Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

19 Películas con trajes magníficos que ganaron un Óscar al mejor diseño de vestuario

8-95
11k

En el siglo XXI, solo 19 películas ganaron el máximo galardón de la Academia, un Óscar por el mejor diseño de vestuario. Por regla general, este premio lo reciben obras cinematográficas con imágenes recreadas fielmente atendiendo al momento de la historia. Normalmente, la apariencia se evalúa en su conjunto, incluyendo también peinados y maquillaje. Por eso, muchas veces una película recibe varias estatuillas. Además, la cinta en sí misma puede ser bastante mediocre y no recibir premios por interpretación o de guión, aunque a veces se dan combinaciones más que agradables.

Genial.guru advierte: este artículo puede despertar en ti un gran deseo de renovar tu vestuario.

Pantera Negra, 2018

Diseñadora de vestuario: Ruth E. Carter.

Para crear imágenes superheroicas con estilo, se mezclaron elementos futuristas, ropa tradicional africana y accesorios de alta costura. Según Ruth Carter, todo este tiempo tuvo frente a sus ojos fotografías de atuendos africanos auténticos, joyas raras con conchas, así como ejemplos de piercing y body-art.

El hilo fantasma, 2017

Diseñador de vestuario: Mark Bridges.

Los acontecimientos de la película tienen lugar poco después de la Segunda Guerra Mundial, cuando en ese momento reinaban en el mundo dos casas de moda: la de Londres y la París. Bridges tomó como base la primera. Estudió varias biografías de diseñadores ingleses muy poco conocidos (Peter Russell, Hardy Amies y Michael Donellan), juntando todos sus talentos y “trucos”.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos, 2016

Diseñadora de vestuario: Colleen Atwood.

La pieza central del vestuario de toda la película es, por supuesto, el abrigo de Newt Scamander, confeccionando 12 copias idénticas para el rodaje de la cinta. Tiene un color azul petróleo, o, como lo llama Colleen Atwood, azul pavo real oscuro. En líneas generales, la silueta del abrigo corresponde a la forma adoptada en la década de 1920.

Mad Max: furia en el camino, 2015

Diseñadora de vestuario: Jenny Beavan.

Curiosamente, además de un Óscar por el diseño de vestuario, la película obtuvo premios en 5 nominaciones más, incluida la de maquillaje. Todos los personajes iban vestidos con un estilo apocalíptico, cuyos atributos principales se basan en el cuero desgastado, las hebillas y la suciedad.

El Gran Hotel Budapest, 2014

Diseñadora de vestuario: Milena Canonero.

Dado que la línea principal de esta cinta es irónica-utópica, se decidió apostar por los colores de fábulas y arco iris. Los cinco primeros incluyen rojo, rosa, amarillo, dorado y morado como principal. No fue casual tampoco la elección del tejido: fieltro. Canonero contó en una entrevista que el fieltro es la tela que con más frecuencia se utiliza en la confección de uniformes militares: esto debería haber causado a los espectadores más exigentes una sensación de desastre inminente.

El gran Gatsby, 2013

Diseñadora de vestuario: Catherine Martin.

Es curioso que la película original, rodada en 1974, también recibió un Óscar por el mejor diseño de vestuario. Prada, así como Tiffany & Co. y Brooks Brothers, participaron en la creación de atuendos para la película de 2013. Por eso, la emoción en torno al vestuario, surgió incluso antes de que esta cinta llegara a la gran pantalla. Y el estreno de la película generó enseguida la creación de muchas colecciones de vestidos de moda basados en “El gran Gatsby”.

Anna Karenina, 2012

Diseñadora de vestuario: Jacqueline Durran.

En busca de la inspiración, Durran examinó imágenes de la década de 1950 en las que había un equilibrio perfecto entre la sobriedad de las formas y su romanticismo. En otras palabras, no hubo un vínculo estricto ni un propósito claro de atender al momento histórico para crear una película. La fiabilidad de los atuendos se limitaba a la silueta.

El Artista, 2011

Diseñador de vestuario: Mark Bridges.

En caso de que alguien no haya visto la película, destacamos que esta es cine mudo en blanco y negro. Todos los detalles, incluidos los interiores, exteriores y vestuario, son un homenaje a la época del verdadero cine mudo. La recreación es digna de mención, por lo que no es de extrañar que en el Festival de Cine de Cannes la sala aplaudiese de pie durante 10 minutos.

Alicia en el país de las maravillas, 2010

Diseñadora de vestuario: Colleen Atwood.

En los atuendos de esta película, los detalles son importantes. Si te fijas bien en el vestido azul de Alicia, puedes observar los detalles negro “de peso pesado” que no encajan en absoluto con una tela aireada. Este es un “saludo” gótico de Tim Burton, quien insinúa al espectador que la protagonista no es tan infantil como afirma su vestido de niña.

La reina joven, 2009

Diseñadora de vestuario: Sandy Powell.

“50 mil millones de USD y ni un solo efecto especial”, provocó la indignación de los críticos de cine. Mientras tanto, la mayor parte de los fondos se dedicó a confeccionar los atuendos. Tres de ellos fueron réplicas exactas de los vestidos verdaderos de la reina Victoria: el de luto, boda y coronación. Lo irónico está en cada uno de ellos apareció en la versión final de la película tan solo unos pocos segundos de tiempo de pantalla.

La duquesa, 2008

Diseñador de vestuario: Michael O’Connor.

Fueron creados tantos atuendos para esta película que tuvieron que organizar un vestidor especial para su almacenamiento. Además, 30 conjuntos fueron confeccionados atendiendo a los prototipos históricos.

Elizabeth: la edad de Oro, 2007

Diseñadora de vestuario: Alexandra Byrne.

Todas las imágenes creadas de la Reina de Inglaterra personifican una cierta etapa de su vida. Los vestidos rojos y naranja simbolizan la coronación y el poder, además destacan al personaje entre la multitud de las damas de honor vestidas con colores insípidos. En un par de escenas donde la reina está preocupada y triste, aparecen los tonos verdes.

María Antonieta, 2006

Diseñadora de vestuario: Milena Canonero.

Esta película es una verdadera fiesta del estilo rococó, aunque los trajes no pretenden atenerse al momento histórico. Canonero conservó el corte de estilos original, pero eliminó la redundancia en la decoración. Curiosamente, la idea de coser trajes solo de colores pastel llegó a la mente de la artista en el momento en que vio una caja de galletas de almendra con tonos similares.

Memorias de una geisha, 2005

Diseñadora de vestuario: Colleen Atwood.

Los atuendos no pretenden recrear con precisión la época. Obviamente, por eso, a los japoneses no les gustó la película: ni la ropa, ni tan siquiera los peinados, tienen nada en común con las imágenes de las verdaderas geishas. Además, incluso los pasos de baile interpretados por los personajes solo forman parte de la fantasía de los creadores de la película.

El aviador, 2004

Diseñador de vestuario: Sandy Powell.

Toda la cinta recrea el estilo cinematográfico de la primera mitad del siglo XX, la así llamada época de “tecnicolor”. En ese momento, dominaban las pantallas los tonos rojos, verdes y azules. Estos fueron, precisamente, los tonos principales para la confección de los atuendos. Curiosamente, Sandy Powell tenía acceso solo a las fotografías vintage en blanco y negro, por lo que algunos colores tenían que ser simplemente inventados.

El Señor de los Anillos: el retorno del Rey, 2003

Diseñadores de vestuario: Richard TaylorNgila Dickson.

La cantidad de trajes que se confeccionaron para esta película, realmente, cuesta calcularla, unos 19 000. Solo para Frodo, se necesitaron 64 conjuntos de ropa, y para Aragorn, 32. Parte del vestuario casi se convirtió en verdaderas obras de arte, especialmente, las cotas de malla. Todas se hicieron a mano y necesitaron tres días para fabricar una versión sencilla de 13 mil anillos.

Chicago, 2002

Diseñadora de vestuario: Colleen Atwood.

Todo el musical es la encarnación de la estética de la era del jazz y los trajes no podían ser una excepción. La característica principal del vestuario: rechazo de las formas femeninas típicas en favor de un corte masculino más suelto. Los accesorios de acompañamiento: decoración en forma de flores o lazos y diversos bordados.

Moulin Rouge, amor en rojo, 2001

Diseñadores de vestuario: Catherine MartinAngus Strathie.

En total, 80 diseñadores trabajaron en la creación de los atuendos y el número total de imágenes recreadas alcanzó los tres centenares. Las prendas estaban diseñadas con el estilo más coqueto y seductor: faldas cortas, ligas que se asoman, plumas, volantes, medias de redecilla y, por supuesto, pantalones de encaje.

Gladiador, 2000

Diseñador de vestuario: Janty Yates.

La artista logró encontrar toda la información que necesitaba en la columna de Trajano, en Roma. La columna está cubierta por todos lados con un bajorrelieve, que representa a una gran cantidad de soldados en uniformes. Una fuente adicional de inspiración para Yates fueron las pinturas históricas de Alma-Tadema.

Algunos críticos creen que el diseño de vestuario, como un arte, va cayendo en el olvido porque ahora puedes crear cualquier cosa con Photoshop y gastar mucho menos recursos, tanto de tiempo como de dinero. ¿Y tú qué opinas, este arte tiene futuro por delante?

8-95
11k
Compartir este artículo