Genial
Genial

8 Escenas que se salieron del plan y resultaron de una improvisación

Muchas veces, la escena de una película puede impactarnos tanto que se nos queda grabada en la memoria. Podríamos pensar que las interpretaciones de los actores son tan magistrales que han tenido que ensayar mucho para lograr un momento perfecto en pantalla; sin embargo, para nuestra sorpresa, a veces esas actuaciones surgen de la espontaneidad y resultan ser mejores que lo que estaba en el guion. Aquí algunos ejemplos.

¿Qué tan correcto te parece que los directores suelan guardar secretos a sus actores para obtener fidelidad en las escenas?

1. Los tropiezos de Sandra Bullock en Bird Box

Se ha elogiado mucho la actuación de Sandra Bullock en esta película, y es que siendo una “actriz del método” realmente estuvo con los ojos vendados en más del 50 % de las escenas en pantalla. Esto ocasionó que sus tropiezos fuesen reales. Tanto así que el operador de cámara tenía que estar alerta con una Sandra Bullock tropezando y acercándose peligrosamente a la cámara.

2. La cara de susto de Alan Rickman en Duro de matar

En la mítica película Duro de matar, hay una escena en la que el personaje de Alan Rickman, tan amado y odiado a la vez, cae de una altura considerable. En los ensayos se le dijo al actor que soltarían la cuerda que lo sostendría y que impediría su caída a la cuenta de tres, pero a la hora de filmar solo contaron hasta dos, por lo que la expresión del actor fue de genuino susto, logrando así una reacción muy real.

3. La sorpresa que se llevó Will Ferrell en Elf

Elf es de esas películas que podríamos ver una y otra vez, no solamente en época navideña. Por lo que es una simpática curiosidad que en la escena en la que Buddy está probando las cajas sorpresa, el mecanismo de estas estaba controlado por el director, por lo que el actor Will Ferrell no sabía cuándo saltaría el muñequito, y el mini susto que se llevó fue real.

4. El regreso inesperado de Barbossa en Piratas del Caribe

Hacia el final de la segunda parte de Piratas del Caribe: El cofre de la muerte, está la escena en la que el pirata Barbossa regresa casi de la tumba. Lo que podría parecer un momento muy emotivo en la ficción, lo fue en la realidad, pues los actores no sabían que esto ocurriría, ni siquiera estaba en el guion, por lo que sus expresiones fueron genuinas.

5. La broma a Jennifer Aniston en Friends

En el episodio en el que Ross pide a Rachel que haga de niñera de su hijo, mientras él se ocupa de algunos asuntos laborales, ella, sin saber bien cómo interactuar con el niño, le enseña a hacer bromas. Esto luego ocasiona problemas, pues el niño le juega varias a su padre. Ross no está contento con Rachel por estos trucos que le ha enseñado al pequeño, y termina vengándose al final del episodio.

Ross persigue a Ben fuera del apartamento de Rachel después de descubrir que tiene un cartel en la espalda, ambos corren escaleras arriba al siguiente piso. Rachel los sigue y escucha a Ross gritar y luego lo ve caer en el suelo desde las escaleras. Ella grita y gira en círculos, absolutamente horrorizada, y luego descubre que es solo un muñeco. Ross y Ben bajan las escaleras riéndose, mientras que Rachel está notablemente perturbada. Pero su reacción fue real. Aniston realmente creyó que su coprotagonista se había caído por las escaleras y su reacción no fue actuada.

6. La depilación de Steve Carell

Esta película de comedia, con una premisa bastante cuestionable, logró ser uno de los trabajos más reconocidos de Steve Carrel. De hecho, muchos de nosotros recordamos la escena de la depilación con cera que se hace en el pecho, solo para lucir más atractivo. Bueno, resulta que los gritos del actor fueron muy reales, lo mismo que las reacciones del resto del elenco, pues la depilación también lo fue.

7. El agotamiento de Eleven en Stranger Things

Hacia el final de la temporada tres de Stranger Things, cuando Eleven se enfrenta a un Billy totalmente poseído por el upside down, hay un momento en el que ella, victoriosa pero igualmente devastada, se recuesta sobre el pecho de Mike. Este gesto ocasionó un leve susto entre los jóvenes actores, pues no estaba en el guion, fue una improvisación de Millie Bobby Brown quien estaba tan cansada que por un momento creyó que era buena idea.

8. El emotivo momento entre Daemon y Viserys

En La casa del dragón, la que se ha convertido en una de las series que más ha dado de qué hablar, hay una escena muy emotiva. Viserys hace una entrada inesperada en el salón del trono, durante su larga y cansada caminata por el pasillo es evidente el esfuerzo que realiza y el dolor que le produce dar cada paso, lo que hace muy significativa su decisión de presentarse para apoyar a su hija.

Se podría pensar que fue un momento excepcional de guion, pero en realidad fue producto de la improvisación. Paddy Considine, quien interpretó al rey Viserys, ha revelado en una entrevista que durante la escena se le cayó la corona por accidente y que Matt Smith se acercó rápidamente para recogerla. Ambos actores, en lugar de cortar su interpretación, decidieron continuar, Considine se dejó caer en el trono y Matt le puso la corona en la cabeza, regalándonos un momento épico en pantalla.

Genial/Arte/8 Escenas que se salieron del plan y resultaron de una improvisación
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos