Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Cosas que no notamos en “Frozen” y demuestran que es más profunda de lo que podíamos pensar

En 2013, Frozen conquistó los corazones de muchas personas y obtuvo los mayores ingresos en taquilla en comparación con cualquier otra película animada. Muchas niñas han cantado Let It Go (Libre soy / Suéltalo) desde entonces, y la excitación derivada de Frozen, probablemente, haya superado todos los límites. A simple vista, parece otra película de princesas que cantan, pero si la analizamos con más profundidad, goza de una buena buena elaboración y realismo, lo que la convierten en una verdadera obra maestra.

Genial.guru llevó a cabo una pequeña investigación sobre esta película plagada de éxitos y encontró numerosos detalles fascinantes que hacen casi imposible no enamorarse de esta obra cinematográfica de inmediato. Pero cuidado: ¡encontrarás spoilers de la primera película!

1. Perfectamente imperfectos: personajes que penetran directamente en nuestros corazones

Es difícil negar que los personajes de Frozen albergan personalidades excelentes. Nadie es increíblemente perfecto, todos luchan contra sus propios demonios, ostentan ambiciones y se ven invadidos por sus miedos, lo cual hace casi inevitable empatizar con ellos.

A Anna le apasionan los dulces y la comida en general, y resulta ser tan divertida y torpe que es imposible no adorarla. Se asemeja tanto a las chicas de carne y hueso que cualquiera puede sentirse identificado con ella. De mente abierta y cariñosa, mantiene un vínculo con su hermana y cree en ella más que nadie en el mundo.

Elsa ostenta una personalidad muy compleja y pasó por todo esto, tratando de vivir siguiendo unas normas que no encajan con ella. Fue criada viendo su fuerza como una desventaja y su singularidad como algo que debe ser ocultado y de lo que avergonzarse, como muchas personas de nuestros tiempos.

Es un personaje dramático que soporta mucho más sobre sus hombros de lo que cualquier otra chica podría aguantar. Su lucha contra sí misma y contra los demás era su destino para darse cuenta de que ella no estaba sola para encontrar su propio lugar, algo que resulta del todo conmovedor.

2. Un manipulador nos engañó a todos y ni siquiera nos dimos cuenta

Hans es un típico manipulador que “refleja” a cualquiera con quien habla, comportándose de manera diferente en función del sujeto con quien interactúa. Con Anna, él es divertido y hace tonterías, llenándole los oídos con las palabras que ella quiere escuchar. Es valiente cuando está rodeado de soldados, bondadoso con los ciudadanos y malicioso con el Duque de Weselton.

Hans, al convertirse en malvado, no implica un giro irracional dentro de la trama. Él actuaba así desde el principio y no solo engañó a Anna, también a todos los espectadores.

Encontramos muchos pequeños detalles que realmente revelaban su forma de ser. Por ejemplo, mientras canta “Junto a ti”, no señala a Anna, sino a Arendelle. ¿Recuerdas ese momento en el que Hans “salvó” a Elsa en su castillo? Quería que eso diera la sensación de que él la había salvado, pero antes de cambiar la dirección de la ballesta, se ha fijado en el candelabro, por lo que sabía a dónde apuntar para aparentar ser un héroe pero, pese a eso, matarla.

3. La pegadiza Let It Go es dramáticamente fatídica

Al principio, se planificaba que Elsa fuera malvada, pero los directores cambiaron por completo su personalidad cuando escucharon la canción Let It Go (Libre soy / Suéltalo). Vieron al personaje desde otra perspectiva y les gustó tanto la canción que no quisieron cambiarla. Así que, en vez de esto, cambiaron al personaje por lo que acabó apareciendo nuestra Elsa.

Pero esta canción fue crucial para Elsa, no solo por este motivo: también es el momento exacto en que se convierte en ella misma. Previamente, intentaba de manera constante ser el tipo de chica que sus padres querían, incluso se vestía y peinaba exactamente como su madre solía hacerlo. Pero cuando escapa, finalmente, por fin actúa como ella quiere.

Se quita los guantes y su pesada capa de coronación, la cual significa su pasado y las expectativas que ella trató de cumplir y que la agobiaban a medida que subía lentamente la montaña. Tras dejarlo atrás, ella comienza a correr hacia su futuro yo, cambia de vestido, crea su propio peinado, y después, literalmente, un nuevo día comienza.

Los poderes de Elsa también reflejan sus sentimientos. Cuando se siente segura, todo es hermoso, resultando capaz de crear cosas increíbles (incluidos muñecos de nieve vivos, castillos y vestidos). Cuando le inunda el miedo, es como un erizo, puntiaguda. Cuando se siente perdida y desesperada, se produce una tormenta de nieve. Al final de la película, cuando Hans le dice a Elsa que Anna murió, la tormenta de nieve se detiene de manera repentina porque Elsa deja de sentir algo.

4. Frozen rompe las reglas de un cuento de hadas tradicional

Frozen, definitivamente, desafía todos los estándares, incluidos aquellos que Disney siempre siguió a rajatabla. Aunque encontramos algunos clichés típicos de la compañía clásica de caricaturas en esta película, muchos de ellos luego acaban siendo desafiados y cuestionados.

  • El “príncipe azul” (Hans) resulta ser malvado y este puesto pasa a Kristoff, quien definitivamente está más que alejado de ser perfecto.

  • Los personajes más fuertes son mujeres que muestran que pueden defenderse por sí solas.

  • Anna, definitivamente, carece de la perfección propia de la realeza y se comporta como una chica normal y corriente. Y Elsa, literalmente, pone fin al concepto de “princesa perfecta”, decidiendo ser ella misma en lugar de sucumbir a los estereotipos.

5. Es una historia sobre puertas y guantes

La película está llena de puertas, barreras que representan el aislamiento, cierre y ausencia de oportunidades. Las puertas aparecen y se mencionan con frecuencia en esta película, por lo que solo profundizaremos en las más importantes.

En primer lugar, la puerta de la habitación de Elsa separó a las chicas durante años y puso fin a la proximidad entre las dos hermanas. A esto, hay que sumar los portones del castillo que dejaron a Anna dentro y encerrada. Elsa cierra la puerta al final de Let It Go y las puertas del castillo se cierran delante de Kristoff cuando él trae de vuelta a Anna, pensando que la dejaba para siempre. Hans también cierra la puerta cuando deja a Anna en el umbral de la muerte.

¡No es de extrañar que Anna estuviera deseando abrir todas las puertas! Hans y su amor era la primera “puerta abierta” que obtuvo, lo que explica por qué Anna se enamoró con tanta rapidez. Y sí, así es exactamente como se llama la canción: Love Is an Open Door (La Puerta es el Amor).

El otro símbolo que encontramos son los guantes. Aparecen cuando el padre de Elsa le da un par diciendo lo siguiente: “Ocúltalo, no lo sientas, no dejes que se vea”. Precisamente eso es lo que significan los guantes. Muestran que uno, a menudo, oculta algo. Para Elsa, eran sus poderes y también cómo era ella misma. Los llevaba puestos todo el tiempo, tratando de pertenecer al grupo y ser una buena chica hasta que decidió escaparse. Ella decidió no esconderse más y tiró los guantes.

Sorprendentemente, Elsa no es la única en la película que lleva guantes. Y uno de los que los tienen es... ¡Hans!

Los llevó durante toda la película, ilustrando que estaba escondiendo su verdadera personalidad y sus intenciones durante todo ese tiempo. El único momento en que se los quita para mostrar su verdadero ser surge cuando revela sus verdaderas intenciones a Anna. Antes de salir de la habitación donde dejó morir a Anna, había vuelto a ponerse los guantes.

6. Olaf es mucho más que un gracioso muñeco de nieve

Anna y Elsa crearon a Olaf juntas cuando eran niñas y este es un símbolo de su amor mutuo y su inocencia. ¡Por eso resulta tan infantil y divertido! Se desmorona cuando Elsa golpea por accidente a Anna con sus poderes poniendo fin a su tiempo juntos.

Toda la canción “¿Quieres construir un muñeco de nieve?” versa sobre cómo Anna quiere recuperar su proximidad a Elsa, y aunque es desgarrador, sabemos que Elsa sí quería ir y construir el muñeco de nieve durante todos estos años: en realidad es lo primero que ella hace cuando se escapa, finalmente, sintiéndose libre para dejarlo ir.

También encontramos un momento muy importante en la película cuando Elsa ve a Olaf en su castillo porque entonces se da cuenta de que puede crear algo muy bueno, divertido y lleno de vida.

7. Incluso los colores tienen su significado y cuentan una historia

Los colores reflejan la situación y la personalidad y sentimientos de los personajes. Por ejemplo, Anna tiene el pelo rojo y generalmente suele llevar colores verdes o “cálidos”, mientras que el pelo de Elsa es muy rubio y siempre lleva tonos de “frío” azul. Las vestimentas de coronación de las hermanas son en realidad los colores nacionales de Arendelle: morado y verde.

Lo que resulta aún más interesante es que el castillo de hielo de Elsa cambia de color atendiendo a su estado de ánimo. Es azul cuando se siente tranquila y feliz, rojo cuando alberga miedo y amarillo cuando le invade el enojo.

8. Detrás de las princesas cantando encontramos cosas más profundas

Sí, la película trata sobre el amor de dos hermanas, pero hay algo más que Frozen nos enseña mientras la trama sucede.

  • Kristoff y Anna nos muestran que encontrar el amor requiere de tiempo y esfuerzo, lo que implica superar las dificultades juntos y mantenerse unidos en los momentos difíciles.

  • A través de Elsa, se observan problemas de salud mental. Durante la coronación, las manos de Elsa tiemblan y, probablemente, ella sufra de trastornos de ansiedad y ataques de pánico. Con el ejemplo positivo de Elsa, que lo hace lo mejor que puede, la película muestra que las personas con trastornos mentales no están “locas”.

  • La película también versa sobre la autoaceptación y lo importante que es ser uno mismo.

Las nuevas olas de excitación por esta historia son inevitables, pero a partir de ahora, podemos verlas desde una perspectiva diferente. Frozen II ya está en la gran pantalla. ¿Qué cosas interesantes y profundas has notado?

Compartir este artículo