Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Hechos sobre la película “Lo que el viento se llevó”, en cuya filmación las pasiones ardieron más que en la misma historia

5--5
425

La novela de Margaret Mitchell “Lo que el viento se llevó” hoy en día sigue siendo un importante patrimonio literario para muchas personas. La adaptación cinematográfica estrenada en 1939 se volvió igual de icónica. Pero pocas personas saben qué tipo de infierno experimentó la producción y qué pasiones ardieron detrás de escena.

Genial.guru con mucho placer volvió a ver la película para revelarte la historia de su tortuosa creación.

  • Los guionistas tenían una tarea sumamente compleja: encajar la enorme obra literaria de Mitchell en una película aceptable en cuanto a su cronometraje. El guion original fue creado para 6 horas de tiempo de pantalla. Al darse cuenta de que este tenía un montón de problemas además del cronometraje, un grupo creativo se encerró en una recámara durante semana para perfeccionarlo. El productor David O. Selznick, al pensar que la comida le impedía crear, se limitó a comer poco y sus colegas también. Al quinto día, mientras comía un plátano, se desmayó por agotamiento. Al sexto día uno de los directores, Victor Fleming, se le rompió un vaso sanguíneo en el ojo.

  • Los acontecimientos durante la creación del guión de “Lo que el viento se llevó” fueron tan fascinantes que se convirtieron en base para la obra bajo el nombre “Moonlight and Magnolias”.

  • En total trabajaron 15 personas en el guion, entre ellas se encontraba el famoso escritor F. Scott Fitzgerald.

  • Para el papel de Scarlett audicionaron más de 1 400 actrices y Vivien Leigh no era la candidata principal. Además, comenzaron a rodar la película sin decidir quién interpretaría a la protagonista. Según los rumores, durante la filmación de la escena del incendio de Atlanta, llevaron a Leigh ante el director y la presentaron como la futura Scarlett O’Hara. Este de inmediato vio en la actriz la imagen del libro de Mitchell e invitó de inmediato a Vivien a la audición.

  • Parecía que Vivien había obtenido un papel muy deseado, pero no fue así. Dos veces estuvieron a punto de despedirla. Ambas estuvieron relacionadas con que Vivien era un actriz británica. Su acento le repugnaba al director, y el hecho de tener un origen de otro país le molestaba a los espectadores, quienes querían ver en el papel de Scarlett a “una chica guapa de los estados del sur”, conforme tenía que ser.

  • El actor Gary Cooper, quien rechazó el papel de Rhett Butler, no creía en el éxito del filme. Él dijo: “Esta película será el fracaso más grande en la historia de Hollywood. Qué bueno que Clark Gable será quien fracase y no yo”.

  • Cuando Fleming se hizo director en lugar de Cukor, a Vivien Leigh no le agradaba. Ella traía manifiestamente el libro de Mitchell consigo al set de filmación para mostrarle al director que sus ideas creativas no se podían comparar con la fuente principal. Según Leigh, como resultado el productor de la película incluso le dijo que “tirara ese tonto libro”.

  • La película cambió tres directores debido a una producción increíblemente compleja. El segundo de ellos, Victor Fleming, una vez le confesó a su amigo que “a veces le daban ganas de aventarse por un precipicio en su coche”. Como resultado tomó unas vacaciones muy necesarias debido al agotamiento y la filmación fue terminada por Sam Wood.

  • Leslie Howard, intérprete del papel de Ashley, no estaba contento con su destino. Él le escribió la siguiente carta a su hija: “Odio este papel. No soy tan guapo y tan joven para interpretar a Ashley, quiero vomitar cada vez que me arreglan para verme atractivo”.

  • Clark Gable estaba enfurecido porque su personaje, según el argumento, tenía que llorar frente a la cámara. Incluso amenazó con negarse a rodar, si lo seguían obligando. El director hizo algo astuto y filmó dos variantes: con lágrimas y sin ellas. Después convenció al actor de que las lágrimas lo embellecían ante la audiencia.

  • La intérprete del papel de Mammy, Hattie McDaniel, ya había trabajado con Gable y se hicieron buenos amigos. Por eso Clark no perdía la oportunidad de bromear con su colega. Una vez Gable le reemplazó el té, el cual normalmente utilizaban en episodios como bebidas alcohólicas, por una bebida de verdad.

  • Pero además de bromas, había lugar para las verdaderas acciones de amistad. El actor se enojó porque no dejaron que McDaniel estuviera en el estreno de la película en Atlanta debido a su color de piel. Él amenazó con boicotear el estreno de la película hasta que Hattie personalmente le pidió no faltar el evento.

  • Los funcionarios no podían impedir la aparición de McDaniel en la ceremonia del premio “Óscar” (ella obtuvo el premio a la mejor actriz de reparto). Pero estaba sentada separada de las demás celebridades.

  • La envergadura de la filmación superó las posibilidades de aquellos tiempos. Para el episodio de los soldados heridos se necesitaron 2 500 extras. Sin embargo, la reserva de sindicato de actores era limitada. El director tuvo que usar aproximadamente 1 000 maniquíes para que todo se viera impresionante.

  • Vivien Leigh odiaba las escenas en donde tenía que besarse con Clark Gable. No le gustaba su mal aliento; según los rumores, el actor tenía problemas con sus prótesis dentales por fumar. Pero Clark claramente se burlaba de Vivien, ya que antes del rodaje de los episodios, él a veces comía platillos con ajo.

  • Si al contar las ganancias generadas, se tomara en cuenta la inflación, entonces “Lo que el viento se llevó” se habría convertido en la película más taquillera de la actualidad. Para el 2012 sus ingresos superarían más de 4 mil millones de USD.

  • La película fue nominada a los 13 premios “Óscar” y recibió 8.

¿Te gustó la adaptación a la pantalla? ¿Qué opinas de esta obra de Margaret Mitchell?

5--5
425