Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

7 Prácticas del “body painting” en distintas culturas

Ya sea para afianzar su identidad o realizar algún ritual, el ser humano procedió a cubrir su piel con pigmentos y generó una práctica cultural que fue desarrollándose a lo largo de la historia. El mismo es conocido como pintura corporal, presentándose como una variante del tatuaje por ser un estilo de arte corporal temporal que solo se aplica en ocasiones especiales.

Genial.guru investigó acerca de la pintura corporal, cómo ha conformado parte de la cultura de diferentes regiones del mundo y en qué aspectos impactaron en las sociedades occidentales actuales.

1. El uso del ocre para la pintura corporal en la prehistoria

Los óxidos de hierro ofrecían una gran versatilidad de usos durante la prehistoria, ya fueran funcionales o simbólicos. Estos últimos conformaban las pinturas corporales practicadas por diferentes culturas en dicho periodo, siendo el ocre el más recurrido para crear pigmentos adaptables a la piel.

Es así como en ciertas tribus africanas utilizaban el ocre como motivos ceremoniales. También estaban los que aplicaban el ocre rojo a las mujeres para aumentar sus dotes de fertilidad. Por otro lado, los cazadores-recolectores de la Tierra de Fuego se aplicaban la pintura corporal para expresar estados de ánimos, celebrar el inicio de la pubertad o protegerse de las enfermedades.

2. Religión y espiritualidad de la pintura corporal en India

La India es un país milenario y, actualmente, existe un pueblo nativo que aún mantiene sus tradiciones culturales de la antigüedad: los jarawa. Ellos residen en las islas Andamán y se aplican figuras en forma de zigzag a lo largo del cuerpo para simular a la serpiente. Dicho tinte se realiza con arcilla blanca y cumple dos propósitos: como vestimenta y como representación espiritual.

Sin embargo, existe una práctica milenaria conocida como mehndi, la cual consiste en un estilo de pintura corporal hecha con henna, cuyas formas lineales son muy elaboradas y pueden llevar mucho tiempo realizarlas. Por miles de años, el uso de la henna se expandió especialmente en las ceremonias o uniones matrimoniales islámicas e hinduistas para estimular la fertilidad.

3. La práctica del body painting en la tribu surma

Entre el sudoeste de Etiopía y Sudán del Sur, existe una tribu conocida como surma, cuyos habitantes decoran sus cuerpos con diseños de líneas y círculos interconectados que reflejan la alienación de la conciencia humana. Para ellos, la pintura corporal es sagrada y representan parte de su identidad espiritual.

Además de aplicarse las líneas y círculos en la piel, también los combinan con adornos llamativos. Las mujeres se colocan grandes discos en su labio inferior, mientras que los hombres se pintan ondas serpenteantes con tizas a lo largo de su cuerpo para participar en diversas competencias.

4. Posición social y conexión con los antepasados en Australia

Los aborígenes australianos se aplican diversos tipos de tinturas en la piel, entre los que podemos mencionar el ocre y la arcilla. Por lo general usan las figuras geométricas, los cuales pueden variar de acuerdo al pueblo o clan al que pertenecen.

Las pinturas corporales, además de contener un profundo significado espiritual, también transmiten la posición social de cada individuo, por lo que es importante para ellos respetar los diseños de cada figura. Asimismo, también les permiten conectarse con sus antepasados e identificarse con el grupo familiar.

5. Contacto con espíritus naturales en tribus de Amazonia

Al sur de la Amazonia brasileña, habitan dos tribus conocidas como kaiapó y xingu. Ambas practican el body painting para conectarse con los espíritus presentes en la naturaleza, por lo cual se valen de diseños bien abstractos que reflejan los elementos presentes en la selva. También piensan que sus antepasados aprendieron las habilidades sociales de los insectos, cosa que lo representan en sus pinturas.

En el caso de los kaiapó, se suelen pintar sobre su piel las formas de las abejas. Los xingu, por su parte, se pintan los cabellos con una pasta rojiza extraída de las semillas de achiote y se dibujan en el rostro y pecho formas similares a las mariposas, aunque ambas comunidades también suelen utilizar otros tipos de insectos que reflejen las enseñanzas de sus ancestros.

6. La pintura corporal para la diferenciación del hombre y la mujer

En zonas de Ecuador y Perú, existen dos comunidades llamadas shuarachuar. Ambas practican el arte de la pintura corporal para reflejar las diferencias de roles entre hombres y mujeres.

Los hombres utilizan figuras más complejas que el de las mujeres, debido a que deben reflejar un aspecto terrorífico o incluso su posición social. Es así como se pintan representaciones de animales sagrados para obtener poder. En el caso de las mujeres, usan líneas curvas o geométricas de color rojo para complacer a la diosa de la fertilidad. También suele indicar si se encuentra casada o soltera.

7. La repercusión del body painting en la cultura actual

Si bien muchas tribus mantienen sus tradiciones milenarias de pintarse la piel con propósitos religiosos o sociales, no fue hasta finales del siglo XX que el body painting surgió en las sociedades occidentales como una manifestación artística contemporánea con motivos meramente decorativos.

Es así como, en muchos países donde se celebra el carnaval, se pueden ver a modelos que se pintan el cuerpo entero para exponerse desnudos ante el público sin atentar contra el pudor que se mantienen en algunas culturas. En estos casos, se utilizan figuras de animales, falsas prendas de vestir, criaturas mitológicas e incluso texturas de pared, tronco o piso para camuflaje.

¿Qué prácticas del body painting te han impresionado más? ¿Piensas que el arte corporal puede servir como un propósito más que meramente decorativo? Déjanos tus comentarios.

Compartir este artículo