Genial

4 Razones por las que “The Witcher” se convirtió en la serie más polémica de este invierno

The Witcher de Netflix fue merecidamente llamado el proyecto de pantalla más esperado de 2019: los libros de Andrzej Sapkowski sobre las aventuras de Geralt de Rivia divergen en cientos de miles de copias, y la audiencia del juego basada en la serie de libros tiene más de 30 millones de personas. Ahora, los fanáticos vieron a sus personajes favoritos en un costoso proyecto de televisión, pero por alguna razón, no todos quedaron encantados.

Genial.guru ya vio la primera temporada de la serie sobre el brujo y decidimos averiguar por qué la sensacional teleadaptación de la famosa novela causó una reacción tan ambigua.

El ciclo de novelas del escritor polaco Andrzej Sapkowski tiene lugar en un mundo ficticio, que en muchos aspectos se asemeja a la Europa medieval con una diferencia significativa: en esta historia, hay lugar para la magia, los elfos y los monstruos. Para luchar contra estos últimos y proteger a la gente común, se crean brujos, mutantes con habilidades sobrehumanas.

La trama en pocas palabras

El brujo Geralt de Rivia viaja por el mundo y se gana la vida matando monstruos. Una vez, Geralt ayudó a la familia real, salvando al prometido de la princesa. A cambio, él le pidió “aquello que ya tenía pero que aún no sabía”. Resultó que la princesa estaba embarazada, y su futura hija, Ciri, y el brujo, ataron sus destinos para siempre. Pronto, la joven Ciri se encuentra en un gran problema, pero ahora la princesa tiene un protector.

Otra historia es la relación de Geralt con Yennefer, la hechicera arrogante que sueña secretamente con una familia feliz y un hijo, el cual simplemente no puede tener. Pero ella tiene a Geralt; también están conectados para siempre, pero por una razón diferente. Además, todas las relaciones en la historia se desarrollan en el contexto de la guerra que el reino de Nilfgaard está librando contra el resto del mundo. Su rey está interesado no solo en la batalla, sino que busca incansablemente a Ciri. Pero, ¿para qué?

Un inesperado elenco

Desde el momento de las primeras noticias sobre el próximo proyecto hasta el anuncio del elenco, pasó mucho tiempo, y los fanáticos de la serie lograron examinar a los candidatos para los papeles de los personajes principales. Por ejemplo, en el papel de Geralt, muchos soñaron con ver al carismático Mads Mikkelsen, y en el papel de la hechicera Yennefer, a la inigualable Eva Green.

Pero los creadores de la serie vieron a los personajes a su manera. Por lo tanto, fue una sorpresa completa para los fanáticos de la serie ver a Henry Cavill, un actor rudo y musculoso, conocido principalmente por su papel de Superman. Las primeras escenas con Cavill como brujo causaron un verdadero revuelo: los fanáticos notaron inmediatamente diferencias obvias entre la apariencia del personaje del libro y Cavill: un brujo debía ser delgado, correoso y ágil, tener el pelo completamente blanco, una “cara desagradable” y una “sonrisa extremadamente vil”.

Lo mismo ocurrió con el papel de la hechicera Yennefer de Vengerberg: Sapkowski la describe como una mujer de una belleza divina con “un rostro pálido, triangular, ojos violeta y labios estrechos”. Sin embargo, en la serie, Yennefer es interpretada por Anya Chalotra, quien se ve muy diferente: gracias a sus raíces indias, la actriz tiene una piel muy oscura. Los fanáticos se decepcionaron por la elección de la actriz y citaron como ejemplo a la hechicera del último juego del brujo, con la cual la mayoría de los fanáticos quedaron fascinados. Uno de los espectadores incluso reemplazó la cara de la actriz por una de las escenas del juego (y en algunos ángulos se ve aterradora).

Pero muchos estaban contentos con la elección de la actriz para el papel de la princesa Cirilla: la joven Freya Allan, con sus rasgos faciales escandinavos, reflejaba casi perfectamente el aspecto del libro de Ciri. Solo que, en el libro, la princesa tenía unos 10 años, lo que no se puede decir sobre la heroína de la serie.

Por cierto, un Mikkelsen sí apareció en la serie: detrás de las cejas pobladas, bigote y barba del hechicero Stregobor, se puede ver al hermano mayor de Mads: Lars Mikkelsen.

Un estilo complicado de narración

En The Witcher, no hay una secuencia lineal de la trama. Por ejemplo, en el primer capítulo, se le cuenta al espectador sobre la muerte de la reina Calanthe y el escape de su nieta Ciri. Pero después de un par de episodios, la reina aún está viva y Ciri aún no ha nacido. Los saltos en el tiempo ocurren durante toda la temporada. Los creadores de la serie eligieron este método de narración de historias para crear diferentes historias para los personajes y presentarlos entre ellos ya en la primera temporada.

En palabras, suena bastante simple, pero la mayoría de la audiencia se confundió con los eventos, especialmente aquellos que no estaban familiarizados con la historia de Geralt. Pero la trama de The Witcher en pantalla tiene una ventaja: los guionistas decidieron mostrar al espectador en detalle historias muy importantes que solo se mencionaron de pasada en el libro. Entonces, la dramática historia de la joven jorobada Yennefer, la terrible caída del reino de Zintra y la batalla masiva en la colina Sodden aparecieron en la serie.

Una atmósfera bien creada

A pesar de todas las desventajas, Netflix logró crear una imagen muy agradable: la filmación tuvo lugar en Hungría, Ucrania, Eslovaquia, República Checa y Polonia. El espíritu de la Edad Media europea se siente en todas las decoraciones, y algunas escenas se filmaron en edificios antiguos reales; por ejemplo, la batalla en la colina de Sodden fue grabada en el castillo polaco Ogrodzieniec. Y esta es otra razón por la cual la serie será apreciada no solo por los fieles seguidores del universo de The Witcher, sino también por los amantes de los proyectos históricos de calidad.

Además, la serie muestra claramente un trabajo minucioso y detallado sobre iluminación y colores, solo basta con ver el bosque Brokilón con su disperso color dorado. Y por el bien de la belleza y la naturalidad de las escenas, los creadores del proyecto se negaron a filmar constantemente en el estudio.

En cuanto al trabajo de los actores, muchos fanáticos insatisfechos con el elenco literalmente cambiaron de opinión sobre ellos: Henry Cavill entendió perfectamente el carácter de su héroe y se acostumbró a él, y la hechicera Yennefer resultó ser lo más “apropiada” posible: segura de sí misma, fuerte, arrogante, pero muy sensible. El elenco secundario tampoco decepcionó: precisamente este agregó a la serie esa parte de ligereza y humor, que está prácticamente ausente en la trama principal.

Una banda sonora inolvidable

Muchos fanáticos notaron un acompañamiento musical realmente fuerte: el compositor de la serie Sonya Belousova no solo usó violines y laúdes para grabar composiciones, sino también instrumentos folclóricos más raros: zanfona, salterio y dulcémele para crear la banda sonora más auténtica.

Se prestó especial atención a la frívola canción del bardo Jaskier sobre el brujo y la moneda lanzada. La red inmediatamente se llenó de bromas sobre la canción pegajosa y alegre que alababa el trabajo de Geralt. Hay quienes hicieron su versión cover, otros compartieron sus impresiones. Ni siquiera Elon Musk se quedó atrás.

El mismo Joey Batey, quien interpretó el papel de Jaskier, dijo que la canción era tan pegadiza que no pudo dejar de cantarla durante otros 8 meses después del final de la filmación. Y es difícil no creerle.

En cuanto al resto

La serie resultó ser realmente ambigua: por un lado, la compleja estructura de la narrativa evita que uno comprenda correctamente la trama y, desde el principio, entienda lo que está sucediendo. Además, el elenco final no cumplió con las expectativas de los fanáticos. Por otro lado, el paisaje atmosférico, las vistas increíbles, la actuación y los acentos audaces podrían superar las deficiencias del proyecto. Las ventas sin precedentes de libros de Andrzej Sapkowski, así como los miles de nuevos fanáticos de “The Witcher 3: Wild Hunt” en todo el mundo hablan del éxito de la serie. Cuatro días después del lanzamiento de The Witcher, se convirtió en la serie mejor calificada de Netflix en IMDb.

Y ahora, de repente, queremos agradecerle a otro proyecto a gran escala: Juegos de tronos. Es gracias a él que el público en general ahora acepta rápida y cálidamente proyectos en el género de fantasía, que es tan complicado, pero aún emocionante; así es The Witcher.

¿Ya has visto la nueva serie sobre Geralt de Rivia? ¿Hay entre nuestros lectores fanáticos de los libros de Andrzej Sapkowski? ¿Cómo evalúas el proyecto de Netflix?