12 Personajes cuya apariencia en las películas está muy alejada de su versión en libros

El cine y la literatura tienen fantásticas maneras de adentrarnos a nuevos mundos y posibilidades; ambos nos regalan experiencias únicas a través de sus personajes, y cada uno lo hace a su manera. Por una parte, el libro nos describe y nos regala un espacio para la imaginación; mientras que el cine nos muestra detalles. Pero ¿qué ocurre con los personajes cuando el cine los adapta al gusto de la pantalla grande?

En Genial.guru, te mostramos cómo algunos directores de cine no hicieron el mejor de los castings para los personajes de sus películas.

1. Sherlock Holmes — Sherlock Holmes

Sin duda alguna, interpretar a uno de los personajes más míticos de la ficción moderna, como lo es Sherlock Holmes, no debe ser trabajo sencillo. Sin embargo, la elección de Robert Downey Jr. para encarnar al detective más famoso de todos los tiempos fue sumamente extraña. Físicamente, dista mucho del personaje literario, el cual se describe como de estatura por sobre los 1,80 m y tan extraordinariamente enjuto que producía la impresión de ser aún más alto. “Tenía la mirada aguda y penetrante, [...] y su nariz, fina y aguileña, daba al conjunto de sus facciones un aire de viveza y de resolución”.

2. Gilderoy Lockhart — Harry Potter y la cámara secreta

Por supuesto, no ponemos en duda la calidad actoral de Kenneth Branagh, lo cual seguramente influyó en la decisión de Chris Colombus a la hora de elegirlo para encarnar al controversial profesor Gilderoy Lockhart en la segunda entrega fílmica de Harry Potter. Pero quizá imaginábamos a un actor más joven para el papel, un poco más “atractivo” y fiel a la descripción del libro.

3. Jo March — Mujercitas

En el libro Mujercitas, Jo March resalta con sus 15 años de edad y su cabellera castaña clara y ojos grisáceos. Pero, por lo visto, en la adaptación del 2019 pasaron por alto esas características al elegir a Saoirse Ronan.

4. Pennywise — It

Stephen King creó hábilmente a este personaje que se alimenta del miedo de sus víctimas; viste con un traje enteramente plateado con botones naranjas y con una tonalidad de piel blanca. En la adaptación para televisión, se ve como un payaso calvo, de cara blanca, con una coronilla de cabello rojo alrededor de la cabeza, nariz roja, tirantes amarillos con botones naranjas, guantes y traje amarillo de cuerpo entero; además, de vez en cuando, lleva globos en su mano. En la adaptación fílmica, lleva un viejo traje de payaso victoriano plateado con puños de encaje blancos, pompones y bordados de hilos rojos adornando su atuendo.

5. El conde Drácula — Drácula

Aunque a estas alturas de la historia del cine tenemos ya muchas imágenes icónicas de Drácula interpretado por diferentes actores, sin duda alguna, el primero de todos, el de Bela Lugosi, sigue causando cierta nostalgia. Pero lo cierto es que, aunque sea muy atractivo y galante, su caracterización no se parece en nada a la del libro, la cual presenta al monstruo como un “anciano alto, bien afeitado, salvo por un largo bigote blanco y vestido de negro de la cabeza a los pies, sin una sola mancha de color en ninguna parte”.

6. Rochester — Jane Eyre

Edward Rochester es un hombre poco atractivo en el libro de Charlotte Brontë. De hecho, la autora así lo describe intencionalmente para cumplir el propósito de su historia. Pero en la adaptación fílmica del 2011, Michael Fassbender no tenía un rostro severo ni cejas pobladas. Además, es cualquier cosa menos poco atractivo.

7. Beatrice “Tris” Prior — Divergente

Shailene Woodley protagonizó las adaptaciones cinematográficas de la saga escrita por Veronica Roth. Pero físicamente, no tiene nada que ver con su personaje, Tris. Esta es descrita con cabello rubio y grandes ojos azules en un rostro delgado y alargado.

8. Katniss Everdeen — Los juegos del hambre

La saga tuvo gran éxito en la pantalla grande; sin embargo, la calificación en cuanto a la fidelidad de la obra literaria vs. la adaptación se queda corta. En el cine, la actriz Jennifer Lawrence no retrata a la chica de 16 años de corporalidad mucho más delgada provocada por la escasez de alimentos y estatura baja.

9. Alicia — Alicia en el país de las maravillas

La Alicia de Carroll se basó en una niña real. Aunque el autor no decía mucho de la apariencia física de la chica, se pueden descubrir algunos detalles su vida a través del texto de los dos libros. Por ejemplo, se supone que se trataba de una niña de siete años, pero es algo que no está verificado. En la adaptación de Tim Burton, es interpretada por Mia Wasikowska, quien entonces tenía 20 años.

10. Elsa — Frozen

Elsa parece haber cautivado a chicos y grandes con sus valores, entusiasmo y calidez, aunque, irónicamente, es la adaptación de la Reina de las Nieves. En el cuento original de Hans Christian Andersen, la reina está representada como una reina viva de hielo vestida de blanco y envuelta en destellos, mientras que en la adaptación, la vemos como humana.

11. Skeeter — Historias cruzadas

Emma es una estrella excepcional que puede hacer justicia a cualquier personaje. Interpretó a Skeeter en Historias cruzadas, cinta nominada al Óscar basada en la novela de Kathryn Stockett. Emma sorprendió a todo el mundo con su actuación, aunque su apariencia estaba lejos de ser idéntica a la del libro, donde se describía a Skeeter como una mujer alta y escuálida con la nariz torcida.

12. James Bond — Casino Royale

Indudablemente, Daniel Craig elevó el personaje de James Bond hacia su lado más humano y sentimental. Su personalidad e inteligencia esbozaron a un perfecto espía. Pero lo cierto es que Craig y el personaje creado por Ian Fleming no se parecen en nada. El autor siempre había descrito a Bond como un hombre de 1,80 m con cabello largo que caía sobre su frente.

¿Qué otros personajes basados en libros crees que pudieron adaptarse mejor en la pantalla grande?

Compartir este artículo