Genial

11 Museos extraños, pero interesantes, que vale la pena visitar

Si crees que las visitas al museo son aburridas, entonces nuestra recopilación te hará cambiar de opinión. En ella recolectamos los 11 museos más sorprendentes de todo el mundo, en los cuales los visitantes no tienen tiempo para aburrirse.

Genial.guru espera que tú, sin duda, quieras visitar por lo menos un museo. En resumen, este artículo cambiará tu opinión sobre las visitas a estos centros de recreación.

1. El museo de corazones rotos (Zagreb, Croacia)

En Croacia existe un museo dedicado al amor desdichado. Lo fundó la pareja divorciada Olinka Vištica y Dražen Grubišić para ayudar a las personas a sobrevivir a la culminación de sus relaciones.

Voluntarios de todo el mundo traen cosas que les recuerdan sobre su experiencia amorosa: cartas, fotografías o juguetes. Cerca de estas están colgadas tablas con las historias de dichos objetos. Por ejemplo, en el museo está colgada el hacha con la cual una chica rompió la ropa de su amiga, la cual le recordaba a ella.

2. Museo subacuático (Cancún, México)

La exposición de este museo está exhibida en el fondo del Mar Caribe en el parque Nacional de Cancún. Se llama "La evolución silenciosa" y refleja la historia de la humanidad desde los tiempos antiguos hasta la modernidad. Para ver los más de 400 artefactos, tendrás que bucear a una profundidad de 10 metros.

El escultor, Jason deCaires Taylor, utilizó 120 toneladas de concreto, 400 kilógramos de silicona, 4 kilómetros de fibra de vidrio y tardó un año y medio para crear estas figuras.

Los artefactos de este museo sirven como casa para los habitantes marinos y base para las colonias de corales.

3. Museo de la muerte (Los Ángeles, Estados Unidos)

En Los Ángeles existe el Museo de la Muerte para aquellos que lo han visto todo. Fue creado en 1995 y se recopilaron artefactos que tienen que ver con el tema de la vida eterna y todo lo que está relacionado con ella. Aquí se pueden ver fotografías de dispositivos para ejecución, de accidentes y de escenas de crimen. En el museo hay una habitación separada con atributos para funerales y embalsamar. El acceso al museo está prohibido a personas sensibles, niños y embarazadas.

4. El museo del arte malo (Boston, Estados Unidos)

Incluso los que dibujan más o menos tienen posibilidad de mostrarle al mundo su creatividad, si su trabajo aparece en el Museo del Arte Malo en Boston. Aquí viene gente de todo el mundo para ver estas creaciones.

Este museo fue abierto en 1993 por el anticuario Scott Wilson. El cuadro "Lucy en el campo de flores" fue el primero en la exposición y lo encontró en la basura. En el museo hay 3 salas de exposición, Allí se encuentran alrededor de 600 objetos. Cada mes, al museo le llegan solicitudes de pintores. Pero 9 de cada 10 obras no aprueban la selección, porque no son tan malas. En 1996 robaron una de las obras. Y aunque se anunció una remuneración por su devolución, el cuadro desapareció para siempre.

5. El museo del alcantarillado (París, Francia)

Alrededor de 100 mil personas visitan el Museo del Alcantarillado en París cada año. Aquí se puede conocer cómo se desarrolló todo este sistema y con qué métodos purificaban el agua desde los tiempos de los romanos hasta nuestros días. En las galerías subterráneas están exhibidos los objetos del museo. Por ejemplo, verdaderos mecanismos de alcantarillado, computadoras para la supervisión, etc. En París hay alrededor de 2 100 kilómetros de túneles. En las zonas que visitan los turistas hay luz y aire fresco.

6. Museo de copos de nieve (isla de Hokkaidō, Japón)

En Japón hay un museo de copos de nieve, el cual fue fundado por el científico Nakaya Ukichiro. Allí se encuentran solamente copos únicos y excepcionales. Todos los copos de nieve consisten en un 95 por ciento de aire y tienen una forma de 6 ángulos, pero ninguno se parece entre sí.

El museo se ubica en las cuevas de hielo. En sus paredes están colgadas más de 200 fotografías. Cerca de ellas se encuentra información sobre su composición y su construcción.

7. Museo de baile (Estocolmo, Suecia)

Si te gustan los bailes, visita el museo dedicado a ellos en Estocolmo. En esta colección hay máscaras, trajes, carteles y libros. Aquí te contarán sobre el desarrollo de este arte, y también sobre los bailes nacionales de diferentes países. Además, dentro de las constantes exposiciones en el museo se pueden ver interpretaciones en vivo.

8. Museo de mazapanes (Szentendre, Hungría)

Si te gustan los dulces, entonces ve al Museo de los mazapanes en Hungría. Este funciona desde 1994 y fue fundado por el pastelero Caroy Sabo. Él aprendió durante mucho tiempo esta habilidad y abrió un local, pero no tenía tantos clientes. Entonces, en broma, él hizo al famoso personaje de una caricatura de aquella época. Después de esto, tuvo muchos clientes. Entre los objetos del museo hay un mapa de Hungría, el retrato de Mozart y el edificio del parlamento de Budapest.

9. Museo del Cabello (Avanos, Turquía)

Otro museo original el cual puedes visitar es el museo del cabello en Capadocia, Turquía. Este está situado en una antigua alfarería, y desde 1976, en él se han acumulado 16 mil ejemplares de cabello con el cual se cubrieron las paredes y el techo. El cabello le pertenece a varias mujeres y, al lado de los mechones, se encuentran las notas con sus direcciones.

Existe una leyenda y dice que el poseedor de la alfarería Chez Galip abrió el museo debido a una desilusión amorosa. Su amada se fue y le dejó un mechón de su cabello como recuerdo. Galip les contó la historia a los visitantes de la alfarería y ellos también empezaron a dejar allí sus mechones de cabello. Como resultado, se tuvo que abrir un museo completo.

Dos veces al año, los visitantes de la tienda del alfarero escogen los 10 mechones más bonitos y a las ganadoras les invitan unas a vacaciones gratuitas por una semana en Capadocia.

10. Museo de la mentira (Kyritz, Alemania)

En la ciudad Kyritz, Alemania, hace un par de décadas abrieron el Museo de la mentira. Así se llama porque todos los objetos en él son falsos. En las 10 salas se pueden encontrar artículos como: la oreja cortada de Van Gogh, el bigote de Hitler, la escoba de una bruja, el radio del "Titanic", etc. Al entrar al museo, a los visitantes siempre les da una pócima y pastel. Y les aconsejan pasear por el museo con el lema: "No creas lo que ven tus ojos". Y con justa razón, ya que incluso el pastel es de plástico y la pócima es un té normal.

11. Museo de pasta (Parma, Italia)

Por supuesto, el museo de pasta lo podrían abrir solo los italianos. Está ubicado en la provincia de Parma. Allí se encuentran 6 salas de exposición en las cuales se pueden ver herramientas antiguas de agricultura, utensilios y máquinas viejas con ayuda de las cuales hacían la pasta. De acuerdo con los objetos de este museo, se puede observar la evolución de la producción de la pasta y el pan.

¿Qué museos extraordinarios conoces tú? Comparte tus historias con nosotros en los comentarios bajo el artículo.