Genial

15 Obras de arte que causaron polémica y dieron de qué hablar

La historia del arte no podría haberse escrito sin la intervención de artistas innovadores y / o transgresores que se atrevieron a desafiar las corrientes estéticas, su época e, incluso, hasta su propio estilo. Cada desafío pictórico y conceptual trajo nuevos planteamientos para crear obras emblemáticas y, así, romper esquemas.

Genial.guru es admirador del arte y quiere compartir con sus lectores una lista de 17 obras que han sido controversiales, pero igualmente importantes, para la historia del arte.

1. La Mona Lisa de Leonardo da Vinci

Conocida también como La Gioconda, esta obra pictórica hecha en óleo por uno de los más grandes maestros del arte renacentista, Leonardo da Vinci, entre 1503 y 1519, ha causado más polémica con el paso del tiempo que en su propia época. El rostro es el de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, pareja de nobles. Sin embargo, lo que parecería ser solo un retrato convencional de la época, ha sido analizado durante muchos años pues se cree que tiene mensajes ocultos. Además, se trata de un cuadro innovador para el Renacimiento, pues Da Vinci lo pintó con una técnica muy nueva para entonces, llamada sfumato, la cual consistía en la eliminación de contornos entre fondo y figura.

La obra está expuesta, permanentemente, en el museo de Louvre en París, y llama la atención de los millones de visitantes que acuden a verla por la misteriosa sonrisa de la Mona Lisa.

2. Cesto con frutas de Caravaggio

Pintada en 1596, ya en pleno Barroco, esta obra fue totalmente revolucionaria. Y sí, quizá es una locura pensar ¿qué hay de transgresor en un cesto de frutas? La importancia histórica y la controversia de esta pintura es que Caravaggio la realizó por primera vez en Italia. En el resto de Europa ya se hacía, pero él fue el pionero en hacer un bodegón italiano.

Anteriormente, en otros periodos artísticos, las frutas eran representados en las escenas pictóricas solo como ornamentos; por lo que cambiar la perspectiva y poner la fruta como protagonista significó un gran pasó para la composición artística.

El cuadro se encuentra actualmente en la Pinacoteca Ambrosiana de Milán, Italia.

3. La ronda de noche de Rembrandt

La pintura La ronda de noche fue hecha en 1642 por el artista neerlandés Rembrandt. El estilo es barroco y fue un encargo de la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam para condecorar el Gran Salón de la sede de la milicia. Aparentemente, el cuadro no muestra nada más que una escena militar; sin embargo, la obra ha arrojado muchas interrogantes a lo largo del tiempo.

Según el cineasta Peter Greenaway en su película llamada Nightwatching, lo que representa la pintura es un crimen, una conspiración descubierta por el propio Rembrandt, quien no tuvo miramientos y expuso al culpable de una manera sutil, conceptual y simbólica.

Actualmente, el cuadro puede apreciarse en el Rijksmuseum de Ámsterdam.

4. Madame X de John Singer Sargent

El retrato Madame X es una obra realizada por el pintor John Singer Sargent que fue objeto de polémica en 1884. La modelo fue la esposa del banquero francés Pierre Gautreau, cuya identidad Singer Sargent prometió mantener en secreto. Sin embargo, cuando la pintura fue expuesta en el Salón de París, todo mundo la reconoció y fue un gran escándalo verla ataviada en un ajustado vestido con escote.

El problema llegó a tal que el pintor tuvo que huir de Londres. La obra actualmente puede verse en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

5. La noche estrellada de Vincent van Gogh

Sin duda alguna, Vincent van Gogh fue uno de los artistas más controversiales de la historia del arte, no solo por su caótica personalidad, sino también por su triste destino como artista. En vida, el pintor vendió una sola obra; ya muerto, se ha convertido en uno de los artistas más cotizados de la historia.

La noche estrellada es una de las pinturas más famosas de Van Gogh, estandarte indiscutible del postimpresionismo. El artista la realizó en 1889, mientras se encontraba internado en un sanatorio. En su época nadie comprendía el estilo de la obra. Sin embargo, lo que se ha destacado con el tiempo es la innovación del cielo estrellado de Van Gogh, el cual se asemeja a las fotografías astronómicas de la galaxia, hecho que el artista no pudo haber apreciado en su época.

La pintura puede apreciarse actualmente en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

6. El beso de Gustav Klimt

Aunque la obra ahora se puede apreciar hasta en camisetas, libretas y cojines, El beso de Gustav Klimt fue toda una revelación en 1908. El cuadro consta de dos figuras humanas, un hombre y una mujer, que están entrelazados cubiertos por mosaicos y patrones dorados y coloridos. El estilo art nouveau causó sensación. Sin embargo, la polémica giró en torno a si se trataba de un autorretrato del pintor, quien nunca había hecho uno, y si la mujer pudiese ser la diseñadora de moda Emilie Flöge, quien fue su pareja sentimental, y la pintura sería una declaración pública de amor inusual.

7. La fuente de Marcel Duchamp

La fuente, de Marcel Duchamp, es considerada una de las obras más controversiales del siglo XX, pues se considera parteaguas de un antes y después en la historia del arte; inaugurando, así, la época postmoderna. La obra fue presentada en 1917 ante la Sociedad de Artistas Independientes, quien rechazó la obra al no considerarla una obra de arte.

La obra es un mingitorio, el cual está firmado con un seudónimo, y nada más. El concepto de Duchamp era claro: ¿qué es lo que convierte al arte en arte?, ¿lo dice una institución o lo evalúa alguien? Con esta escultura, Duchamp inauguró el ready made.

Estas preguntas desafiantes constituyeron los pilares para iniciar una nueva época de arte y, sorprendentemente, siguen vigentes.

8. La persistencia de la memoria de Salvador Dalí

Por supuesto, Salvador Dalí fue uno de los artistas más polémicos del mundo del arte, y esta es una de sus pinturas más replicadas y famosas. La persistencia de la memoria tiene en sí una atmósfera onírica en la que representa el tiempo “diluido” o “blando”. Las interpretaciones han sido muchas, sin embargo, el autor solo refirió que la idea de los relojes derritiéndose surgió al ver un trozo de queso camembert derritiéndose al sol y la teoría de la relatividad de Einstein.

La polémica del cuadro se genera desde su concepción surrealista, pues el movimiento pictórico adoptado por Dalí carecía de credibilidad, para algunos críticos, debido a su inspiración en los sueños.

9. Guernica de Pablo Picasso

En 1937, el artista Pablo Picasso pintó una obra que conmovería profundamente al mundo. Se trata de un óleo sobre lienzo, de grandes dimensiones, que representaba una escena trágica luego de un bombardeo. La escena está inspirada en el ataque alemán sobre la villa de Guernica, la cual dejó devastada a la población. A través de la corriente del cubismo, Picasso aludió fielmente a la barbarie cometida, lo que provocó las opiniones dispares entre franquistas y la oposición.

El cuadro se encuentra actualmente expuesto en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en Madrid, España.

10. Autorretrato con collar de espinas de Frida Kahlo

Este autorretrato realizado por Frida Kahlo en 1931, titulado Autorretrato con collar de espinas fue, sin duda, una de las obras más conmovedoras, pero también polémicas, de la artista mexicana. En la pintura se puede ver un retrato de la pintora con dos animales —un mono y un gato negro— a su lado mientras porta un collar de espinas con un colibrí colgando.

Cuando Frida pintó este autorretrato, había concluido su divorcio del pintor Diego Rivera, quien le había sido infiel múltiples veces. El cuadro está cargado de simbolismo: el mono negro alude al mono araña que alguna vez le regaló su exmarido y se encuentra en la escena como representándolo a él; la pantera negra es símbolo de mala suerte; el colibrí era el ave con la cual se representaba a Huitzilopóchtli, el dios azteca de la guerra.

Frida usó sus recursos visuales, conceptuales y simbólicos para crear esta obra como una denuncia del amor “espinoso” que la había dañado durante tanto tiempo al ser esposa de Diego Rivera. El cuadro puede apreciarse actualmente en el Harry Ransom Center, Austin, Texas.

11. Ritmo de otoño de Jackson Pollock

Jackson Pollock fue el artista innovador del action painting, técnica en la que se arrojaba pintura sobre la superficie del lienzo para conseguir movimiento, velocidad, autenticidad, etc. Pollock contribuyó al expresionismo abstracto con sus obras. Ritmo de Otoño (Número 30) fue hecha en 1950 con una variante del action painting llamada dropping, que es básicamente el goteo del acrílico.

El estilo radical de Pollock no fue muy apreciado al inicio, nadie podía comprender tal ruptura formal y pictórica, ¿cómo era posible que un montón de pintura regada por el lienzo y manchas sin aparente sentido fuese considerado arte? Sin embargo, ahora, la obra de Pollock está valuada en millones de dólares. Actualmente, el cuadro puede verse en el Museo Metropolitano de Arte en Nueva York.

12. Latas de sopa Campbell de Andy Warhol

Obra producida por Andy Warhol en 1962, es ícono del arte pop. Sin embargo, cuando Latas de sopa Campbell fue exhibida por Warhol, causó indignación, pues el estilo artístico que estaba como corriente de la época era el expresionismo abstracto, cuya filosofía y técnica conceptual tenía valores estéticos, casi místicos, distintos al evidente comercialismo del arte pop. Sin embargo, en poco tiempo, el nombre de Warhol fue uno de los más populares y su obra de las más valiosas.

13. Las obras graffiti de Banksy

El nombre de Banksy ya es polémico en sí, pues se trata de un artista que interviene murales urbanos bajo seudónimo en el completo anonimato. Su obra es esencialmente graffiti con una perspectiva crítica social, filosófica, política, etc., a menudo disfrazada de ironía, sátira o ilusión óptica. Su identidad oculta es lo que ha hecho que su trabajo se torne misterioso y aurático. Generalmente, los sitios en los que aparecen las obras suelen ser públicos, concurridos y, algunas veces, difíciles de acceder.

Lo último por lo que Banksy fue polémico fue cuando se subastó una réplica en papel de su obra Niña con globo y, luego de ser vendida por 1 300 000 dólares, esta se deslizó de su marco, el cual escondía una trituradora y quedó hecha pedazos.

14. Mi cama de Tracy Emin

Mi cama es una obra artística de intervención espacial realizada por la artista Tracey Emin, en 1998, y expuesta en 1999. Básicamente, la pieza es una cama individual desarreglada, con objetos de uso cotidiano y personales esparcidos por todo el dormitorio. Tracey se inspiró en su propia depresión cuando pasó cuatro días dentro de la cama sin comer.

La polémica se suscitó al llevar un espacio íntimo al museo. Esta es una pieza totalmente representativa de la posmodernidad, donde importa más el discurso del artista que la técnica. La provocación no gustó en Inglaterra; sin embargo, la obra logró venderse por 2,8 millones de euros.

15. Comediante de Maurizio Cattelan

Si ya Duchamp había puesto en duda qué debía considerarse arte y qué no en 1917, en pleno siglo XXI, la pregunta sigue abierta. En 2019, el artista Maurizio Cattelan expuso la obra Comediante, la cual básicamente es un plátano fresco pegado a la pared con una cinta adhesiva.

Por supuesto, la obra causó tanta conmoción como furor, pues se le consideraba una obra cuestionable, sobre todo al ponerle un precio de 120 000 USD. Y más sorprendente aún fue que un par de coleccionistas adquirieron dos ediciones de la pieza.

Algunos críticos no tomaron a bien esta obra, y algunos otros artistas peor aún; por ejemplo, hubo un artista que se comió la obra y la renombró “artista hambriento”.

¿Qué te han parecido estas controversiales obras de la historia del arte? ¿Crees que la polémica es realmente relevante? ¿Has visto alguna de estas obras artísticas personalmente? Queremos leer tus comentarios.

Imagen de portada banksy / Instagram