12 Películas en las que la industria del cine no creía y otorgaron poco presupuesto, pero fueron un éxito

En la industria del cine el dinero no lo decide todo, pero sí influye en gran parte. Cada año, los directores van de puerta en puerta tratando de conseguir fondos, y al rendirse, colocan sus ideas ambiciosas en un cajón, intentando filmar algo por centavos con la esperanza de mostrarle al mundo su trabajo. Pero los críticos y espectadores no son constantes con sus preferencias y una película que no fue tomada en serio, puede convertirse en un verdadero éxito.

Genial.guru considera que un buen argumento y una actuación talentosa pueden compensar la falta de dinero. Nuestra recopilación de hoy se centró en películas con bajo presupuesto pero que lograron conquistar el amor de los cinéfilos de todo el mundo.

1. Whiplash: música y obsesión (2014)

La dramática película sobre la desesperación de un baterista logró 3 premios “Óscar” y un “Globo de Oro”. Al principio nadie creía en la idea del joven director, Damien Chazelle -quien más tarde filmó la aclamada película La La Land: una historia de amor-. Un thriller musical les parecía a los cineastas algo que no podía tener un futuro brillante. Es poco probable que a los espectadores les interese comprender las complejidades de la relación entre un baterista de 19 años y el líder de un grupo de jazz.

Pero Chazelle decidió lanzar un cortometraje con una de las escenas del futuro proyecto y valió la pena: consiguió un premio en el festival de cine Sundance. Después de esto, sus largos esfuerzos por convertir Whiplash: música y obsesión en un largometraje tuvieron éxito: la nueva película se volvió un verdadero éxito y entró en las 10 mejores películas de 2014. La película resultó ser más interesante de lo que se podía esperar gracias la historia sobre la formación de un joven talento. El carisma y el realismo de los personajes no hace dudar ni por un segundo.

2. ¡Huye! (2017)

Esta sátira de detectives de bajo presupuesto de un director novato logró adjudicarse una victoria en todos los frentes, conquistando el “Óscar” por el mejor guión original y también entrando en las nominaciones de “Mejor actor” y “Mejor director”. En un principio nadie apostaba por la idea: el guión se presentaba como una mezcla de géneros, combinando una comedia de humor negro, thriller y terror, al mismo tiempo la película planteaba los problemas de desigualdad inherentes a un drama social.

Tal película era complicada de caracterizar y evaluar, debido al hecho de que no estaba claro a qué tipo de auditorio estaría dirigida. Por ejemplo, los amantes del género acción podían considerar la película demasiado injustificada ya que en ella hay solo un giro en la trama y esta se detecta por un corto periodo de tiempo antes del final. Sin embargo, los espectadores y críticos no solo perdonaron la diversidad de la película, sino también la consideraron un verdadero thriller de autor.

3. Slumdog Millionaire (2008)

En la base de este melodrama criminal se encuentra un éxito de ventas del escritor y diplomático indio Vikas Swarup. El argumento habla sobre un joven sin educación, quien tuvo la fortuna de ser parte de un concurso televisivo donde el premio era millonario.

La idea en un principio era ambigua: el director Danny Boyle, conocido por los espectadores gracias a las películas Trainspotting La playa, decidió cruzar Bollywood con Hollywood. El director narra un cuento clásico sobre un joven pobre que al final logra mejorar su vida. Sin embargo, la película sobre las esperanzas cumplidas de un simple chico de pueblo le trajo a los creadores una gran cantidad de premios, entre los cuales hay unos cuantos “Óscar”, “Globo de Oro” y también un premio del Sindicato de Actores de EE.UU.. Los creadores combinaron el drama sobre los barrios marginales indios con un melodrama de cuento de hadas.

4. Mi gran casamiento griego (2002)

Los creadores consiguieron filmar una ligera comedia romántica, la cual no solo resultó interesante para un auditorio limitado, es decir los griegos. El guión no destaca por su originalidad: todos los acontecimientos se desenvuelven alrededor de una joven griega, la cual se enamora de un estadounidense y esto es motivo de revuelo en su familia. Entonces, su amado de alguna manera tiene que ser capaz de integrarse en una cultura ajena.

Los personajes de la película están bastante caricaturizados, y la exuberante boda que se muestra al final es muy esquemática. Pero todos los clichés se compensan con un humor chispeante, el cual fue apreciado por críticos y espectadores. Además, en donde sea que vivas, la ruidosa celebración de un matrimonio con todas sus consecuencias derivadas es familiar para todos, lo que hace que la película sea querida y cercana. En esto consiste el secreto de la magia del cine, gracias al cual los creadores de Mi gran casamiento griego en verdad hicieron una fortuna, pese a tener un presupuesto humilde y ausencia de giros en la trama.

5. Actividad paranormal (2007)

Esta película de terror de bajo presupuesto fue filmada en un estilo pseudo documental. No había grandes esperanzas en el éxito de la película: aún así los creadores eligieron el estilo amateur. Además, la película se hizo literalmente de manera rápida: la filmación, que se llevó a cabo en la casa del director, duró tan solo una semana.

Pero precisamente gracias a ser un pseudo documental, Actividad paranormal consiguió poner nerviosos a los espectadores. Sin complicaciones, a primera vista la película de terror logró recaudaciones en taquilla fenomenales y también fue objeto de una gran cantidad de reseñas entusiastas. De acuerdo con la reseña de un sitio web temático, dedicado al terror, Actividad paranormal es una de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

6. Fragmentado (2016)

Este complejo thriller psicológico, alejado del concepto de un “éxito taquillero”, fue bien recibido en las salas de cine mundiales. Y todo porque bajo la película trabajaron verdaderos grandes: el director M. Night Shyamalan, conocido Sexto sentido y Señales, y también la estrella James McAvoy, quien ya había interpretado a un personaje con múltiple personalidad en la adaptación a la pantalla de la novela de Irvine Welsh Escoria.

El destino de Billy Milligan, en el cual se centra la película, es muy curioso. Y el director no solo consiguió hablar de una nueva forma sobre una persona a la que ya se la han dedicado muchos documentales, sino también construir una obra de arte intrigante a partir de la historia de la enfermedad. ¿Estás de acuerdo en que es difícil creer que tal éxito haya tenido un presupuesto desproporcionadamente pequeño, cierto?

7. Perdidos en Tokio (2003)

La historia sobre el encuentro de dos solteros protagonizados por Bill Murray y Scarlett Johansson hizo estallar los festivales de cine internacionales. En general, el género de “Perdidos en Tokio” es imposible de definir: para ser una comedia, en la película hay pocos episodios irónicos, para ser un melodrama es muy vital y realista, tampoco se puede considerar un drama ya que tiene una falta de emociones turbulentas y diálogos conmovedores.

Además, los críticos destacaron que la directora Sofia Coppola consiguió una controversial pero armoniosa película, en la cual hay lugar para el humor y la preocupación. La razón del éxito de la película consiste en que muestra la vida sin adornos: los personajes no son carentes de ideas ni retratan pasiones desbordantes. Puedes reconocerlos en cualquier persona.

8. En busca del destino (1997)

El drama sobre un talentoso matemático, incluido en la lista de las mejores 250 películas según la versión de IMDb, también le trajo a los creadores 9 nominaciones al “Óscar”. En general, el estándar de Hollywood de un sabelotodo es un loco genio; el personaje de Matt Damon no se asemejaba a eso y por ello nadie tenía esperanzas en el éxito de la película. Sin embargo, la idea principal consistía en que el talento no resuelve los problemas, sino a veces crea aún más complicaciones, y eso fue del agrado de los amantes del cine.

9. Pequeña Miss Sunshine (2006)

La película sobre cómo toda una familia se mantiene unida por el cumplimiento de los sueños de una pequeña chica de nombre Olive, no prometía un gran futuro, y el guión no brilla por ser algo nuevo. Los personajes y acontecimientos están llenos de clichés: un adolescente amargado, que enseña a todo el mundo a conseguir éxito en la vida, viajes en carretera, enfrentamientos con la policía... Todo esto hace experimentar una vez más el efecto deja vu.

Sin embargo, ninguno de los involucrados en la creación de esta película quedó sin la aceptación de los críticos: la película obtuvo el premio por mejor guión, conjunto actoral, banda sonora. La intérprete del papel principal también consiguió un premio especial en su categoría por edades, entre actores de hasta 10 años. En general la película logró brillar por dos factores: una talentosa actuación de Abigail Breslin y la burla brillante de los concursos de belleza para niños.

10. La noche de la expiación (2013)

El thriller fantástico con Ethan Hawke obligó a los amantes del cine de todo el mundo a pegarse a la pantalla con interés. El director, quien se insipiró en los trabajos de Stanley Kubrick, David Fincher y también en la serie Star Trek, logró contar de forma fascinante las consecuencias devastadoras del colapso económico en EE.UU..

11. No respires (2016)

Este thriller de bajo presupuesto resultó ser un inesperado éxito, al recibir 3 premios cinematográficos. Federico Álvarez se convirtió en el director de la película, quien hace varios años atrás dio un reinicio a la icónica película de terror Evil Dead. El guión es bastante duro y rompe todas las reglas del género: no plantea compasión con los personajes principales, quienes se encontraban en un espacio cerrado.

Además, en la película hay muchos detalles triviales: un “cerebrito” heroico, una chica aterrada y una misteriosa y horrible casa. Pero todos los defectos se compensan con la talentosa actuación de Stephen Lang, quien es capaz de adornar cualquier película y también la excelente dinámica.

12. La bruja (2015)

El guión que trata del misticismo en la América puritana del siglo XVII, deliberadamente no parece ser viable para el cine moderno. Además, esta película de terror de bajo prespuesto se convirtió para el director Robert Eggers en su debut. El festival de cine Sundance, el cual se puede considerar como un verdadero forjador de imágenes, ayudó a promocionar la película. El creador consiguió encontrar una distribución independiente y posteriormente una mundial.

Más tarde, el horror “barato” se convirtió en una tendencia global. Se tiene que destacar que la creación de La bruja fue muy cuidada: para obtener un mayor realismo se utilizó luz natural, por ejemplo, velas, y para la creación de los trajes se aplicaron únicamente tejidos que se utilizaban en esos tiempos.

¿Y qué películas que han sido filmadas con un bajo presupuesto conoces?

Compartir este artículo