Genial
Genial

9 Historias popularizadas por Disney que comparten un gemelo no tan conocido

Es muy posible que tu primer acercamiento a los cuentos más clásicos que existen haya sido a través de las adaptaciones que hizo Disney a película. Es que todos hemos crecido con una u otra de sus historias como parte de nuestro entretenimiento. Sin embargo, hay versiones menos conocidas que no solo son más peculiares, sino que logran ser más fieles a las historias originales.

En Genial.guru recopilamos algunas de esas películas y las comparamos con las de la productora que nos trajo a Mickey y sus amigos para mostrar algunas de sus diferencias más significativas. Además, al final del artículo puedes encontrar un bono muy especial

1. La sirenita

Si bien esta historia se volvió popular gracias a la película de Disney en 1989, la versión japonesa se estrenó 14 años antes y mantiene el trágico desenlace original. Es que en el cuento del autor danés Hans Christian Andersen, la protagonista muere y deja su cuerpo físico para convertirse en espuma y aire.

Otras diferencias entre ambas adaptaciones se centran en los personajes secundarios: en la versión de Disney, el mejor amigo de Ariel es un pez llamado Flounder, mientras que en la cinta japonesa, Marina (así se llama la sirena) pasa su tiempo con el delfín Fritz. El otro personaje que es representado por un animal distinto es el de Úrsula, que en vez de tener tentáculos, es una raya.

2. Aladino

La adaptación francesa de este cuento milenario, que formó parte de la colección del libro Las mil y una noches, fue producida en 1970. La versión de Disney llegaría a los cines 22 años después para expandir culturalmente la historia del personaje que consigue la preciada lámpara maravillosa.

Uno de los rasgos que diferencia a ambas historias tiene que ver con el villano. En la versión francesa (al igual que en la original) la contra figura del protagonista es un mago egipcio que se hace pasar por el tío de Aladino para obtener su ayuda. En la de Disney, Jafar, el visir real, es quien toma este lugar. El Aladino más popular vive solo en una ciudad llamada Agrabah, mientras que el otro, en un pueblo llamado “Ciudad de las Tres Colinas” junto a su madre.

3. Blancanieves

El cuento original de los hermanos Grimm se publicó en 1812 y se convirtió en la primera película de animación de Disney en 1937. 52 años después se produjo su secuela, llamada El retorno de Blancanieves: Felices para siempre, realizada por otro estudio y con la que comparte algunas características y se distancia en otras.

La mayor diferencia tiene que ver con que los 7 enanitos no aparecen en esta versión por problemas de derecho de autor. Si bien el cuento es de dominio público, los nombres de los enanos fueron creados por Disney. Es por eso que para este film decidieron introducir a 7 nuevos personajes: las 7 duendecillas, primas de los originales.

4. Cenicienta

Se han hecho muchas adaptaciones de este cuento centenario a través de las décadas. Una de las más destacadas es la que lleva de protagonista a Hillary Duff. La más reciente es la versión con Camila Cabello, en la que, si bien se mantienen varias similitudes con la trama de Disney, hay algunos puntos que la muestran más adaptada a este siglo.

Lo primero que puede resaltarse es que, a diferencia de otras producciones, esta Cenicienta es más escéptica ante la idea de casarse, ya que prefiere priorizar su carrera laboral. Lo otro tiene que ver con el hada madrina: esta es la primera película en la que es personalizada como un personaje no binario.

Un último dato curioso: Camilla Cabello también se encargó de la voz de doblaje del personaje en la versión en español.

5. Pinocho

Basadas en la novela de Carlo Collodi de 1883, Las aventuras de Pinocho, estas dos películas se llevan 47 años de diferencia. De hecho, la menos conocida es una especie de secuela de la de Disney.

Esta ocurre un año después de que Pinocho se haya convertido en humano, y comienza en el día de la celebración de su cumpleaños. Allí aparece su hada madrina con un gran regalo: le da vida a un insecto de madera que él mismo había tallado y que sirve para representar su consciencia en la historia (similar al rol que toma Pepe Grillo en la de Disney).

6. Peter Pan

53 años después de la primera película salió la adaptación de Universal. Si bien Disney también iba a participar de la producción de esta cinta, no llegaron a ponerse de acuerdo entre los estudios.

Uno de los datos más curiosos de la segunda es que se revela el nombre de pila del Capitán Garfio. En la puerta de su cabina hay un letrero en el que puede leerse “Capitán Jas. Garfio”. “Jas” es una abreviatura del nombre James, que también aparecía en el libro original. Otro punto que llama la atención tiene que ver con la perra Nana: en la película de acción en vivo, ella es interpretada por tres distintos perros masculinos.

7. Robin Hood

Estas dos películas están basadas en un mito de hace al menos 700 años, del que se han hecho muchísimas adaptaciones. La versión de Disney se estrenó en 1973, mientras que la de Universal lo hizo en 2010.

Las diferencias entre ambas son muy evidentes: si bien las dos tratan de ser fieles a la estructura general, la de Disney es una historia para niños y la de Universal se centra más en el contexto histórico del momento de la era medieval. Por eso es que el estudio del ratón decidió que todos los personajes sean animales. De hecho, no aparece ningún humano en toda la película, algo que no sucedía desde el lanzamiento de Bambi.

8. Rapunzel

Las dos cintas están basadas en un cuento de los hermanos Grimm publicado por primera vez en 1812. En este caso, la primera en salir al público fue la de Barbie en 2002 (aunque no se estrenó en cines) mientras que Enredados se estrenó en 2010.

Lo curioso es que Mattel llevaba tiempo queriendo hacer películas de Barbie encarnando a princesas de cuentos de hadas, pero temía tener un problema legal con Disney por los derechos. Es por eso que decidió ir por esta princesa, que aún no tenía la edición de la otra productora. Irónicamente, Enredados tiene muchas similitudes con esta película, excepto el nombre de la cinta. Al parecer, los ejecutivos de Disney pensaban que si le ponían de título el nombre de la princesa, muchos niños se desalentarían de verla por considerarla una cinta para niñas.

9. La bella y la bestia

20 años separan los lanzamientos de estas dos adaptaciones del cuento de hadas francés de 1740. Y aunque la mayor parte de la trama entre las películas podría sentirse radicalmente diferente (partiendo de que la de Disney sucede en un pueblo de Francia, y la protagonizada por Vanessa Hudgens en Nueva York), hay algunos puntos que esconden las similitudes.

En la mayoría de las versiones de este cuento, el personaje principal femenino lleva por nombre alguna variación de la palabra “belleza”. Y estas cintas no son las excepciones: en la animada ella se llama Bella y en la otra, Lindy (un diminutivo del nombre Linda). En cuanto al personaje principal masculino, este suele ser un príncipe. Esto sucede en la primera de las películas y, en la segunda, se apellida Kingson (que en inglés significa, literalmente, “hijo del rey”).

El cuento en el que se basó Frozen

La primera versión que se pensó sobre esta película estaba basada en el cuento La reina de las nieves del danés Hans Christian Andersen. Aunque la historia fue cambiando a medida que avanzaba la producción, los autores quisieron dejarle un homenaje al autor, llamando a cuatro de sus personajes principales Hans, Kristoff, Anna y Sven (si pronuncias los nombres uno detrás del otro y rápidamente, encontrarás la similitud con el nombre del escritor).

¿Qué película de Disney conociste antes de saber que había sido adaptada de un cuento clásico?

Genial/Arte/9 Historias popularizadas por Disney que comparten un gemelo no tan conocido
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos