiadores en calidad de asesores. Sin embargo, resultó que la Antigua Roma no era como la representaban la mayoría de las obras culturales y muchos hechos se habrían visto poco creíbles. Por ejemplo, durante la lucha, los gladiadores anunciaban diferentes productos. Los espectadores no habrían creído esto y tales detalles fueron eliminados del guion. Los historiadores se ofendieron, y uno incluso renunció.

El Señor de los Anillos

Los cambios fueron en el elenco y en el guion, pero veamos lo principal: por qué vimos una trilogía. Filmar una película de fantasía era arriesgado; los estudios querían incluir todos los acontecimientos en una película y cambiar al director Peter Jackson, ya que él insistía en dos. Cuando en la lista de estudios solo quedaba New Line Productions, Peter decidió farolear: siempre posponía la reunión, diciendo que muchas otras empresas estaban interesadas en el proyecto.

Cuando la reunión finalmente se llevó a cabo, Robert Shaye, jefe de New Line, dijo: “Entiendo por qué quieren filmar dos películas”. Aquí, el equipo de Jackson se desesperó y decidió insistir en una. Pero entonces, Robert propuso: “¿Por qué quieren filmar dos películas, cuando son 3 libros? ¿Por qué no rodamos 3 películas?”. Así, gracias a la estrategia de Peter Jackson y el optimismo de Robert Shaye, la icónica trilogía finalmente se estrenó. Y no en vano, ya que habría sido imposible mostrar esta historia en dos horas de tiempo de pantalla.

¿Cuáles de estas películas piensas que tuvieron buenos cambios?

Compartir este artículo