Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La historia del director de Hollywood responsable por más de 50 películas cuyo rostro nadie ha visto nunca

La mayoría de las películas del director Alan Smithee fueron un fracaso, pero esto no le impidió producir 26 videos musicales y más de 50 filmes. En sus cintas, a pesar de las críticas devastadoras, actores eminentes de Hollywood como Brad Pitt, Al Pacino y Anthony Hopkins no consideraron vergonzoso actuar en ellas. Y a pesar de su aparente falta de profesionalismo, logró producir algunas verdaderas obras maestras. ¿Cuál es el secreto de la contradicción de este director? Es simple: nunca existió.

Genial.guru decidió investigar la cuestión de quién y para qué se introdujo el hombre fantasma en el mundo del cine, y quién realmente se oculta bajo ese nombre.

“Nacimiento” de Alan Smithee

Toma de la película Death of a Gunfighter.

En 1969, se estrenó la película Death of a Gunfighter. Durante el rodaje, el actor principal, Richard Widmark, se peleó con el director Robert Totten. Como nadie quería perder a la estrella, el director fue removido casi un año después del inicio de la filmación, y se contrató otro para reemplazarlo: Don Siegel. Sin embargo, al final del trabajo, Siegel no quiso poner su nombre en los créditos, ya que Widmark había manipulado sus decisiones.

Robert Totten también se negó a confirmar su autoría en virtud de la película estrenada, explicando que su intención original había sido completamente cambiada. Y así, el Sindicato de Directores de Estados Unidos tomó la decisión de colocar en los créditos el nombre de una persona inexistente.

El nombre Al Smith fue sugerido. Sin embargo, era demasiado simple y común. Así es como apareció Allen Smithee, quien más tarde se convirtió en Alan Smithee (en dos versiones: Allen Smithee o Alan Smithee).

El “director” adquiere popularidad

Contrariamente a lo esperado, la película Death of a Gunfighter recibió calificaciones positivas. El conocido crítico Roger Ebert le dio a la película 3 de 5 estrellas y destacó que el director, Alan Smithee, desconocido para él, “reveló la historia de manera natural” y “no se detuvo en lo obvio”.

Casi de inmediato, se acreditó a Alan con otra película: Fade-In (1968), dirigida por Jud Taylor.

Desde ese momento, los directores e incluso los productores insatisfechos con su trabajo se escondieron detrás del seudónimo “Alan Smithee”. Muchas películas fallidas, varias de las cuales estaban en el género de terror, fueron presentadas con esa firma. Sin embargo, el prolífico “director” tomó audazmente cualquier dirección: comedias, dramas, fantasía, películas de acción, de vaqueros e incluso películas para adultos.

Quién más se ocultó bajo el nombre de Alan Smithee

Michael Mann / William Friedkin.

Entre la enorme cantidad de películas de Alan también hay filmes exitosos. Bajo este seudónimo fueron publicados muchos cortometrajes, los cuales tuvieron que ser ampliados, o por el contrario, recortados para aerolíneas o demostraciones por televisión. Después de los cambios introducidos, estos no se ajustaban por completo con los pensamientos del director y por eso en los créditos era colocado el nombre de Alan Smithee. Así salieron las versiones de la película ¿Conoces a Joe Black?Perfume de mujer del director Martin Brest. La película Hellraiser 4: El Final de la Dinastía Sangrienta reunió una cantidad decente en taquilla en 1996 (el director verdadero fue Kevin Yagher).

Entre los directores que recurrieron al uso del seudónimo hubo bastantes realmente talentosos. La versión fallida Dunas (1984) de David Lynch fue lanzada bajo este nombre. Bajo la fachada de Alan Smithee se lanzaron películas en diferentes momentos de directores como: Paul Bogart, Rod Holcomb y Rick Rosenthal. Para corregir la versión de las películas Fuego contra fuego (1995) y El informante (1999) de Michael Mann, también se utilizó este seudónimo.

Una mayor originalidad fue mostrada por William Friedkin, quien filmó la película La tutora (1990), en la versión redactada para la televisión por cable firmó con el nombre de “Alan Von Smithee”.

Además, productores, guionistas, operadores, editores, directores de clips, cómics, personajes de videojuegos y actores de voz recurrieron a los generosos servicios de Alan.

Ocaso artístico del prolífico director

Así apareció el director Alan Smithee en la película Hollywood al rojo vivo.

El valioso legado artístico del misterioso director comenzó a interesar a muchos aficionados del cine. Ellos comenzaron a construir una versión de quién era realmente Alan Smithee y el mismo nombre se convirtió en sinónimo de una película en la cual algo había salido mal. Las obras cinematográficas lanzadas bajo su dirección, en un principio, se comenzaron a percibir como fallidas y poco interesantes. Algunos directores, a pesar de la prohibición de hablar sobre el uso del pseudónimo, lo discutieron públicamente.

Sin embargo, el golpe final para el director fantasma fue el lanzamiento de la película Hollywood al rojo vivo en 1998. La película fue ejecutada en un estilo de falso documental y hablaron sobre el director Alan Smithee, quien había producido un filme que consideraba un fracaso. A pesar de la participación de tres fuertes actores, Jackie Chan, Whoopi Goldberg y Sylvester Stallone, la película no tuvo éxito (al tener un presupuesto de 10 millones, apenas reunió más de 52 mil USD). Pero la idea de “Alan Smithee” fue revelada y se volvió inútil ocultarse bajo este nombre. Así, hacia el año 2000, la trayectoria artística del director fue interrumpida de una vez y para siempre.

¿Conoces a Joe Black? es una de las mejores películas en cuyos créditos apareció el nombre de Alan Smithee.

¿Qué película de las anteriormente mencionadas has visto? ¿Cuál te gustó más y por qué? Esperamos tu respuesta en los comentarios.

Compartir este artículo